Privatización de CANTV y MOVILNET
Escrito por Enrique González Porras   
Sábado, 21 de Mayo de 2022 00:00

altHabiendo pasado la fecha -el lunes 16 de Mayo- cuando supuestamente se lanzaría la oferta “pública” (?)

de un conjunto de acciones de empresas públicas en el mercado de valores sin éxito, vale la pena plantear algunas reflexiones así como algunas preguntas, que con seguridad eventuales potenciales inversionistas podrían estar haciéndose.

Independientemente de que CANTV ya haya cotizado en la bolsa y que no sea así en el caso de MOVILNET, cabe preguntarse si tiene sentido una venta por separada de dichas empresas de telecomunicaciones.

El tema reviste varias aristas, todas complejas, que asoman la necesidad, incluso antes de cualquier anuncio público de venta, de haber pensado en el modelo de sector, no sólo Telco sino asimismo TIC, que conviene o que pretendería el país.

En este sentido, lo primero que habría que señalar es que hoy día el sector de las telecomunicaciones y de los servicios audiovisuales compite y ofrece sus servicios en un entorno de convergencia tecnológica. Operadores tradicionales de los servicios de telecomunicaciones -proveedores de servicios de voz con vínculo físico- ofrecen servicios audiovisuales, y operadores de servicios audiovisuales tradicionales ofrecen o inician operaciones de conectividad de telecomunicaciones y más precisamente de Internet. En este mismo escenario la demanda se ha transformado y ha pasado de consumir voz en el caso de las telecomunicaciones a consumir datos donde la conectividad por un lado y el contenido por el otro resultan claves. Lo anterior ha implicado un cambio en los patrones de consumo por parte de los usuarios donde la voz por vínculo físico -tanto fija como móvil- han dado paso al consumo de datos y contenidos (vía Plataformas Digitales y Apps). 

En este sentido, la prescindibilidad de los servicios de voz, especialmente fija, así como la necesidad de inversiones en la renovación y el despliegue de nueva tecnología para ofrecer y dar soporte al servicio de Internet ha signado la dinámica competitiva en el sector TIC durante los últimos años a nivel mundial. Adicionalmente, la irrupción de prestadores de servicios OTT sobre protocolo IP constituye un verdadero desafío para los operadores tradicionales que observan en estos nuevos operadores, tanto sustitutos de sus servicios tradicionales como voz por vínculo físico e incluso servicios audiovisuales por vínculo físico por un lado, así como complementarios a la oferta de conectividad que ofrecen las Telco y los prestadores tradicionales de servicios audiovisuales por vínculo físico producto de la demanda creciente de datos por el otro lado.

Dicho lo anterior, en otro orden de ideas, vale la pena destacar que podrían generarse eficiencias, tanto por el lado de la oferta como por el lado de la demanda, producto de la fusión y operación conjunta de CANTV y MOVILNET, que implicarían valor y bienestar tanto para el oferente integrado como para los clientes y/o usuarios. Por el lado de la oferta, pueden explotarse economías de escala, economías de alcance, sinergias operativas, amortización de costos comunes y conjuntos, pueden diseñarse estrategias de Pricing basadas en valor -por ejemplo, empaquetamientos del tipo doble, triple e incluso cuádrupleplay- etc., mientras que por el lado de la demanda pueden percibirse ahorros de costos de búsqueda y costos transaccionales en la medida que un operador le implique a los usuarios un One-Stop-Shop.

Destáquese que las eficiencias por el lado de la oferta -por ejemplo y especialmente aquellas derivadas de estrategias competitivas de Pricing- así como los incentivos en generar eficiencias e innovaciones en favor de los consumidores que luego parcialmente serían capturadas vía la oferta comercial, exige que la propiedad del operador sea privada. Ya lo hemos asomado en artículos anteriores, los incentivos a invertir en CANTV y MOVILNET radicarían en una gestión privada eficiente y competitiva de dichas empresas, lo que hace pensar que una oferta parcial de las acciones de las empresas que no suponga cierta soberanía sobre la directiva y la gerencia de las operaciones no implica ningún atractivo para inversionistas privados serios.

Lo anterior podría suponer que el valor de una empresa única CANTV/MOVILNET resulte superior a la suma de la partes vendidas individual e independientemente.

En la medida que el valor de una empresa única resulte superior, mayor podrían ser los ingresos extraordinarios que el Estado venezolano percibiría por su venta -también dependerá del mecanismo de venta, colocación o subasta que se utilice, tema nada menor y que requiere asimismo todo un diseño eficiente para evitar pérdida de captura de valor en favor del Estado venezolano-.

Las eficiencias derivadas de una operación conjunta puede imprimir competencia al mercado de las telecomunicaciones en Venezuela. Esto supone que el marco normativo basado en un régimen de concurrencia se encuentre vigente -de hecho y de derecho-, implicando absoluta libertad tarifaria por un lado, y complementado con los institutos jurídicos en materia de defensa de la competencia por el otro lado.

Si bien dicha venta conjunta podría generar eficiencia por un lado, sin embargo, por el otro lado también puede implicar algunos riesgos, para un Estado Benevolente que pretenda maximizar el bienestar social (que pretenda maximizar no solo el valor de la venta de las acciones de las empresas en manos del Estado sino el bienestar social producto del funcionamiento eficiente de los mercados, tema nada menor que exige igualmente un minucioso análisis económico). Aún así dichos riesgos pueden ser encarados sin sacrificar los beneficios asociados.

En específico, cuando en los distintos países a nivel mundial, generalmente alrededor de los años ochenta e inicios de los años noventa, se privatizaron los operadores públicos de telecomunicaciones, se diseñaron regulaciones sectoriales -en ocasiones con normas asimétricas- complementadas con regulaciones de competencia para garantizar la transición hacia la competencia y evitar eventuales abusos de posiciones de dominio por parte del Incumbente recien privatizado en contra de nuevos operadores. Venezuela no fue la excepción y transitó por este proceso al inicio de los años noventa.

Cabría preguntarse no solo a la luz de la anunciada privatización sino respecto al entorno de convergencia tecnológica del sector TIC si nuestro marco normativo requiere ser revisado -así como el referido a la defensa de la competencia- y si contamos con instituciones regulatorias robustas que eviten los eventuales riesgos asociados a una venta de CANTV/MOVILNET.

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com