Mario Vargas Llosa: "Me importa mucho que el Perú no vuelva a tener una dictadura"
Escrito por Fuente Externa   
Miércoles, 20 de Mayo de 2009 13:13

(Pedro Escribano) El Partido Socialista Unido de Venezuela, proclive a Hugo Chávez, ha advertido que lo expulsará si usted, en su próximo viaje a Caracas, trata de desprestigiar al gobierno venezolano.

Yo espero que no sea así. Venezuela siempre ha sido un país muy hospitalario y espero que lo siga siendo. Estamos yendo a una reunión donde se van a exponer y discutir ideas. Nadie está yendo con ánimo terrorista ni mucho menos. Lo que habrá es básicamente una exposición intelectual y estoy  seguro de que eso no tiene por qué asustar a nadie.

Ellos dicen que lo expulsarían si usted critica al gobierno de Hugo Chávez


Bueno, yo tengo mis ideas y mis ideas yo las expongo con toda libertad donde esté. Siempre las expongo, además, con decoro; y desde luego que lo voy a hacer en Venezuela también. Estoy invitado por venezolanos, con una institución con la que tengo una relación muy antigua y que me parece admirable porque defiende, justamente, las mismas ideas que defiendo yo: la democracia, la libertad, la coexistencia pacífica, de rechazo de toda forma de violencia en las relaciones humanas y en la actividad política. Y esas ideas creo que son ideas respetables en cualquier país, incluido Venezuela.

Es decir, usted no se corre ante esa advertencia

No. Es una advertencia hecha, supongo, en medio de la candela política.  No sé ni siquiera quién la ha hecho. He visto el cable, pero no le he dado mayor importancia.

El título Sables y utopías resume la fuerza, la dictadura, la violencia y los sueños…


El sueño, pues, tiene sesgos diferentes. Hay sueños positivos, benignos, bienhechores que, creo, son los que se expresan en la literatura, en las artes. Hay sueños políticos benignos, idealistas, generosos, pero también hay sueños malignos: hay sueños violentistas, autoritarios, racistas, intolerantes en materia política, religiosa. Todos esos son temas que aparecen en el libro, por eso el título es una buena carta de identidad para esa colección de ensayos. Quisiera, de todas maneras, señalar que esta selección es hecha por Carlos Granés, un ensayista colombiano que conoce muy bien mi obra. Los textos aparecen tal como fueron publicados, por eso muestran una evolución de mi pensamiento.

Por ejemplo, la carta abierta que dirige a Juan Velasco Alvarado. Por allí queda ese amorcillo por la revolución de las Fuerzas Armadas


Digamos que por la idea de las reformas sociales, pero desde luego son reformas que muy poco tiempo después, precisamente por el fracaso clamoroso que tuvieron, me llevaron a revisar ese tipo de supuestas reformas liberadoras como la reforma agraria. En fin, el libro me parece que muestra con bastante claridad la evolución de un pensamiento social y político, más que literario.

Esta tarea de compartir el oficio de escritor con el personaje público de opinar en política, ¿no le fatiga?


A ratos me fatiga pero, digamos, no podría hacer otra cosa. Yo soy así. No soy el tipo de escritor que se va a encerrar en su escritorio y va a olvidarse del mundo circundante. Hay escritores que lo hacen, pero no es mi caso. Yo necesito estar involucrado de lo que ocurre a mi alrededor. Aunque la literatura es lo más importante para mí, yo no puedo disociar la literatura de una cierta intervención en la vida pública, en el debate de ideas. A mí me preocupa mucho lo que va a pasar con el Perú. Me importa mucho que el Perú no vuelva a tener una dictadura. Me importa mucho que mejore la vida de los peruanos. Quisiera, antes de morirme, ver a mi país realmente enrumbado en la buena dirección. Bueno, si esas cosas me importan, es imprescindible que yo de alguna manera participe. Por eso hago periodismo, por eso intervengo en actividades públicas; pero lo fundamental para mí sigue siendo la literatura desde luego.

En el libro habla del nacionalismo. ¿El nacionalismo contraataca cíclicamente?

El nacionalismo es una peste. Es una peste del siglo XX. El nacionalismo provocó las dos peores catástrofes de la historia de la humanidad, que son las dos guerras mundiales; y en América Latina  ha sido una fuente de desastres. Ha llenado de sangre la historia de América Latina; la ha llenado, además, de armas. Es el gran pretexto para que los países gasten los recursos que deberían gastar en educación, en salud, en infraestructura, comprando bombas y aviones. Cada vez vemos cómo resucita esa mentalidad nacionalista estrecha que si es absurda en cualquier parte, lo es más en un continente como el nuestro, donde los denominadores comunes son infinitamente que las diferencias y divergencias.

¿Por qué combate el nacionalismo?

Yo lo combato desde muy joven porque creo que en eso siempre he mantenido una constancia. Nos ha hecho un inmenso daño y nos sigue haciendo muchísimo daño. Es, por desgracia, un problema que se da en toda América Latina. Europa, que ha sido un continente ensangrentado por el nacionalismo, ha conseguido romper esos viejos prejuicios, unirse. Los enemigos de siempre se han unido y ahora trabajan juntos, y van desapareciendo las fronteras entre ellos. Ese es el ejemplo que nosotros tendríamos que seguir. Entender que los grandes problemas que tenemos no son los países vecinos, sino el hambre, la pobreza, el atraso, la falta de educación, la falta de salud. Esos son los grandes enemigos.

¿Cómo explica que a propósitos de elecciones democráticas surgen dictaduras?

En algunos casos por la ignorancia y en otros casos por la inmadurez política de los países. ¿A ti no te parece absolutamente extraordinario que la hija de un dictador que acaba de ser condenado a 25 años de cárcel por crímenes contra los derechos humanos, que ha saqueado al país en actos flagrantes de inmoralidad pública sea la candidata que tiene más chances según las encuestas de opinión? Eso revela unos niveles de inmadurez políticas terribles. Por eso creo que las personas, digamos, más lúcidas tendrían la obligación de participar en debate cívicos para impedir que la pasión, la frustración, el resentimiento lleven al Perú una vez más a los desastres que han sido todas la dictaduras en nuestra historia, sin una sola excepción.

¿Cómo ve el Perú actual?

Creo que el Perú está bien enrumbado ahora, tenemos periodos buenos de crecimiento económico. La democracia está funcionando, las instituciones están funcionando... de una manera imperfecta, por supuesto, pero ahí están. Sería monstruoso que retrocediéramos una vez porque ya sabemos que los retrocesos traen catástrofes que no solo son económicas, sino son políticas, morales. Creo que es muy importante que el Perú no retroceda una vez más.

Hablando de vecinos, ¿Perú ha hecho bien en llevar el problema limítrofe con Chile a la Corte Interamericana?


Perú ha hecho muy bien. Esa es la manera civilizada, pacífica, democrática de resolver los conflictos internacionales cuando no se pueden resolver a través de una negociación. Lo ideal es que se resuelvan a través de una negociación bilateral, pero si no ha sido posible, el método pacífico es éste, recurrir a una instancia que los dos países respetan y van a acatar, pues eso desarmará la excitación, la demagogia en la que siempre el nacionalismo trata de sacar provecho.

¿Qué debemos hacer?

No debemos dejar que esta confrontación prospere, porque solo puede traer perjuicios a los países implicados. No podemos gastar todo nuestro presupuesto comprando armas. Eso es un disparate. Eso hay que denunciarlo como algo que sería inmensamente perjudicial para el Perú. Y Chile tampoco debe gastar como está gastando en armas. Esa es una gran insensatez y solo puede favorecer a quienes están interesados en utilizar la carta de nacionalismo por intereses políticos o sectoriales. Lo que debemos hacer, más bien, es trabajar por un desarme progresivo de nuestros países para poder, en colaboración, invertir los recursos que tenemos en derrotar el subdesarrollo.

¿Es eso posible?

Sí, es algo perfectamente posible entre países democráticos; y hoy  tenemos países democráticos, por lo menos en Chile y en Perú. De Bolivia no se puede decir que sea muy democrático. Digamos que es una democracia bastante imperfecta por desgracia, pero aún lo sigue siendo, de modo muy primario. Pues si es así, hay que utilizar los recursos de la democracia para eliminar de una vez por todas las secuelas de esa trágica guerra.

Cree en un retorno de Alejandro Toledo?


Sí, creo que Toledo será un candidato importante, estará entre los candidatos principales sin ninguna duda. Me parece que él ha dejado de todas maneras una base de popularidad. Hoy se reconoce que, hechas las sumas y las restas, su gobierno fue un gobierno bastante positivo. El Perú se enrumbó en una dirección que mantiene afortunadamente este gobierno, de tal manera que sí, Toledo va a ser un candidato importante.

“Ojalá que Gastón Acurio entrara a la vida política”

El reconocido chef Gastón Acurio acaba de declarar que ser de izquierda es un deber moral en el Perú. ¿Se está incubando un posible líder outsider?


Bueno, él es un empresario extraordinario, aparte de ser un gran cocinero, un gran chef. Estoy seguro de que si se lanza a la actividad  política, tendrá éxito. Es joven, un realizador, una persona que tiene gran capacidad de trabajo, tiene talento. No me extraña que Acción Popular quiera convertirlo en su candidato,

¿Usted cree que cuenta con sus buenos vientos?

Ojalá él entrara a la vida política. Alguien como Gastón Acurio, estoy seguro de que atraería muchos jóvenes por la imagen que tiene de hombre exitoso, realizador.

¿Por qué?

Porque es un hombre, además, que se ha hecho por sí mismo y ha mostrado, por una parte, un gran talento en su oficio y al mismo tiempo sabe administrar muy bien su propio talento. Es decir, es una imagen que podría ser una imagen exitosa en el campo de la política.


Chavistas no lo quieren en Venezuela

El dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) David Medina advirtió que el presidente venezolano Hugo Chávez podría expulsar de ese país al escritor Mario Vargas Llosa si este critica al régimen, cuando la próxima semana participe en un debate sobre libertad y democracia en Caracas.

Vargas Llosa participará en el coloquio “El desafío latinoamericano: libertad, democracia, propiedad y combate a la pobreza”, que realizará el Centro Liberal de Estudios de la Economía el 28 y 29 de mayo. También participarán Jorge Quiroga, Jorge Castañeda, Álvaro Vargas Llosa y Plinio Apuleyo Mendoza.

“Queremos advertir a estos intelectuales que están próximos a venir al país. Estas personas vienen a provocar, a armar un escándalo, y de alguna manera quieren integrarse a una campaña de desprestigio por el asunto de la libertad de expresión”, declaró Medina. Agregó que si por eso Chávez decide expulsarlos, ellos apoyarán la medida. (Edición impresa La República)

 

Fuente: La República (Perú)


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Jueves, 21 de Mayo de 2009 15:31
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com