La burbuja política venezolana
Escrito por Leandro Rodríguez Linárez | @leandrotango   
Martes, 18 de Enero de 2022 05:49

altMucho se habla de la burbuja económica en el país, la intempestiva inyección de ingentes cantidades de divisas

en el comercio venezolano que promueven la proliferación de bodegones, bingos, ventas de autos, farmacias, etc. sin que se sepa el origen de esos fondos. Aunque el régimen diga lo contrario, avivan la inflación, continúa su indetenible rumbo en un país totalmente improductivo, sin control, sin banco central.

Así, la política también atraviesa su peor momento. El régimen ha edificado una oposición falsa, la inefable “Alianza Democrática”, cuya misión es atacar al interinato, las sanciones y participar electoreramente en cada “elección” desde que el chavismo fuera castigado/desconocido por la comunidad internacional como consecuencia de haber fracturado el hilo constitucional y democrático. El régimen premia a sus aliados con prebendas, como alcaldías y gobernaciones que, al final de cuentas, el castrismo venezolano continúa controlando.

Lo propio ocurre con los famosos diálogos, desde 2001 éstos han servido únicamente para que los líderes del socialismo del SXXI superen coyunturas especialmente críticas. Los faraónicos esfuerzos y sacrificios de los venezolanos, que incluyen vidas humanas, han sido traicionados por posteriores diálogos y elecciones donde el régimen siempre obtiene lo que planifica.

Hoy en Venezuela no hay política, pues la realidad se encuentra muy alejada de su práctica, solo prevalece el régimen castrista por encima de todo, por encima del interés nacional. Las prioridades del chavismo se imponen a trocha y mocha, por eso Barina ha dejado un inmenso despecho en el alma de los demócratas venezolanos, Garrido en lugar de encabezar la lucha por nuestra segunda independencia ha decidido reconocer a Maduro, decisión inútil ya que de igual forma fue impuesto un protector y han despojado a la gobernación de facultades, competencias y recursos constitucionales. La gran interrogante ¿Garrido hubiese ganado sí en campaña hubiese dicho reconocería a Maduro? Pues no.

Sencillamente, el país no obtendrá jamás resultados favorables mientras se continúe fingiendo una normalidad inexistente, mientras se continúe efectuando sacrilegios con instituciones democráticas como el voto, diálogos, presuntos acuerdos. Mientras la política se siga forzando innaturalmente a esos terrenos Venezuela día a día empeorará irremediablemente.

La violencia institucionalizada es el sustento del chavismo, controla a real placer las instituciones, armas y recursos del Estado, mantiene cautiva a una población pacífica, amante de la paz, que aún no supera la traición a sus dolorosos esfuerzos.

Asimismo, el chavismo oxigena su retención en el poder a través de sus aliados internacionales, todos regímenes antidemocráticos como la altisonante Rusia, la discreta China, la irreverente Turquía, la inhumana Cuba, entre otros.  

Hoy la luz de la libertad se encuentra casi extinta, a nivel de milagro, por tal motivo el éxodo de venezolanos se acentúa, alternativa que día a día se complica ante la imposición de visas y férreos controles contra los venezolanos por parte de una comunidad internacional no preparada para asumir la inmensa cantidad de inmigrantes, sobre todo, cuando el virus chino trastabilló las economías del planeta.

Sin embargo, así como pudo haber sido Barinas, la retención del poder del chavismo es en extremo inestable, temeroso de episodios sobrevenidos, más es lo que teme que lo que lo hace fuerte. Internamente en el país es amo y señor, internacionalmente no. En similar fórmula, no proporcional, se encuentra el cuestionado interinato de Juan Guaidó, inútil dentro de Venezuela, pero con importante influencia fuera de nuestras fronteras. Sí algo tiene certidumbre en Venezuela es la incertidumbre. 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com