Del procedimiento parlamentario y Monómeros
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 05 de Julio de 2021 00:00

altA quienes nos inquieta la materia, evidentemente el parlamento (y el parlamentarismo) del XXI,

es inferior al del siglo anterior. Y no lo deducimos sólo por el modelo unicameral en curso, sino por la dudosa calidad del liderazgo político que lo explica, o la creciente desespecialización de las fuentes que lo atienden,  con las honrosas excepciones del caso, entre otros aspectos.

Por tercera semana consecutiva, a través del diputado José Luis Pirela, la Fracción Parlamentaria 16 de Julio, ha planteado el ya consabido asunto de Monómeros, aportando nuevos elementos para la debída investigación. Ésta, una elemental providencia, dado que hay los suficientes y fundados indicios para ello, no se ha (re) abierto, a pesar de la solicitud recientemente hecha a la Asamblea Nacional.

La Comisión Delegada puede rechazar o aprobar la moción, mas no debe evadirla o silenciarla. Recordemos que, en el viejo Congreso de la República, al menos, la comisión permanente correspondiente, o las cámaras que la recibieran,  acogían o desechaban una petición semejante y, frecuentemente, por minorítaria o solitaria que fuese la voz demandante, varias veces, presidía una comisión especial, como ocurrió con el diputado Gonzalo Pérez Hernández, entre los ’80 y ’90 del ‘XX, por ejemplo.

En la bancada de la 16-J, no se sabe todavía del informe conclusivo de la averiguación abierta, en la Comisión de Contraloría, a la gestión de la empresa venezolana con sede en Colombia, lo cual aconseja con mayor razón la conformación de una Comisión Especial. Hay novedades que atender y mal puede decirse de las actuales y difíciles circunstancias para afrontar el caso, cuando lo hacemos con otros de  un abierto y peligroso talante político.

Convengamos, una adecuada interpretación constitucional y reglamentaria de las competencias o atribuciones confiadas a los diputados, permite que uno o varios de ellos, para el cabal desempeño de sus funciones, requieran de la voluntaria cooperación de la ciudadanía que no implica, por cierto, una ley como la de Comparecencia u otras normas que digan del desacato, término empleado en  su más limpia y genuina acepción. Por ello, a título personal, estimamos que todo grupo de trabajo o fracción,  cuando lo juzgue conveniente, puede celebrar sendas audiencias públicas de asistencia ciudadana potestativa, a objeto de ventilar aquellos problemas de interés de la nación, por lo que bien pueden invitar a la directiva del sindicato de trabajadores de Monómeros para que acudan y aporten las denuncias y los elementos  públicamente enunciados. 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Lunes, 05 de Julio de 2021 05:46
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Related Items

Videos



opiniónynoticias.com