El señor de los anillos
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 06 de Febrero de 2018 00:02

altEl rigor de la “Order 2018” se explica por razones de seguridad de estado, ya que aparentemente han apresado a miembros del Hezbolah, con pasaportes venezolanos

Introducción 

Rex Tillerson es el Secretario de Estado de los Estados Unidos, es el segundo a bordo dentro de la nomenclatura de poder de los E.U. Por lo tanto, no es cualquier funcionario que se dispone a una gira por América Latina. Su agenda parece que la domina un solo punto: Venezuela.  Los países a visitar son: México, Argentina, Perú, Colombia y  Jamaica. Algo curioso, antes de comenzar su gira, visitó la Universidad de Texas en Austin, (en la cual estudió y egresó como ingeniero) quien organizó el evento bajo el nombre ‘’ Clements Center of National Security y al Robert Strauss Center for International Security and Law, donde desarrolló  en un discurso el  ‘’estado del arte’’ de la situación política de Latinoamérica, su relación y el  papel de  los Estados Unidos. Un comienzo académico nada improvisado.

El Grupo de Lima y el mensaje a Caricom

Los países a  visitar pertenecen al llamado Grupo de Lima, el cual ha mantenido una posición crítica al gobierno venezolano, en materia de derechos humanos, democracia, libertades públicas y situación alimentaria.

Esta gira tiene las siguientes  características: No tiene el dominio de un objetivo económico  y tiene todo el viso de una gira política. La razón es una; Venezuela se ha convertido en un problema geopolítico y en seguridad de estado para los Estados Unidos. Hay temas que preocupa al gobierno de Trump, como la penetración económica y política de Rusia y China en América Latina y el apoyo económico y militar brindado por aquellos al gobierno venezolano.

El interés económico deja de ser la prioridad porque los Estados Unidos ya están produciendo sobre los 10 millones de barriles de petróleo diario, las exportaciones de Venezuela a ese país han disminuido en los últimos meses en unos 200 mil barriles diarios y por lo demás, las sanciones económicas del gobierno de Trump, impiden hacer negocios con nuestro país.

Culmina su gira con la visita a Jamaica, miembro importante del Caricom, y quien ha sido invitada a la próxima reunión de la Cumbre de las Américas en Lima y su posición puede ser determinante ante los miembros de la Comunidad del Caribe.

Las sanciones del Reino Unido y de la Unión Europea

Otro hecho político a considerar lo constituye las decisiones tomadas por el Reino Unido 2018-Order N° 108-CUSTOMS-The Export Control (Venezuela Sanctions) Order 2018, al sumarse a las decisiones del Consejo de la Unión Europea acordadas el 13 de noviembre 2017 y coordinar la aplicación de sanciones contra Venezuela. El Reino Unido puntualiza en la Parte 2 de la Orden citada, el alcance de las medidas que prohíbe: asistencia técnica, venta o transferencia de bienes, servicios, equipos, financiamiento, servicios y tecnología  de telecomunicaciones para intercepción y monitoreo de internet que beneficien al gobierno venezolano, y en especial a la dotación de armas y material que pueda utilizarse en la represión contra el pueblo venezolano. 

Igualmente la Orden prohíbe a cualquier ciudadano o empresa británica, en cualquier parte del mundo, y a cualquier de sus residentes, tener relaciones comerciales o financieras con el gobierno venezolano, en todo lo referente a lo incluido en la lista emanada por la Unión Europea.   

No olvidemos que las sanciones acordadas por la  Unión Europea son aplicables a los 28 países que la conforman, incluyendo al Reino Unido, éste a su vez está formado por cuatro (4) países: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Además debemos incluir a los 14 territorios de ultramar, algunos en el Caribe,  en los cuales el Reino Unido se encarga de su resguardo,  política exterior y  sus  decisiones geopolíticas son de aplicación y fiel cumplimiento en sus territorios.

El rigor de la “Order 2018” se explica por razones de seguridad de estado, ya que aparentemente han apresado a miembros del Hezbolah, con pasaportes venezolanos y han sido víctimas de  varios atentados en sus territorios. Cobra más importancia, cuando el Reino Unido desarrolla su Brexit de la Unión Europea (a la cual aún pertenece) lo cual evidencia que el “poder mundial”, discute, negocia y se entiende cuando se trata de la seguridad del capitalismo y de la cultura occidental.

Canadá

Estas sanciones sumadas a las emanadas por el gobierno canadiense en noviembre de 2017, en la cual responsabilizan a 18 funcionarios del gobierno venezolano, incluyendo al presidente, por violaciones de los derechos humanos y corrupción, dibujan todo un anillo político económico dirigido a presionar aún más a Venezuela.

Conclusiones

El presidente Trump necesita un triunfo político internacional, que lo apuntale a lo interno de su país y su influencia en América Latina.

América Latina a pesar de los esfuerzos de algunos gobiernos, se ha convertido en una caterva de países, los cuales son dominados por la corrupción, la droga y la violación de los derechos humanos. La ingobernabilidad toma fuerza en la región, el estado de derecho es frágil, La institucionalidad se ve resquebrajada,  organizaciones populistas y autoritarias asumen el poder retrocediendo a etapas que se creían superadas.

Los grupos terroristas han encontrado en Latinoamérica, la complacencia y complicidad necesaria para el financiamiento, lavado de dinero, lavado de identidades y refugios de células subversivas poniendo en peligro la sociedad occidental.

La penetración China-Rusa en toda América es un reto a la política estadounidense, que ve minada su influencia en el continente, así como menguado su mercado.

A lo anterior se suma el apoyo de ambos países a gobiernos autoritarios en materia económica, militar y de proveedor de armamento para la represión de la sociedad civil.

Trump quiere demostrar lo equivocado y complaciente que fue la política exterior demócrata frente a regímenes como Cuba, Venezuela, el anterior Ecuador, la permisividad con la Argentina de Kirchner y el Brasil de Lula.

Esta gira de Tillerson persigue coordinar con el Grupo de Lima la próxima agenda de la Cumbre de las Américas que se celebrará en Abril de este año en el Perú.

La visita agendada a Jamaica, quien asistirá a la Cumbre en Abril, y es miembro pleno del Caricom, tratará el tema Venezuela hacia los países del Caribe. No olvidemos las declaraciones del entonces presidente del Caricom, Freundel Stuart y primer ministro de Barbados quien declaró: “Caricom respalda fuertemente a Guyana…” en su disputa con Venezuela. Esto es de tanta importancia, ignorada por los principales actores de nuestro país, más aún cuando nuestro diferendo con Guyana va a la Corte Internacional.

Que Venezuela sea el objetivo principal de una gira del 2° hombre en el gobierno norteamericano, que haya convertido en un mantra la situación del país, al cual dedicó parte importante en su intervención de la cual extraemos algunas afirmaciones “…restaurar el orden democrático…nuestras asociaciones de seguridad se extienden más allá de nuestra frontera sur o la frontera sur de México…Nuestra posición no ha cambiado. Instamos a Venezuela a que vuelva a su constitución, a que vuelva a elecciones libres, abiertas y democráticas, y que permita que el pueblo de Venezuela tenga voz en su gobierno. Continuaremos presionando al régimen para que regrese al proceso democrático que convirtió a Venezuela en un gran país en el pasado.…” (Tomado del discurso pronunciado en la Universidad de Texas, Austin) Esto no es cualquier cosa y desde hace mucho tiempo no se veía una política exterior norteamericana hacia un país y la región, que se viene tejiendo con fe de carbonario.  

alt     



blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com