La hambruna como política pública
Escrito por Iván R. Méndez | @ivanxcaracas   
Sábado, 04 de Junio de 2016 09:41

alt“El gran salto adelante” del gobierno comunista chino devino en hambruna entre 1958 y 1961. Según cálculos oficiales murieron de hambre 15.000.000 de personas, mientras que algunos investigadores aseguran que sobrepasaron las 36 millones.

El alerta de ese genocidio para los venezolanos es que el gobierno chino alegó que fue culpa de los desastres naturales y de “algunos” errores de planificación. Actualmente, los historiadores aseveran que el hambre se detonó al crear comunas que tenían la misión de distribuir la comida y se prohibió el cultivo privado.

En Venezuela, el gobierno de Hugo Chávez abrió la brecha para la futura  generación de hambre como política pública. Su administración promovió los ataques a las empresas privadas productoras de alimentos (de corporaciones a empresas medianas) como  eje central de su discurso populista. La metástasis del Estado bajo Chávez impulsó la confiscación de fabricantes y de cadenas de distribución, que reemplazó con  Mercal y Bicentenario hoy degradados  a centros de acopio.

El gran salto hacia el hambre lo da Nicolás Maduro, al desplegar cuatro estrategias que, pasado un trienio de su llegada al poder, son la fuente de protestas y saqueos en toda Venezuela:

  • Creación de inflación con sus erráticas políticas económicas (el Fondo Monetario Internacional la estima en 500% para 2016 y 1600% para el 2017).

  • Asediar a las  corporaciones productoras de alimentos que aún operaban en Venezuela: Nestlé, Gruma, General Mills y Polar.

  • Impulsar  la escasez al monopolizar los productos regulados (pollo, arroz, leche,  azúcar, caraotas, aceite comestible, etc.), calculados a Bs.10/dólar versus el mercado negro (bachaqueo) calculado a Bs.1.000/dólar.

  • Fomentar la discriminación, primero por clases sociales y actualmente por pertenencia al partido-estado PSUV al darle a los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP), la potestad de comercializar (con jugosas ganancias) las bolsas de productos regulados.

 En su proyecto “Hambre Cero” (2012), la ONU indica:

“Eliminar el hambre implica inversiones en agricultura, desarrollo rural, trabajo decente, protección social e igualdad de oportunidades”.

alt

Las estrategias del régimen de Maduro van a contracorriente de las recomendaciones del  ente internacional y no es desatinado indicar que Venezuela, a pesar de ser un país petrolero, está confrontando el inicio de una hambruna, definida en Wikipedia como “una situación que se da cuando un país o zona geográfica no posee suficientes alimentos y recursos para proveer de alimentos a la población, elevando la tasa de mortalidad debido al hambre y a la desnutrición.”

El hambre, en las calles, es un combustible que se enciende con cualquier variación emocional de su portador (indignación, furia, frustración). En los últimos meses se han estado produciendo saqueos de supermercados, de camiones (y hasta embarcaciones) que transportan alimentos y protestas callejeras en todo el país.

¿La respuesta del régimen? Crear los CLAP y sacar a la calle a sus grupos paramilitares (que denominan colectivos) para que repriman, asalten y abran el paso a los entes de orden oficiales (Guardia Nacional, Policía Nacional) encargados de llevar a la cárcel a los líderes de las protestas.

Mientras tanto, el hambre escala y son cotidianos los relatos de personas que hacen sólo dos comidas (secretarias, motorizados, maestros, ancianos pensionados)  y, la mayoría de las veces, una comida al día. La distancia del hambre depende de cuánto dinero se gana por encima del salario mínimo mensual (US$ 33) y de la suerte de comprar los productos a precio regulado (que implica colas de seis a 12 horas)  o en el mercado negro,  calculado a precio internacional o superior.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 


Ilustración de Weil, visita su sitio weil.com.ve


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Sábado, 04 de Junio de 2016 10:14
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Related Items

Videos



opiniónynoticias.com