Empleo, trabajo y helados
Escrito por Carolina Jaimes Branger   
Lunes, 27 de Julio de 2009 08:01

Encuentro que es cada vez más frecuente el número de personas que tienen un empleo pero que no trabajan. Creen que los empleos les dan derecho a cobrar sueldo, independientemente de su desempeño. Asumen que para tener y mantener un empleo no es necesario trabajar.

Hace una semana fui a conocer un nuevo centro comercial. En el piso superior había una heladería, con helados cremosos y tentadores. Un local pequeño, muy bien montado, con cinco dependientas -demasiadas para el tamaño del local, pero insuficientes a la hora de atender al público, ya verán por qué:


"Señorita, por favor"... Sin respuesta de ninguna de las cinco, quienes involucradas en amenísima conversación ni se dignaron a verme. "Señorita, por favor". Nada. A la tercera vez, una de ellas, con mohín de disgusto, se acercó. "Quiero probar el helado de limón, por favor". Con un gesto de abierto desagrado introdujo la paletica en el bol de helado y sin verme, pues seguía conversando, estiró el brazo para dármela. Cuando yo tomé la paletica, se reincorporó al grupo de conversación. Mi compañero le pidió que lo dejara probar el helado de coco. Si le hubiera mentado la madre no hubiera reaccionado tan airada. Yo le pregunté cuántas bolitas de helado tenía una barquilla y me respondió de muy mala manera, que dos. Le pedí que me dejara probar el helado de pistacho, y repitió la conducta de la primera paletica. Y aunque los helados eran de primera, decidimos que con un trato tan hostil no comeríamos allí, y así se los hice saber.

Bajamos al piso inferior, donde había otra heladería. Los dependientes eran tres mujeres y un hombre que fungía de cajero. Déjà vu la escena: "Señorita, por favor"... "señorita". Nada. Mi pareja las llamó en un tono más fuerte, y una se acercó. "¿Y ella no los está atendiendo?", preguntó señalando a una compañera. "No. Quiero un helado de ron pasa, por favor". "¿Tiene el tique?". "¿Dónde compro el tique?". "Ahí," señaló con la boca. La caja estaba vacía. "¿Y el cajero dónde está?". "Fue a buscar servilletas, ya va". ¡El único que estaba "trabajando" había ido a buscar servilletas! En ese punto, las ganas de tomar helado se nos habían pasado a causa del pésimo servicio.

¿Cómo avanzamos si los empleados están convencidos de que para tener un empleo no hace falta trabajar? ¿Cómo prospera un país en el que el servicio al público es cada vez peor?


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com