Eduardo Mendoza Goiticoa
Escrito por Diana Mayoral   
Lunes, 31 de Agosto de 2009 20:05

altAnte todo, y para los que estuvieron mas cerca de él, pido perdón por lo que pudieran considerar una intromisión, pero lejos de querer entrometerte quiero explicarles que lo que compartí con ustedes ese día fue tan maravilloso que hay que hacerlo llegar a otras personas para que la obra y mensaje de esta gran persona se conozca.
La ventaja de la visón retrospectiva es que nos permite ver lo que ya paso y poder crearnos juicios y opiniones de esa visión que no podemos tener mientras la estamos viviendo.


Tuve el privilegio de asistir a la despedida que se hizo de este gran hombre y ver en retrospectiva a la vez que vivía lo que iba pasando lo que fue su vida. Y vi  su vida a través de sus frutos. Frutos que hablan de grandeza, y de admiración hacia la persona a la que se rinde homenaje y que a la vez son fruto y admiración de él mismo.


En una oportunidad que nos encontramos y mientras nos poníamos al tanto el uno del otro nos contaba que ahora se dedicaba a sus nietos y nos relataba un poquito de la vida de cada uno y nos decía con un orgullo que se desbordaba y que no cabía dentro de su cuerpo que uno de sus nietos era Político y que había llegado a ser alcalde! Como no saberlo! Pero oírlo como quien narra las grandes hazañas de los gladiadores fue mas que reconfortante. Tal vez vio en ese nieto una parte de el que se exponenciaba ya que aunque fue uno de los mas jóvenes ministros que ha tenido este país, nunca persiguió la carrera política. Ese orgullo que compartió lo vi reflejado como un boomerang en sus nietos mientras hablan de él en su despedida. 


Les agradezco a los que nos contaron como fue su despedida y su vida porque nos hicieron participes de esas intimidades que son tan grandes que hay que compartirlas y que al compartirlas se les da de nuevo importancia y vida  y  además se les da la razón de haberlas vivido. 


Ese compartir de vida no se limitó a las grandes esferas de la sociedad como se hubiese podido esperar. Al contrario en esta despedida lo acompañaron tantas personas de todos los niveles a quien trato con el mismo respeto y atención y estoy segura que todos los que estaban allí, lo sintieron a el como suyo y que eran importantes en su vida y hubiesen podido llenarnos de anécdotas y vivencias únicas que llenaron la vida compartida. 


Mi abuela me contaba de lo guapo y galante que era. Y así lo veía yo. Como un hombre galante, todo un “gentleman”, un caballero y que en  su significado en ingles era tal cual un gentle-man. Esto no fue óbice para que su vida no estuviese llena de la sencillez que le inculcaron desde pequeño y que en otras oportunidades pude compartir. El recibir el año con cerveza para que no se nos olvide la humildad y el grito de “todos para uno y uno para todos” y el hip-hip hurra! Que tanto dice.


Estos pro-hombres, que tanto dieron y tanto espacio llenaron en nuestra historia contemporánea nos hacen trabajar mas duro para llenar sus zapatos. Con todo lo que lograron y con todo lo que de ellos se cuentan nos hacen esforzarnos para que algún día en algún momento alguien hable de nosotros de esa manera. Pero lo que hoy vemos que ellos hicieron con tanta naturalidad a nosotros nos cuesta mucho trabajo lograr. Tal vez las circunstancias son diferentes, tal vez los tiempos han cambiado, pero tenemos que luchar para llegar a tener un pedacito de la gloria de ellos que hoy admiramos.


Entre lo que me llamo la atención es la maravillosa familia que logro cultivar. Sus Hijas y sus nietos dan testimonio del tiempo que invirtió en ellos y lo que logro que fueran. No solo en la primera generación sino en la segunda de sus nietos y hasta en los terceros de bisnietos. Ese amor que sentía por su esposa estoy segura que sus nietos perseguirán por conseguir en sus vidas. 


Nos contaron que se preparó para ese momento en que ya no nos acompañaría, quería vestirse de Liqui-liqui y ellos lo tomaron como su mensaje de amor a la tierra. Ese amor que nos han enseñado a sentir por nuestra Venezuela, que tanto ha dado y con la que tanto compartió y ayudo a desarrollar. Esa Venezuela que se empeñan en quitarnos y que cada día tenemos que luchar mas por defender no solo por nosotros y por las generaciones que vendrán, sino por los que como Eduardo Mendoza lucharon por hacer una patria grande a fuerza de Amor y de trabajo honrado, puro y simple.


Su imagen a caballo, su trayectoria de hombre de campo, de investigador de lo que era el agro y la fauna será un papel difícil de llenar no solo por nuestra generación que no esta acostumbrada a tener frutos a largo plazo sino en las siguientes que cada vez mas quieren satisfacción y respuestas inmediatas. 


También se preparó para encontrarse con Dios, y en eso tenemos otra enseñanza. El Padre que oficio la misa hablo de el como un amigo, como quien mucho ha compartido y como quien no tiene duda que todo lo había arreglado.
Una de las cosas mas lindas que se han dicho de una persona lo leí en una de las despedidas que hizo Protinal para el: “… de esos que a fuerza de ser útiles también son grandes”. Pero la utilidad de Eduardo Mendoza se mide mas allá de las palabras, sino en las obras que dejo. Sus Hijas, nietos, sobrinos, sobrinos nietos bisnietos vivirán cada una de las cosas que el enseño. 


A los que nos dieron el relato mi agradecimiento por permitirnos compartir, a él mi admiración que aunque tardía es preferible que ninguna y a todos los que quedamos detrás de él, aprovechemos las enseñanzas que nos permiten el ver las cosas en retrospectiva y difundamos el mensaje de la importancia del amor a la familia, a la patria y a Dios. Es el mejor homenaje que le podemos rendir.



blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com