Chávez y su legado activo
Escrito por Iván R. Méndez | @ivanxcaracas   
Martes, 05 de Marzo de 2013 22:23

altEl fallecimiento de Hugo Chávez Frías, a sus 58 años, no marca el fin de la era rotulada  con su apellido en marquesinas de colores e intereses variopintos.

Lo escribió Carlos Fuentes hace unos años, “un hombre puede dejar de actuar en política. Lo que nunca deja de actuar son las consecuencias de sus actos políticos”.

Su mirada y cercanía hacia las clases pobres apenas si compensan su resentimiento y desprecio  por las clases medias emprendedoras.

Su afán de edificar viviendas y crear vías de comunicación no logra ocultar el fracaso de una gestión de casi 15 años signada por el despilfarro y la corrupción galopante.

Su entrega final al cristianismo, no borra del recuerdo su desprecio y agresiones a las autoridades de la iglesia católica y, sobre todo, su indiferencia ante la inmolación de Franklin Brito o el asesinato lento (aún consumándose) de Iván Simonovics.  Tampoco su soberbia ante el fallecimiento de los presidentes fundadores de la democracia venezolana: Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera.

Enumerar los contrastes que lo constituyen demandaría una serie de editoriales. Pero retomamos la idea con la cual titulamos, “su legado está activo”: lo positivo que se manifiesta en la devoción de miles de venezolanos que han sido bendecidos con alguna dádiva o subsidio del hoy fallecido, pero también está activo su legado de resentimiento, destrucción y voracidad encarnado en un hombre como Nicolás Maduro, que no dudó en manipular y llamar a la violencia en horas de mediodía, a sabiendas de lo que venía en las próximas horas. Quizá los militares lo reprendieron, pues su llamado “al duelo y la paz” pronunciado pocas horas después no son consistentes con su irresponsable y torpe verbo de los últimos meses.

Así, es contra el legado negativo que tenemos que unirnos todos los venezolanos e impulsar la celebración de elecciones en 30 días.

Necesitamos remover, electoralmente,  a las personas que sólo saben actuar bajo la sombra, la traición y la violencia. Sólo podremos lograrlo si enfocamos nuestro tiempo en redes sociales, en el trabajo y en la casa en promover la imperiosa necesidad de defender las elecciones y de motivar a otros a votar.

La abstención, en ese próximo proceso, puede costarnos décadas bajo un régimen aún peor que el protagonizado por el señor Chávez.

Es tiempo de actuar. No de esperar ni  de replegarse.

Paz a sus restos.


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Martes, 05 de Marzo de 2013 22:31
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com