La alimentación en prevención del cáncer
Escrito por Ranowsky Maza   
Martes, 11 de Agosto de 2009 07:40

altEl cáncer es actualmente la segunda causa de muerte por enfermad en nuestro país, a pesar de los esfuerzos de la ciencia para vencer este mal. La prevención es uno de los recursos para disminuir los riesgos de contraer el cáncer, además de ayudar a mejorar la calidad de vida de la población en general.
Se ha comprobado que una alimentación variada y balanceada contribuye con la prevención de diversos tipos de cáncer, podemos definir entonces que el cáncer es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento anormal de grupo de células, las cuales invaden a las células normales, este proceso puede ser rápido o lento y puede afectar a cualquier órgano de los seres humanos.

¿Cuáles son las causas del cáncer? Algunas personas desarrollan esta enfermedad por el contacto o ingesta prolongada y frecuente con uno o más agentes carcinógenos que provocan cambios y crecimiento descontrolado en las células del cuerpo. Los científicos consideran que la mayoría de los tipos de cáncer son producto de la combinación de dos agentes.

1. Agente iniciador que comienza el daño en la célula, por ejemplo: fumar, sustancias químicas ingeridas.

2. Agente promotor que ayuda al cambio de las células normales, comenzando por el agente iniciador, por ejemplo: las bebidas alcohólicas combinadas con el cigarrillo o tabaco, promueven el desarrollo del cáncer de boca, esófago y probablemente del hígado.

La alimentación debe proporcionar la energía necesaria, además debe ser una fuente principal de vitaminas, minerales, fibras y otras sustancias descubiertas recientemente, las cuales refuerzan la posibilidad de prevenir ciertos tipos de cáncer. Caroteno o vitamina A, los carotenos son pigmentos presentes en las hortalizas y frutas de color intenso, específicamente amarillo, verde y rojo.

La zanahoria, acelga, pimentón, mango y lechosa, entre otros contienen muchos carotenos. Una vez que se ingieren se transforman en el organismo en vitamina A y cumplen importantes funciones en le mantenimiento de la salud, tales como: el proceso visual, la protección de las mucosas y la piel, también poseen propiedades que previenen ciertas formas de cáncer, la función protectora del beta caroteno se ha comprobado para el cáncer de laringe, bronquios, esófago, estómago, colon y vesícula.

La vitamina C se encuentra principalmente en las hortalizas y frutas, puede hacer que el organismo sea más resistente al cáncer de pulmón y de estómago, sus propiedades son preventivas, no curativas. Las necesidades de vitamina C, se incrementan en situaciones de estrés, alcoholismo, enfermedades virales, tabaquismo y en el embarazo, en estos casos es necesario tomar suplementos de vitamina C, además de las raciones diarias de hortalizas y frutas.

Actualmente se estudia el efecto que puede tener el consumo deficiente de vitamina C por largos periodos de tiempo y la aparición de cáncer, los cítricos como la naranja y el limón contienen vitamina C, sin embargo los alimentos más ricos en esta vitamina son: el semeruco, la guayaba, la lechosa, el mango, el pimentón, el coliflor y el repollo. Vitamina E al igual que sucede con las vitaminas A y C, existen argumentos suficientes los cuales demuestran que la vitamina E, tiene un papel de protección contra procesos que conducen al cáncer. Esta vitamina protege las células del organismo al captar y neutralizar ciertos derivados del oxígeno llamados "Radicales libres", que destruyen las membranas celulares y permiten la entrada de sustancias cancerígenas. La vitamina E, se encuentra en los aceites vegetales como aceite de maíz, girasol, ajonjolí o las mezclas de estos, entre otros.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com