Ni presente, ni ausente
Escrito por José D. Solórzano | @jdionisioss   
Jueves, 09 de Septiembre de 2021 00:00

altYa todos sabemos – y muchos padecieron, y aún padecen – las terribles consecuencias del desbordamiento del río Neverí,

por ende, no hablaré de este lamentable hecho. Sino que analizaré el discurso de excusa que emitió el gobernador Antonio Barreto Sira para explicar su ausencia en esta caótica crisis.

En primer lugar el gobernador saliente aseguró que salió del país debido a una emergencia médica, pues – según declaró – su hija estaba pasando por un embarazo complicado. Agregó, además, que como padre debía estar a su lado.

Aunque de entrada podríamos calificar como «perfecta» su excusa, también podemos sopesar otros elementos como: ¿por qué su esposa – la madre de la joven – no salió corriendo al lado de su hija? Recordemos por lo general las madres acompañan a sus hijas en esos momentos, y las jóvenes suplican estar al lado de sus progenitoras. ¿Qué pasó allí?

El gobernador añade que siempre estuvo monitoreando la situación y ordenó a su equipo activarse; sin embargo durante días no vimos ni una sola imagen de los equipos de Covinea en ninguna zona afectada.

Es – por lo menos – extraño que no se encuentre ni un fotografía de José Carvajal (presidente de Covinea) – salvo 3 ó 4 días después de iniciada la tragedia. Es peculiar que nunca postearon en ninguna cuenta oficial o no, ni un solo material donde se vieran a personas como José Arriens (Jefe de Bienes y persona activa en materia de contingencia), y más asombroso es no encontrar evidencia alguna de Roger Ayala representando al gobernador en las áreas inundadas.

Sé – y reconozco – que sí Roger Ayala hubiera recibido la indicación del Despacho del Gobernador hubiera salido solícito a atender la emergencia, caso igual hubiera hecho el ingeniero Arriens, no obstante ninguno aparecieron porque Barreto Sira jamás dio la orden, nunca activó un plan de acción hasta horas antes de su regreso a Venezuela.

Aquí no se trata si viajó o no, o que su hija estuvo enferma o no; aquí el tema es que el inquilino del Palacio de Los Jardines no supo gerenciar la crisis; el cargo le quedó – desde hace mucho tiempo – muy grande.


El gobernador no sabe mandar, no sabe dirigir. Ni estando presente o ausente, en cualquiera de los dos casos el fiasco es más que evidente. Y, escudarse en una enfermedad es una justificación plenamente barata y superficial.


El señor gobernador – dicho sea de paso – no parecía muy angustiado en su regreso a Maiquetia, pues hasta una bolsa de regalo traía. Es decir, tal vez lo visto en EEUU – al fin y al cabo – no era tan grave como nos quiere hacer creer.

 

Otra cosa interesante, es que Antonio Barreto Sira califique peyorativamente como «miserables» a sus críticos. Esto dice más de él, que de su oposición; pues, su nivel de agresividad lo que evidencia es que está descompuesto y volátil. Y esto se debe, y lo sé más que nadie, a que en el fondo Barreto Sira desprecia el libre pensamiento, la opinión libre y la libertad de expresión.


Se le puede sumar  a lo antes expuesto que Antonio María dice – como respuesta a la acusación de «malversación agravada» – que él no ha recibido un quinto desde el mes de febrero; ahora bien, si esto fuera así por qué razón estaba desesperado para volver a ser candidato de consenso del G-4, ¿cuál es la razón? Sin duda hay una sola y es esa misma que usted – querido lector – está pensando.

Todo lo dicho por Antonio María, alías el «saliente», es mentira o medias verdades. Todo lo dicho en su video de Instagram y en su rueda de prensa es falso. 

¡Para mí el guarapo dulce, el café amargo y el chocolate espeso!
   


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Jueves, 09 de Septiembre de 2021 06:21
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com