El chavismo te suplica que votes
Escrito por Leandro Rodríguez Linárez | @leandrotango   
Viernes, 04 de Junio de 2021 00:00

altHágase esta pregunta: ¿Qué gobierno rechazado por 9 de cada 10 ciudadanos, responsable de la peor crisis estructural del país,

repudiado por todas las naciones democráticas del planeta, imputado de terribles delitos, causante del que pronto será el peor fenómeno de migración mundial, va querer medirse desesperadamente en elecciones?

Las respuestas son diversas, pero las principales son: un gobierno o régimen que tenga el control absolutista de las instituciones, recursos y armas de Estado que les permiten prefabricar procesos electorales expropiando los principales partidos opositores entregándoselos a sus colaboradores. Un régimen que inhabilita a las principales figuras opositoras, un régimen sustentado en la violencia institucionalizada que burla el voto a placer.

¿Por qué votar o abstenerse es lo mismo? Desde que Chávez en diciembre de 2006, luego de ganar esas presidenciales, se declarara socialista el mundo se le vino encima, perdió irrecuperablemente el apoyo que el populismo le había otorgado, el voto comenzó a estorbarle. Su derrota en la reforma constitucional del 2007 fue el preludio de su debacle. Por esa razón, el Estado Comunal tomó mayor valor para él y lo impuso, aunque los venezolanos dijimos no lo queríamos.

El Estado Comunal no es nuevo, viene desde esa fecha (2007), desde entonces se impusieron protectores a todo lo que ganaba la oposición, la ley de transferencia restó competencias y recursos constitucionales a las alcaldía y gobernaciones. Se dio protagonismo exacerbado a los consejos comunales, comunas, ciudades comunales, consejo local de planificación, consejo estadal de planificación, parlamentos comunales, consejo federal de gobierno, entre otros paralelismos… estimado lector, eso es el Estado Comunal.

Nuestra opinión es que la idea primordial de este trágico Estado es anular el voto desde las bases, como en Cuba, pues los representantes o voceros que ocupan los cargos en todas estas nuevas estructuras se eligen desde comunidades asediadas por la violencia institucionalizada (formal e informal) y luego, en elecciones de segundo y tercer grado, se eligen las demás hacía arriba, es decir, en estas condiciones hostiles los candidatos del Psuv siempre serán “los elegidos”, repetimos, como en Cuba y su PCC.

Así, el voto para el chavismo siempre ha sido un anzuelo. A Venezuela en las ultimas 2 décadas le extirparon el voto, toda vez que no premia, castiga ni genera cambios. Hasta 2015, en las trágicas “condiciones mínimas”, la oposición perdía ganando pues nunca pudo ejercer las instancias que los venezolanos le daban a través del sufragio. Por otro lado, el chavismo ganaba perdiendo pues siempre retuvo el control de las competencias y recursos de todo lo que los venezolanos le quitaban electoralmente.

Desde 2017 todo cambió, el régimen no quiso más correr riesgos y comenzaron los procesos electorales en condiciones absurdas, sencillamente el chavismo impone procesos, partidos, candidatos, electores y votos, las celebra con sus colaboradores, por tal motivo las históricas abstenciones, propiciando el desconocimiento mundial del chavismo y las sanciones.

Por eso, hoy el chavismo te suplica votes, para así intentar barnizarse de demócrata, aunque detrás de su piel ovejuna yacen los feroces colmillos del castrismo.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com