De la arqueología de los sucesos
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 07 de Junio de 2021 00:00

altExcesivos los problemas del país, siendo tan fundamental el del régimen que los origina, obra apenas como un  detalle el de sus hemerotecas.

Es muy fácil decir que se está perdiendo la memoria histórica, aunque muy difícil de expresar la consternación que suscita.

Las colecciones de la vieja prensa, parecen no interesar a nadie en el nombre ya sagrado de las urgencias que nos explican. Ha desaparecido el periódico impreso, cierto, pero no menos lo es por el papel que, hoy,  literal y arbitrariamente monopoliza el Estado, aborreciendo el más viejo que queda aún en las modestas bibliotecas de las capitales de los estados.

La pandemia ha contribuido al abandono de esos espacios de la memoria, pero también la continua negligencia de la usurpación que le saldría económicamente más costoso pulverizar los archivos, e intentar luego explicarlo. Confiado a la intemperie, dejando que los ácaros de vanguardia hagan el trabajo a  largo plazo, van derrumbándose las estanterías sin el aparente culpable a la vista, conformes los investigadores con lo poco o mucho que guardaron en el disco duro, pues, siendo extraordinariamente pocas  las excepciones, la digitalización siempre fue un recurso inalcanzable.

Valga un par de ejemplos, en Caracas, se ha sentido la voz de auxilio para la recuperación del Palacio de las Academia, naturalmente repleto de toda suerte de documentos, cuyas carestías y también humedades grafican la suerte del papel en sus desoladas extrañas. Y el Foro Libertador, por siempre, deficitario en términos presupuestarios, lo imaginamos de cavidades obscuras, sin ventilación, atragantándose solitario de los  libros, periódicos y revistas, colmados de un polvo que también resignadamente degustaran los roedores.

Monsant y Moreno

Frecuentemente, María Efe y el suscrito comentamos, además, las horas de terapia personal que significaba explorar, registrar y fotografiar la antigua prensa, celebrando el hallazgo de una noticia olvidada y, más allá de la arqueología de los sucesos, captando el ambiente de épocas irrepetibles.  Casualmente, reencontramos una fotografía en la que coincidimos, alguna vez, en la hemeroteca de la Academia Nacional de Historia, Juan José Monsant, Julio Cesar Moreno y el suscrito. Doble coletilla, la consulta generaba los comentarios compartidos para un posterior café que los remataba, y frecuentemente concurríamos a la sala legos y especialistas, ya acostumbrados a vernos cada cierto tiempo, algo que tendrá que esperar por varios años. 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Domingo, 06 de Junio de 2021 08:28
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com