Universidades indiscriminadas
Escrito por Alexis J. Guerra   
Martes, 15 de Septiembre de 2009 07:07

altUno  de los logros que exhibe el gobierno actual a lo largo de una década de gestión revolucionaria, tiene que ver con la educación superior.

En ocasión del Mensaje Anual a la Nación, en enero de este año, el presidente Chávez aludía a cifras para respaldar su afirmación, en términos como los siguientes: En el periodo comprendido entre 1990 y 1998, la matrícula de educación superior aumentó sólo en 139.252 personas. Esta matrícula ha ido incrementándose constantemente desde 1998 hasta 2007. El número de alumnos y alumnas que han podido darle continuidad a sus estudios superiores se ha incrementado en 1.467.037, ya que para el 1998 la matrícula llegaba a 668.109 y en el 2007 se estimaron 2.135.146 estudiantes universitarios. Venezuela es el segundo país de América Latina con la matrícula de educación superior más alta, con un 83 por ciento, precediendo a Cuba quien ocupa el primer escaño con 88% de matriculación, según el Instituto de la Unesco.

A la anterior consideración añadía, que en la práctica, en los últimos años de la IV República, se había estancado el crecimiento de las universidades públicas, y las universidades privadas estaban sobrepasándolas, pero ahora las privadas estaban creciendo a un ritmo mucho más moderado.

Efectivamente, se constata que en los últimos años, pero esta vez de la V República, no ha sido aprobada la creación de ninguna universidad privada por parte del Consejo Nacional de Universidades, CNU.

La tendencia a crear universidades públicas se mantiene, con lo cual se ratifica la política de masificación de la educación superior. Sin embargo, uno de los rasgos presente en dicha política es la indiscriminación, esto es, se ejecuta sin criterios adecuados y se avanza "a troche y moche", desdibujándose el perfil de la misma.

La propia noción de universidad está en entredicho. Pasamos de un extremo a otro.

En el marco de la Misión Alma Mater, se decretó la transformación de los Institutos y Colegios Universitarios Oficiales en Universidades. Se pasó por alto que muchos de estos centros de educación superior no reunían las condiciones para asignarles tal estatuto. Hoy, in situ, se constata la situación. La seguridad ciudadana constituye motivo de preocupación para el gobierno y se hacen esfuerzos encomiables para diseñar estrategias que la garanticen. El Plan Especial de Formación de la Policía Nacional es una prueba de ello. Se decretó la creación de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, UNES. Las autoridades andan en la búsqueda de espacios físicos en las demás universidades, colegios e institutos universitarios para la implementación del referido Plan. Entre tanto, la Universidad de la Belleza, según aviso publicitario de sus fundadores, tiene su sede en la 7ma Transversal de Altamira.

Hay casos de regiones como el Estado Vargas donde funcionan, por ejemplo, la Misión Sucre, la Universidad Simón Bolívar, la Universidad Experimental de las Fuerzas Armadas, la Universidad Marítima del Caribe, el Instituto Universitario Tecnológico Rodolfo L.

Arismendi, la Escuela de Suboficiales de la Armada, el Instituto Universitario de Tecnología Bomberil, el Instituto de la Policía de Vargas, es decir, una amplia gama de instituciones con experiencia que pueden perfectamente ampliar sus oportunidades de estudio en turismo. Es de advertir que se habla de crear la Universidad del Turismo.

De continuar con este ritmo y crearse universidades por cada sector estratégico del desarrollo, será igualmente apremiante aprobar una nueva Ley de Universidades para ordenar este subsistema. Caso contrario, por ejemplo, las sesiones del CNU tendrán que realizarse en el Poliedro.

Más allá de las bondades que pueda adjudicársele a una política de masificación de la educación superior, no puede obviarse, por ejemplo, el factor calidad implícito en ella. Además, existen criterios de carácter científico, técnico, social, económico, etc., que es necesario ponderar al momento de crear instituciones para materializar tal política. En ausencia de exposición de motivos, de justificación y de argumentos sólidos, tales decisiones y otras similares, pueden dar origen a una nueva tipología institucional: universidades indiscriminadas.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com