Sobre el Rabo de Cochino, la Libertad y la Educación
Escrito por Luis Homes J. | @luishomes   
Domingo, 16 de Agosto de 2009 21:02

altCreo  Yajaira que muchos de nosotros venimos de familias con unos abuelos y abuelas de una instrucción muy elemental. Pero ellos, a pesar de su escasa formación académica,  tuvieron una  visión sobre la  educación como un instrumento de libertad y superación. Por eso y en medio de las grandes penurias económicas, no desmayaron en ningún momento en dar a su prole,  una educación que los condujera a títulos académicos que los hizo hombres y mujeres libres de ignorancia y útiles a la patria. Muchos tuvimos la fortuna de estudiar post grados en las mejores universidades del exterior, por obra de ese proyecto excepcional que fue la Fundación  Gran Mariscal de Ayacucho y además, para ser consecuente con nuestros principios, trabajamos para el país que nos dio esa excepcional oportunidad.      


Esta nota querida amiga no es para alabar a nuestras familias, si no para decirte que hasta la semana pasada, con la firma “rabo de cochino” del Presidente a la Ley de Educación, ese modelo asociado a la libertad y al rol protagónico de la familia, desgraciadamente se acabó. Por cierto, que expresión tan desafortunada la utilizada por el Presidente para referirse a su  firma autógrafa en los documento legislativos que debe firmar,  cierto?   


iSi  Yajaira.!  Hasta el sábado negro del 15 de agosto, la familia, los maestros, los profesores, la comunidad estudiantil en todos sus niveles, junto a un Estado regulador y supervisor,  éramos actores principales y protagonistas de un modelo educativo caracterizado por la interacción entre todos los elementos que permitía que gente como tú y como yo, en ejercicio pleno de libertades individuales, fuésemos los profesionales que hoy somos. 

En lo adelante,  tus hijos podrán ser profesionales, pero bajo la absoluta dirección  de un “Estado Docente” que como sugiere Pérez Esclarín,  impide a las familias y la sociedad ejercer sus derechos, y que no les garantiza la posibilidad a estas de que sus hijos reciban una educación acorde con su cultura y sus creencias en respeto a la pluralidad y a la diversidad. Ya lo dijo Chávez en el acto del sepelio realizado en el Teresa Carreño, al hacer  un llamado a los asistentes para impulsar "el espíritu de la transformación profunda, la sociedad nueva, la sociedad socialista". La educación será entonces un mecanismo de sometimiento a la sociedad. Y con seguridad, dejará de ser un instrumento de superación individual y colectiva.    


Tus hijos van a ser estudiante donde no existirán los centros de estudiantes (ese ejercicio primitivo, experimental  y aguerrido de democracia),  donde no existirá  autonomía universitaria y mucho menos libertad de cátedra, (existirán nuevas instancias de control por parte del Estado)  donde los maestros, profesores o  docentes no tendrán estabilidad laboral (que tremendo reconocimiento a estos nobles profesionales), donde intervendrán activamente los consejos comunales (dependientes de la Presidencia de la República) y en donde, como dice el Padre Ugalde,  “la palabra Estado es un disfraz que oculta la intención de concentrarlo todo en el gobierno-partido”.   Poco a poco, tus hijos solo tendrán opción de estudiar en instituciones públicas porque la matricula estará severamente regulada y los colegios y universidades privados inevitablemente desaparecerán.

Todo un cuadro de coacción y dependencia del Estado.

  
Ese rabo de cochino estampado por el Presidente el sábado negro,  querida amiga, es el látigo mismo del servilismo. ¡Provocación a esclavos ! O actuamos, o nuestros hijos serán borregos y siervos por siempre.  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com