La fundación de la OPEP y la democracia
Escrito por Ángel Muñoz Flores   
Miércoles, 15 de Septiembre de 2021 00:00

altEl 14 de septiembre de 1960 hace 61 años se constituyó de manera oficial la Organización de Países Exportadores de Petróleo,

en Bagdad capital de Irak, como resultado final de la iniciativa llevada adelante por el jeque de Arabia Saudí Abdullah Al Tariki y por el ministro de Energía y Minas de Venezuela Juan Pérez Alfonzo.

La recién nacida organización tenía su fundamento en la defensa de los intereses de los países productores de petróleo respecto a los precios y las ganancias que generaba este recurso que manejaban los países que lo explotaban y comercializaban en el mercado. A los dos países iniciales se unieron Irán, Irak y Kuwait respectivamente.

Es importante destacar la contribución de la naciente democracia venezolana en la creación de este organismo que tomaría mucha relevancia desde sus inicios, debido a lo fundamental de los hidrocarburos para el desarrollo de las naciones. Es necesario señalar que la mayoría de la literatura que aborda el tema de la creación de la OPEP coloca a Pérez Alfonzo como promotor de la iniciativa de tal creación, no obstante, como se sabe ningún ministro acude a un evento de esta naturaleza por cuenta propia y bajo su criterio sino siguiendo las instrucciones del gobierno que representa.

La verdadera iniciativa de la creación de la OPEP fue sin duda alguna de Rómulo Betancourt, quien conocía de manera profunda el tema petrolero y su importancia, quien lo dude puede leer sus prolíficos artículos sobre el tópico y también su libro Venezuela Política y Petróleo. Allí se encuentra el esbozo de la creación del organismo.

Se ha intentado soslayar el protagonismo de Betancourt porque generalmente el tema lo han desarrollado escritores identificados con lo que se conoce genéricamente como izquierda, entre la que Betancourt concitaba mucho odio y resentimiento por ser este el artífice de la derrota militar y política de esa izquierda insurreccional pro Castrista.

Cuando en el discurso oficial se dice que la democracia civil fue entreguista y prosternada ante los intereses extranjeros se hace desde la mentira, por ignorancia, por resentimiento o por todas las anteriores, la creación de la OPEP lo demuestra de manera clara y objetiva. Su fundación contrariaba y más aún enfrentaba los intereses de las potencias extranjeras que tenían el control del negocio petrolero, las que por todos los medios a su alcance se opusieron sin logar su objetivo.

Así vemos como representantes de la democracia civil pudieron contribuir con la unión de países con cultura, idioma, religión y costumbres distintas en torno a la defensa de importantes intereses comunes, una diplomacia que contribuía con la resolución de problemas y no a crearlos pretendiendo convertirse en árbitros del destino de otros países. Esta diplomacia profesional no generaba conflictos innecesarios con vecinos y aliados, por el contrario, colaboraba para encontrar consenso a pesar de las lógicas diferencias existentes.

 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com