La Salle T.H. 90 años
Escrito por Narciso Guaramato Parra (economista)   

altCorría el año 1972, cuando mi madre me llevó a mi nuevo colegio para cursar el cuarto grado. Había pasado el tiempo de las clases con la Srta. Luisa (en esa época, a todas las llamábamos señorita), maestra de la vieja escuela, de esas que no aceptaban menos de 18 como nota. Me imagino que fue por recomendación de ella, cuyo hijo ya estudiaba en esa institución, y, a pesar del alto esfuerzo monetario que significaba para mis padres, que traspasé la puerta del Colegio la Salle Tienda Honda, ubicado entre las esquinas de Santa Bárbara y Tienda Honda en la parroquia Altagracia en Caracas. Situación que se repetiría a lo largos de los próximos 8 años.

En estos momentos, innumerables recuerdos, infantiles unos, adolecentes y juveniles los otros, rondan por mi mente. Fueron 3 años de primaria y 5 de bachillerato los que cursé entre esas paredes. Grandes amistades, excelentes maestros, el futbol, el baloncesto, las verbenas, los retiros espirituales, obras de teatro, la rivalidad con el colegio hermano, la Salle de la Colina, las misas, los juegos de pelota de goma con unas base que abarcaban dos canchas de baloncesto, los juegos de futbol pancho (cartón de jugo de ½ ltrs. Forrado con teipe negro)  a las 7:00 am, las mini baldosas verdes de una pared castigo, los sanguches de mortadela con salsa de tomate, el viaje a Sebucán para jugar futbol y que algunos aprovechaban para comer mango verde.

Ese, mi primer año, el Colegio celebraba sus 50 años de existencia. Los hermanos de las escuelas cristianas, herederos de San Juan Bautista de La Salle, cuya misión es la enseñanza de la juventud, llegaron a Venezuela a comienzos del siglo XX. En la ciudad de Caracas abrieron sus puertas en una casona de cuartel viejo para luego mudarse a la sede ubicada en Tienda Honda, construida según planos del Hno. Juan, al igual que los colegios de Puerto Cabello y Barquisimeto. Para la celebración se organizó un festival gimnástico a cargo del Prof. Castro, quien era el profesor de educación físicas y director de la banda de Guerra.

Cuando inicié mi vida lasallista, nuestra educación estaba a cargo de un grupo de religiosos  dirigidos por el Hno. Diego, y entre los cuales recordamos a los hermanos: Luis, Hermógenes, Blas, Benedicto, Miguel, Febres Cordero (quien se salió de la hermandad para seguir la carrera sacerdotal, los hermanos de la Salle son laicos) David, Félix y otros, que se me han escapado de la memoria, son 34 años de graduado. El plantel estudiantil estaba conformado por hijos de emigrantes e hijos de una clase media incipiente, que estaba surgiendo en Venezuela. Por este motivo es que un muchacho proveniente de una familia humilde pero trabajadora, pudo, con un gran esfuerzo, obtener una buena educación cristiana

Fuimos convocados para el próximo sábado 19 de mayo para celebrar los 90 años, en camino a los 100. Por lo menos de mi promoción, la de 1978, conocida también porque fue la primera mixta, ya han confirmado su asistencia una buena parte de mis grandes amigos. Existe un grupo que por variadas razones se encuentran en el exterior, pero que estarán con sus sentimientos en el patio central, al lado de nosotros, en la celebración eucarística, pidiendo por nuestro país, amigos y familiares. Pero sobre todo para que la juventud venezolana puedan obtener la educación que nosotros recibimos de los hermanos de la Salle.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
@guaramatoparra


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com