Chris Potter: “There is a Tide” 2020
Escrito por Jordán Quintero   
Domingo, 24 de Enero de 2021 08:57

altMuchos músicos hoy en día están haciendo un nuevo tipo de álbum, referidos como los álbumes de la cuarentena,

o también los álbumes de la Pandemia, los cuales fueron proyectos completados durante la actual era cuando el coronavirus ha hecho imposible ensamblar un grupo de músicos dentro de un estudio de grabación. Uno de esos álbumes es “There is a Tide” el cual puede servir de paradigma para medir las habilidades artísticas de un músico completo quien en solitario, encerrado en su estudio, ha logrado una joya discográfica para el mundo del jazz, donde Chris Potter toca todos los instrumentos .

Al respecto ha dicho Potter : “ Siempre he tocado diferentes instrumentos, y ahora siento que he aprendido mucho a cómo enfocar mis saxofones con el uso y ejecución de otros instrumentos, y para comunicar algo a este nivel me tomó mucho trabajo por lo cuidadoso y preciso al desarrollar mis destrezas para no extralimitarme en el resultado final”. Chris toca en solitario en este álbum : saxos tenor y soprano, clarinete, clarinete bajo, flauta, flauta alto, piano, teclados, guitarras acústicas y eléctricas, bajo, batería y toda la percusión, nada más que acompañado por su habilidad y talento.

Es paradigmático señalar otros proyectos en solitario como el caso triple de Paul McCartney quien en 1970, al separarse definitivamente de los Beatles, se encierra en su casa de campo y produce su “McCartney I” donde toca a-pico-y-pala todos los instrumentos, y ahora en 2020 lanza su pandémico “McCartney III”, otra vez a solas y mucho más en dominio de todos los instrumentos que allí suenan en un irregular álbum. Hay otros casos como el de la pianista japonesa Satoko Fujii, el pop álbum “Folklore” de Taylor Swift, en R&B Teyana Taylor con “The Álbum”, o un titán del piano-jazz como Fred Hersch con “Songs from Home” grabado en solitario en su cabaña con su Grand-piano Steinway, en medio de bosques y frente a un lago en las Pocono Mountains.  Una de las cualidades de estos álbumes solitarios es el sentido de la intimidad, la noción de lo directo en una comunicación sin filtros entre el artista y sus oyentes. Y seguirán apareciendo más proyectos en solitario pues la pandemia no cede, y ha llamado a los músicos a un período de cambio de actitud creadora más dependiente de la tecnología digital, pero más libre en cuanto al contenido a exponer ya que en este giro se impone la individualidad sobre el interactuar colectivo o grupal. De cara al futuro, el desarrollo de técnicas y habilidades para hacer posible un estudio de grabación en casa es cada vez más factible y más económico; un desafío que no puede ser pasado por alto.

alt

Todo lo anterior lo resume y expone el álbum de portada azul “There is a Tide” de Chris Potter (49) que grabó en su casa en Brooklin, N.Y.C., y en el hogar de sus padres en South Carolina, durante seis semanas en total. Una experiencia nueva enfrentada como un desafío intelectual, de destrezas y desde el punto de vista técnico, pues escribir, ejecutar, grabar y producir se convierte en una ardua labor que pocos pueden asumir.  Por supuesto esto implica un proceso menos emocionante que tocar ante un público y producir en formatos de tríos, cuartetos, o grupos más numerosos, pero quizás se compensa --- como lo demuestra--- con un eclético componer y en la capacidad de, individualmente y sin ayuda, hallar matices, un bien pensado colorido, y un pulimento concienzudo a todo lo que va registrando pista por pista con cada instrumento, algo que va más allá de la decisión de otros.

Los sorprendentes giros y evoluciones por los que transcurre este álbum de 10 piezas propias refleja una competencia de habilidades de Potter (sin barita mágica) fluyendo entre diferentes tempos, cambios cromáticos muy inteligentes, y profundas excavaciones rítmicas “ insistiendo – dice la reseña de jazztrail --- en la búsqueda de la belleza y la esperanza, en lugar de centrarse en el miedo y la desesperación”.  Y concluye dicha reseña diciendo “ Aunque está lejos de las obras más importantes de Chris Potter, es difícil no sentirse animado por su energía positiva”. Es preciso resaltar que Chris Potter ocupa el primer lugar, el tope, de la lista de los mejores saxos tenores del 2020,  según la encuesta a los lectores de la revista Down Beat.

Creo que mejor lo ha dicho el mismo Chris Potter : “Yo ofrezco este álbum como una perspectiva musical de las facetas que estamos hoy en día viviendo : la importancia de lo comunitario en tiempos de distanciamiento físico; la necesidad de un fuerte liderazgo; la necesidad de apoyar a los miembros más vulnerables de nuestra sociedad a quienes siempre les toca la parte más angosta del embudo; a nuestras relaciones con el mundo natural, y a la dificultad de tener que lidiar con el miedo y la incertidumbre de nuestros días. Allí estuve absorbiendo y compensando experiencia para producir esta música, y espero que el oyente lo experimente también de esa manera “.    Sin la menor duda un álbum de madurez y complejidad, un álbum  cuatro estrellas ganadas a pulso y capacidad, que bien merece ser escuchado sin sesudez pero sí con mucha atención  --- y en reclusión .  

Ya pueden escuchar “Música Ilimitada” en podcast, clic aquí 


Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla | Facebook   

                                                                                                                       


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com