Venezuela en la prensa global
Escrito por Fuente Externa   
Sábado, 18 de Julio de 2009 09:07

altEl  Nuevo Herald: El  presidente Chávez presenta el  golpe de estado como una gesta libertaria, consecuencia de la protesta social  del 27 de febrero de 1989. Pero diversas fuentes documentales han dejado al  descubierto la falsedad de esa conexión, ya que desde comienzos de los 80 el  joven militar barinés conspiraba para destruir el sistema democrático  venezolano.

 

El  Nuevo Herald
Chávez: 20 puntos en  engaño
BALDOMERO  VASQUEZ

Aunque nos pongan cero puntos  en muchas cosas, en otras tendrán que ponernos veinte y la operación de engaño  que realizamos fue una de ellas.
E stas  fueron las palabras con las que el teniente coronel Hugo Chávez Frías autoevaluó con orgullo la  maniobra de simulación efectuada por él y sus cómplices golpistas del 4 de  febrero de 1992.

El  presidente Chávez presenta el  golpe de estado como una gesta libertaria, consecuencia de la protesta social  del 27 de febrero de 1989. Pero diversas fuentes documentales han dejado al  descubierto la falsedad de esa conexión, ya que desde comienzos de los 80 el  joven militar barinés conspiraba para destruir el sistema democrático  venezolano. Actuaba como un militante del Partido de la Revolución Venezolana  (PRV) infiltrado en las fuerzas armadas nacionales (FAN). Así lo revela el ex  jefe guerrillero Douglas Bravo, secretario general de esa organización  clandestina descendiente del Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Según  Bravo, ''Chávez se incorpora en  1982 a los oficiales rebeldes que ya venían trabajando en las FAN. Nos reunimos  sobre la base de estructurar un movimiento cívico-militar que se preparará a  largo plazo para una insurgencia revolucionaria''. (Alberto Garrido, La historia  secreta de la revolución bolivariana , 2000, p. 341.)

José María  (seudónimo de Hugo Chávez en la  actividad clandestina) cumplía disciplinadamente con el trabajo de penetración  en las fuerzas armadas del ''enemigo'', línea estratégica diseñada por el PCV  antes y durante la lucha armada para captar secretamente militares hacia sus  filas y a la cual dieron continuidad los líderes guerrilleros del PRV desde  1966.

No debe  haber duda, entonces, en concederle al presidente Chávez 20 puntos en engaño. No tanto  por simular durante más de 10 años ser un militar leal a la institución armada y  al sistema democrático, sino por ocultar con éxito su militancia en un partido  de ideología comunista. A éste y a su líder máximo, Douglas Bravo, debe muchas  cosas que usufructúa como si fueran contribuciones ideológicas propias. La más  importante, aunque no la única, es la incorporación de la figura del libertador  Simón Bolívar a la simbología revolucionaria, un aporte original de Bravo  elaborado a mediados de los 60, que significó una jugada táctica magistral para  atraer oficiales a las guerrillas y contrarrestar el desinterés y rechazo de los  cuadros militares por el comunismo castrista.

En línea  con su comandante Douglas Bravo, Chávez manipuló el discurso  bolivariano para captar a muchos oficiales en su aventura golpista, llamó  bolivariana a su revolución y utiliza permanentemente al Libertador como cortina  de humo para encubrir las ejecutorias subversivas que realiza desde el poder,  tanto en el plano nacional como en el internacional.

Hoy el  camarada presidente --en un evento militar reciente dio trato de camaradas a los  jóvenes oficiales-- adelanta la mayor operación de engaño contra el pueblo  venezolano: el socialismo del siglo XXI, un sistema totalitario hecho a imagen y  semejanza del fracasado régimen comunista cubano que aspira a implantar aquí y  en otros países del continente.


Hugo Chávez anuncia el retorno  de Zelaya a Honduras «en unas horas»

Hugo Chávez también parece mandar en  territorio ajeno: «Zelaya estará en Honduras en las próximas horas y verán los  gorilas lo que va a hacer», anunció ayer el presidente venezolano en capital  ajena, La Paz, con motivo del bicentenario de la proclamación de la  independencia de Bolivia.

Con sus  anuncios el mandatario venezolano se posiciona detrás del segundo plan urdido  para que el presidente hondureño depuesto retorne hoy mismo, vía terrestre, a la  zona sur de Honduras. El primer intento fallido ocurrió el 5 de julio cuando un  avión venezolano no logró aterrizar en Tegucigalpa al carecer de  permiso.

Sus  declaraciones fueron transmitidas por Venezolana de Televisión desde Bolivia. Chávez alega que «Honduras es un  país que está paralizado y es ingobernable». Criticó al gobierno de facto de  Roberto Micheletti a quien acusó de estar «malversando fondos de Honduras que el  gobierno de Zelaya tenía para atender programas sociales». Chávez comparó a Micheletti con el  mundo de la mafia: «Al Capone es un niño de pecho al lado de «Gorileti» y sus  bandidos». Ante estas amenazas, Micheletti pidió, sin éxito, la intervención del  Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por «hechos  violatorios».

Las  Fuerzas Armadas de Honduras advirtieron que permanecen «sólidamente unidas»,  descartaron que exista división entre sus tropas y rechazaron la intromisión de  «particulares nacionales y extranjeros» en esa  institución.

Por su  parte, la Fiscalía de Honduras, que reiteró que Zelaya será detenido en caso de  que regrese, investigará un posible delito de fraude tras decomisar la Dirección  Nacional de Investigación Criminal varios ordenadores en la Casa Presidencial en  los que estaban registrados los supuestos resultados del referéndum de reforma  de la Constitución que tenía previsto hacer Zelaya. Una de las actas electorales  recogía 550 papeletas de las que 450 eran votos a favor y 30 en contra, además  de 20 votos en blanco y 30 nulos.


Clinton exige a Chávez que no  actúe en Honduras
MONGE / Á.  MURILLO

El  mediador costarricense Óscar Arias propone un Gobierno de  conciliación

La  secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, reafirmó su compromiso con  la restauración del "orden constitucional y democrático" en Honduras y exhortó a  otros países a jugar "un papel positivo en el logro de esa meta". Dicho esto,  Clinton advirtió, en una referencia a Venezuela, contra "cualquier acción  que pueda conducir a la violencia".

El  depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llamó esta semana a la  insurrección popular para forzar la salida del Gobierno de facto, en una  maniobra que Washington cree diseñada por el mandatario venezolano Hugo Chávez. Ayer mismo, Chávez anunció el inminente ingreso de  Zelaya en Honduras, lo que fue interpretado como un intento de desestabilización  en vísperas de la ronda de diálogo que las partes mantendrán en Costa  Rica.

Clinton  realizó esas declaraciones tras una reunión, el jueves por la noche, con sus  homólogos de Canadá y México. Durante la rueda de prensa posterior al encuentro,  ninguno de los tres responsables resaltó que la vuelta de Zelaya fuera un  requisito para la solución a la crisis.

El hecho  de que la secretaria de Estado no mencionara al depuesto mandatario parece  confirmar la tendencia que la Administración de Barack Obama está mostrando en  los últimos días hacia Zelaya. El pasado miércoles, el portavoz de la Casa  Blanca, Robert Gibbs, evitó pedir su retorno a la presidencia, pese a la  insistencia de un periodista. "Continuamos creyendo que las acciones tomadas no  están de acuerdo con los principios democráticos". Eso fue todo lo que la prensa  sacó de Gibbs.

Junto a la  ministra de Exteriores de México, Patricia Espinosa, y el canciller de Canadá,  Lawrence Cannon, Clinton ratificó el apoyo de EE UU "al proceso de diálogo que  ha iniciado el presidente [Óscar] Arias", de Costa Rica, y que se reanudará hoy  en San José. "Apoyamos una solución pacífica y negociada", dijo Clinton. Justo  lo contrario que Chávez, que ha  calificado el diálogo de "aborto".

En su  papel de mediador, Óscar Arias sugirió ayer un Gobierno de concertación nacional  presidido por un Manuel Zelaya indultado de sus presuntos delitos políticos.  Esta es la propuesta que presentará a las delegaciones del presidente depuesto y  de su sucesor, Roberto Micheletti.

Arias  plantea la conformación de un equipo de gobierno que se reparta funciones en  sectores clave como finanzas, seguridad, interior y relaciones exteriores, todos  bajo el ejercicio presidencial de Zelaya, derrocado el 28 de junio en un golpe  institucional condenado por la comunidad internacional. El mandatario  costarricense recordó el requisito de restituir a Zelaya para avanzar hacia  cualquier acuerdo entre las partes, pero advirtió de la necesidad de que el  gobernante depuesto renuncie a su intención de celebrar un referéndum ilegal  para poder aspirar a la reelección, algo prohibido por la Constitución y que  llevó a su derrocamiento.

El premio  Nobel de la Paz se mostró reticente a adelantar las elecciones presidenciales  previstas para noviembre, pues de cualquier manera resulta inamovible la fecha  de inicio del nuevo mandato, el 27 de enero.

Mientras,  Micheletti ha denunciado la infiltración en Honduras de "gran cantidad de gente"  vinculada al chavismo, desde países vecinos, con el propósito de desencadenar la  violencia. El ministro de Presidencia de facto, Rafael Pineda, dijo que  Micheletti estaría "dispuesto a aceptar una tercería", es decir, un presidente  que no sea ni él ni Zelaya.



«Zelaya está en camino»; Una  colaboradora del ex presidente advierte de que llegará a Honduras y Chávez  asegura que será «en las próximas horas»

JACOBO GARCÍA

TegucigalpaCasi tres semanas  después de ser expulsado del poder y del país por la noche y a punta de pistola,  Manuel Zelaya se prepara para intentar volver a Honduras por segunda vez. El  hecho de que quien fuera su ministra de Exteriores, Patricia Rodas, soltara un  ambiguo «ya está en camino», convirtió Tegucigalpa en un hervidero de rumores, y  al Gobierno hondureño de facto en un manojo de nervios. Sobre todo después de  que el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunciara que la llegada de  Zelaya era «cuestión de horas». En la mente de todos sigue muy fresco el  recuerdo del temerario intento del 5 julio, cuando un avión venezolano intentó  aterrizar en la capital con el derrocado presidente a bordo. El Ejecutivo de  Micheletti lo evitó al interponer camiones en la pista de aterrizaje, mientras  cientos de hondureños protestaban junto al aeropuerto, lo que provocó unos  disturbios en los que murió una persona, única víctima mortal hasta el momento  del golpe de Estado.

Pero,  según el ultimátum lanzado por el propio Zelaya, hoy vence el plazo para conocer  las conclusiones de la mesa de negociación instalada en Costa Rica y en la que  participan comisiones de ambas partes. Si no se anuncia su «inmediata vuelta al  poder», dijo, dará por «fracasadas» las conversaciones e intentará por otras  vías su regreso al país. Una vez más, contará con la ayuda de sus aliados en  Nicaragua y Venezuela. Así se  expresó ayer Chávez, informa  Reuters: «Zelaya dijo que en las próximas horas entra a Honduras. Pues nosotros  estamos con él. Hay que apoyarlo». Hasta el momento la única propuesta sobre la  mesa de negociación es la que hoy dará a conocer el presidente costarricense y  mediador, Óscar Arias, quien sugiere para salir de la crisis la formación de un  gobierno de reconciliación compuesto por ministros de ambas tendencias y  presidido por Manuel Zelaya, así como la aplicación de una amnistía política. La  propuesta ya ha sido rechazada. El primero en reaccionar fue el presidente de  Nicaragua. «Ese tipo de iniciativa de gobierno interino donde se junten los  golpistas con los constitucionalistas que fueron depuestos es una aberración»,  dijo Daniel Ortega: «Sería legitimar que en cualquier país de Latinoamérica se  unan los militares con cualquier grupo de poder para dar un golpe». En la misma  línea, se pronunció la ex ministra de Exteriores de Zelaya, Patricia Rodas,  quien anunció «medidas más agudas» si el depuesto presidente no es restituido  hoy en el poder. Desde Bolivia, donde participó en el bicentenario de la  independencia, Rodas dijo que Zelaya conducirá personalmente desde el interior  de Honduras «la resistencia popular». «El presidente tendrá que anunciar a la  comunidad internacional en qué momento y en qué lugar se establece la sede  gubernamental», afirmó.También la delegación de Micheletti se ha mostrado  inflexible hasta el momento. Las únicas propuestas filtradas tienen que ver con  un posible adelanto electoral, ya que el propio mandatario de facto condicionó  su salida del poder a que Zelaya no volviera al país. Micheletti advirtió además  que el Ejército y la Policía de su país «están preparados para repeler»  cualquier intento de intervención extranjera.Mientras tanto, en las calles de  Honduras hoy volverán a repetirse cortes de carreteras y concentraciones de  protesta. Unas marchas que hasta ahora no han logrado alterar la vida normal del  país ni crear problemas de abastecimiento. Tampoco la huelga general convocada  tuvo repercusión alguna, pero el anuncio de Zelaya ha desatado una ola de  rumores sobre la formación de guerrillas para atacar al nuevo Gobierno o sobre  la preparación de atentados en la capital.

El bloqueo  de una carretera obliga a un grupo de hondureños a ir a pie.



Milenio
Sandinismo inspiró Revolución  Bolivariana de Hugo Chávez

El  sandinismo, que en los años 70 inició la revolución de los "pueblos sometidos"  en América Latina, inspiró a la Revolución Bolivariana que desde 1992 encabeza  el presidente venezolano Hugo Chávez, afirmó el legislador Earle  Herrera.

En  entrevista con Notimex, el diputado dijo que "la llegada al poder de la  guerrilla sandinista (en 1979) fue un hecho que estremeció en América Latina.  Decían que era imposible que llegara al poder otra revolución armada (después de  la cubana) y sucedió en Nicaragua".

En  vísperas de conmemorarse el 30 aniversario del ascenso al poder de la guerrilla  sandinista en julio de 1979, los partidarios de Chávez recuerdan el hecho como un  antecedente de la Revolución Bolivariana que se lleva a cabo en Venezuela, añadió  Herrera.

El también  catedrático de la Universidad Central de Venezuela (UCV) recordó que antes de  la irrupción de la revolución sandinista, liderada entonces por el actual  presidente Daniel Ortega, Nicaragua era un país "explotado y expoliado por las  empresas bananeras".

Recalcó  que ante esa realidad, más la imposición del régimen del general Anastasio  Somoza por parte de Estados Unidos, el pueblo nicaragüense decidió volcarse a la  lucha armada para cambiar las injusticias imperantes en el país  centroamericano.

Herrera  rechazó que la caída del régimen revolucionario en 1990, cuando el sandinismo  perdió las elecciones en su país, haya sido un "fracaso" y atribuyó el hecho al  "imperialismo norteamericano", que a su juicio financió a la contrainsurgencia  nicaragüense.

"Yo no  creo que hubo un fracaso, hubo un intervalo violento, producido por Estados  Unidos a través de una guerra financiada por el narcotráfico (...) Pero ahí  tenemos al comandante Ortega de regreso en el poder", enfatizó el diputado  venezolano.

A juicio  del también periodista, el legado de la Revolución Sandinista en América Latina  influyó en posteriores procesos de cambio que se realizaron en otros países  latinoamericanos, como en Venezuela, Bolivia y  Ecuador.

Advirtió,  al mismo tiempo, que en la actualidad se hace "imprescindible" la unidad de los  gobiernos y pueblos de Latinoamérica y el Caribe, para "poder preservar la  revolución que busca la verdadera independencia regional".

"Yo lo he  dicho antes: la revolución es latinoamericana o no es revolución, porque  entonces estaríamos condenados al fracaso, es algo que desde el siglo XIX venía  diciendo (el Libertador) Simón Bolívar", sentenció  Herrera.

Agregó que  "así como en el siglo XIX se combatió al imperio español, ahora estamos  combatiendo al imperio norteamericano", en referencia a Estados  Unidos.

Herrera  advirtió que "sólo la unidad" de los pueblos de América Latina podrá llevar a la  victoria definitiva a los movimientos revolucionarios, que siguen sin  consolidarse en la región.



La  Nacion (Chile)
Chávez: EEUU es "el primer  país narcotraficante del planeta"

El  presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó hoy que EE.UU. es "el  primer país narcotraficante del planeta", en respuesta al informe del Congreso  estadounidense que señala a Venezuela como un importante centro de  distribución de drogas en el continente.

Chávez, que llegó ayer a   Bolivia para participar en la celebración de los 200 años de la revolución  de La Paz contra la colonia española, calificó de "nueva falsedad" y "mentira"  el documento del Congreso de Estados Unidos.

"Donde se  ha incrementado el narcotráfico, la siembra de marihuana, el consumo de drogas y  la violencia es en los EE.UU. Es el primer país narcotraficante de todo este  planeta, allá están los grandes capitales del narcotráfico, del consumo",  dijo.

El  mandatario de Venezuela indicó  que el informe es una "artimaña" de Washington para tratar de "satanizar" a los  Gobiernos que "no le caen bien", entre los que mencionó el suyo, el del  boliviano Evo Morales y el del nicaragüense Daniel Ortega.

Aseguró  que su país no produce drogas y que se convirtió en zona de tránsito del  narcotráfico porque tiene como vecino a Colombia, al que calificó como "el  primer país productor" de narcóticos.

Chávez sostuvo que en  Colombia "se ha incrementado la producción de droga", a pesar del plan que  aplica el Gobierno de Álvaro Uribe para frenar el ilícito.

El  gobernante aseguró que en su país se han emprendido acciones importantes contra  el narcotráfico en los últimos meses.

"Venezuela ha comenzado a golpear duro  al narcotráfico después de que se fue la DEA (oficina estadounidense  antidrogas), porque la DEA está minada de narcotraficantes y de conspiradores",  agregó.

Según la  Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO), que es el brazo de investigación del  Congreso de EE.UU., a la situación en la que han aumentado los embarques de  cocaína que pasan por Venezuela  ha contribuido la corrupción en el Gobierno de Caracas.

El  informe, difundido el jueves por el diario The Wall Street Journal, añade que  los embarques de drogas han pasado de 50 toneladas métricas en 2004 a 260  toneladas métricas en 2006.

Las  relaciones entre Venezuela y  EE.UU. sufrieron un duro golpe en septiembre del año pasado, cuando el Gobierno  de Caracas expulsó del país al embajador estadounidense y Washington respondió  con la expulsión del representante venezolano.

Ambos  países experimentaron un acercamiento en las últimas semanas con el retorno de  los embajadores, proceso que podría verse afectado por el informe del Congreso  estadounidense.


Resaltan influencia  petrolera
Octavio Pineda

La  política exterior del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, basada en el petróleo ha sido  pragmática, realista y sensata, pues buscó llenar los vacíos que dejó Estados  Unidos en Latinoamérica a raíz de la guerra en Iraq, consideró Guillaume Long,  profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales  (Flacso), con sede en Quito.

"Los  países de la cuenca caribeña, que no producen petróleo, fueron presas fáciles de  la política exterior de Venezuela, que vio ahí una oportunidad  para cambiar el equilibrio de fuerzas hemisférico, incluso en foros como la  Organización de los Estados Americanos (OEA)", afirmó el especialista  Long.



-Construye Chávez su 'cortina  de hierro'
Octavio Pineda

La  Alternativa Bolivariana de las Américas (Alba), así como otras iniciativas de  cooperación regional impulsadas por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pasaron de ser propuestas  estrictamente económicas para convertirse en alianzas ideológicas y hasta  militares, señalaron analistas venezolanos consultados por  REFORMA.

"Ya no  queda duda de que el Alba dejó de ser una propuesta de integración económica  alternativa y hoy es una alianza ideológica y hasta militar", expuso el  internacionalista Carlos Romero, catedrático de la Universidad Central de Venezuela.

Según  expertos, la crisis institucional en Honduras puso en evidencia la fuerza  gravitacional que ejerce Chávez  para atraer a su órbita, con iniciativas como la Alba y Petrocaribe, a países  satélite.

En Venezuela se ha llegado a hablar  incluso de una reedición del Pacto de Varsovia, suscrito en 1955 por los países  del bloque del Este, bajo la égida de la Unión Soviética, para contrarrestar la  amenaza que suponían la creación, en 1949, de la Organización del Tratado del  Atlántico Norte (OTAN) y el rearme de la República Federal  Alemana.

Promovida  por el Mandatario venezolano como un contrapeso hemisférico a la influencia de  Estados Unidos, la Alba está integrada además por Cuba, Bolivia, Ecuador,  Nicaragua y Honduras -que se sumó bajo la gestión del derrocado Manuel Zelaya-,  y los miembros de La Comunidad del Caribe (Caricom).

"Quienes  tenían dudas sobre el carácter intervencionista del Gobierno de Venezuela, queda claro que tiene mil  caras y se manifestó en Honduras", añadió Romero, quien recordó que Caracas  facilitó las urnas y boletas para la consulta de Zelaya, así como  aviones.

"La  relación de Venezuela con  algunos países de América Latina y el Caribe en materia de factura petrolera no  se puede ver sólo como cooperación económica, porque para el Presidente Chávez también tiene una base  ideológica".



¿Pacto de  Varsovia?

La  vocación militarista de Chávez  en defensa de países aliados ha quedado de manifiesto en tres crisis recientes,  indicaron los entrevistados.

Cuando  tropas colombianas atacaron un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias  de Colombia (FARC) en Ecuador y asesinaron al número dos de esa guerrilla, "Raúl  Reyes", Chávez se solidarizó con  Quito y envió tropas a la frontera con Colombia como advertencia disuasiva al  Gobierno de Álvaro Uribe.

Durante el  conflicto el año pasado en Bolivia por las exigencias de autonomías regionales, Chávez advirtió a la cúpula  castrense de ese país que intervendría militarmente si el Presidente Evo Morales  era derrocado.

Y en la  actual crisis hondureña, Chávez  amenazó con una intervención militar si el presidente del Congreso, Roberto  Micheletti, era posesionado.

No  obstante, el analista y ex diplomático venezolano Julio César Pineda ve en las  reacciones de Chávez más "ruido  que nueces".

Pineda  recordó que el proyecto hegemónico de Chávez ha perdido fuerza con reveses  reiterados, de lo que se desprende el radicalismo para que su converso  correligionario vuelva al poder.

Así lo  dijo

"El Alba  dejó de ser una propuesta económica y hoy es una alianza ideológica y hasta  militar".

Carlos  Romero,Académico de la Universidad Central de Venezuela.

"Parece un  Pacto de Varsovia reeditado, con la diferencia de que esto es más que nada  verbal; en la práctica nadie lo aceptaría".

Julio  César Pineda,Analista y ex diplomático venezolano



Chávez advierte sobre una  guerra civil regional


Encabezados por el mandatario  venezolano, Hugo Chávez, los  mandatarios de izquierda de la región renovaron ayer su respaldo al derrocado  presidente hondureño Manuel Zelaya y advirtieron que la crisis podría derivar en  una "guerra civil que podría desparramarse sobre América  Central".

Chávez fue invitado ayer  por su par y aliado boliviano, Evo Morales, a participar de las celebraciones  del bicentenario del levantamiento de la ciudad de La Paz contra el dominio  español. Al festejo también asistieron los presidentes de Ecuador, Rafael  Correa, y de Paraguay, Fernando Lugo, que también aprovecharon la ocasión para  respaldar a Zelaya.

"La  situación de Honduras tiende a complicarse, se tensa más, y ojalá Dios no lo  quiera, pero podría terminar en una guerra civil que podría desparramarse sobre  América Central", dijo Chávez.

El  mandatario venezolano afirmó que Zelaya, uno de sus aliados políticos, está  dispuesto a regresar por tierra o agua a Honduras para retomar la presidencia  "hasta a morir". Chávez agregó  que había hablado con Zelaya por teléfono anteayer, aunque no precisó dónde se  encontraba el mandatario centroamericano.

"Ayer [por  el miércoles] conversé por teléfono con él y me dijo: «Hugo, yo no sé si voy a  morir, pero yo voy a Honduras»", afirmó Chávez.

El  presidente venezolano agregó que, durante su conversación, Zelaya le había  contado: "Honduras tiene muchas fronteras de tierras y agua, yo no voy a estar  dando vueltas por el mundo, no voy a terminar dando lástima, prefiero morir en  territorio hondureño".

Sus  declaraciones coincidieron con las de la canciller del gobierno depuesto de  Honduras, Patricia Rodas, que también participó de las celebraciones en La Paz,  donde dijo que Zelaya está en camino a su país.

Chávez también acusó al  Departamento de Estado norteamericano de estar detrás del golpe en Honduras,  aunque le quitó responsabilidad al presidente Barack  Obama.

"El  presidente Obama está entre la espada y la pared; yo creo que a Obama no le  informaron" sobre el golpe de Estado, afirmó.

"Este  golpe lo dio el Departamento de Estado, no tenga usted la menor duda, que nadie  tenga aquí la menor duda", dijo. Y luego agregó: "Los militares de Honduras no  hubieran dado un paso sin la aprobación de los militares de la base de los  Estados Unidos que está en Honduras y sin la aprobación del Departamento de  Estado".

El  presidente venezolano ya pidió el fin de semana a Obama que retirara las tropas  estadounidenses de Honduras para demostrar su rechazo al golpe que depuso a  Zelaya el 28 de junio pasado.

Obama y la  secretaria de Estado, Hillary Clinton, rechazaron el golpe que depuso al  presidente Manuel Zelaya, y el Pentágono suspendió la cooperación militar con el  nuevo régimen del país centroamericano.

Pero,  según Chávez "el imperio es el  imperio".

"El  imperio está vivo, ¿alguien quiere comprobarlo? Ahí está Honduras porque ahí  está la mano cruda y bestial del imperio yanqui tratando de revertir" la  democracia en ese país, sentenció el mandatario  bolivariano.

Respaldo

La crisis  política en Honduras dominó las celebraciones que reunieron en la capital  boliviana a Morales, Chávez,  Correa y Lugo. A los actos también asistieron Rodas y delegaciones de Cuba,  Chile, Brasil, la Argentina y España.

En su  discurso central, Morales atacó a los militares hondureños que destituyeron a  Zelaya, cuestionó la dependencia de éstos de Estados Unidos y deploró el papel  de la jerarquía católica del país centroamericano.

"Estoy  convencido de que en Honduras va a fracasar ese golpe de Estado. Todo nuestro  apoyo al pueblo hondureño que lucha por su liberación", afirmó Morales, que  reiteró su apoyo a Zelaya, cuyo país integra la Alianza Bolivariana para las  Américas (ALBA) junto con Cuba, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y  Bolivia.

El  gobernante boliviano insistió en denunciar la dependencia de los militares  hondureños con el Comando Sur estadounidense, al que acusó de propiciar el golpe  de Estado contra Zelaya.

"Hemos  conversado [entre los] hermanos presidentes: esa dependencia de las fuerzas  armadas de América latina ante Estados Unidos tiene que terminar, pues desde  Estados Unidos se enseña a los militares a identificar a los movimientos  sociales como sus enemigos internos", argumentó.

Correa  anunció que el siguiente paso para aumentar la presión sobre Micheletti será  solicitar a la Organización de los Estados Americanos (OEA) que desconozca el  resultado de las elecciones que planea convocar el gobierno de  facto.

"Hemos  sugerido una nueva asamblea de la OEA para desconocer cualquier elección que se  lleve a cabo por parte de un gobierno de facto, porque la estrategia de los  golpistas es quemar tiempo para llegar a las elecciones de noviembre, lavarse la  cara, cambiarse el vestido y decir «aquí no pasó nada»",  señaló.

En tanto,  Lugo dijo que América latina no puede dejar de oír "el grito desgarrador" de  Honduras.

"No  podemos dejar de recordar ni de oír ese grito desgarrador que viene de las  profundidades de Honduras", afirmó el gobernante paraguayo, que envió desde La  Paz "el abrazo del pueblo boliviano, latinoamericano" a Zelaya, "con la ilusión  y la esperanza de que el proceso latinoamericano sea un proceso sin  retorno".

"Queremos  naciones que fomenten la unidad, la integración, la equidad y la igualdad entre  los pueblos", señaló el presidente paraguayo.


Más allá del  bolsillo

Es una  lástima que la influencia retrógrada de Hugo Chávez haya cortado el proceso de  maduración de parte importante de la izquierda peruana. Ollanta Humala acaba de  declarar en París que la contradicción en Sudamérica ya no es entre derecha e  izquierda sino entre la globalización capitalista y los proyectos de  construcción de Estados nacionales. Chavismo puro. O velasquismo si quiere  usted. Desconociendo que los únicos países del tercer mundo que lograron salir  de la pobreza o reducirla significativamente en los últimos 40 años fueron  precisamente los que se integraron plenamente, sin miedo, a la ?globalización  capitalista?.

Allí están  las tres generaciones de tigres asiáticos, más de diez países. Allí la China.  Botswana, por ejemplo, en el África. Y Chile en Sudamérica. Para no hablar de  Japón, que hace 60 años era casi tan pobre como el Perú. Solo integrados al  mundo alcanzaron el mercado suficiente para crecer a tasas altas durante  décadas. Y, lejos de una contradicción con la construcción de sus respectivos  Estados nacionales, cualquiera de esos países tiene ahora un Estado mucho más  consolidado que el peruano, agobiado por el hueco de más de 30 años en el que  nos sumió el experimento anticapitalista de la revolución peruana (recién el  2006 recuperamos el PBI per cápita de 1975).

La única  globalización que existe es la capitalista ?que Venezuela aprovecha cínicamente  vendiéndole petróleo a Estados Unidos?, puesto que la otra, la comunista, se  derrumbó hace ya 20 años con la caída del muro de Berlín, que ya no podía  contener más tiempo su desastre. Es patético que nostálgicos de la Guerra Fría  pretendan ahora resucitar una subglobalización anticapitalista, cuyo germen  estaría en el ALBA y las relaciones con Irán y otros países. Si la madre no  pudo, la hija póstuma menos podrá. Un esquema basado en primitivos trueques de  productos, petróleo subsidiado e inversiones estatales dentro de un remedo de  planificación central, no irá a ninguna parte. Ya Venezuela creció apenas más de 4% el  año pasado, antes de la crisis, pese a todo el petróleo del mundo. Y con gran  inflación. Irónicamente, lo único que mantiene vivo a ese modelo, es el  oleoducto umbilical con Estados Unidos.

Cómo no  mirara nuestra izquierda al sindicalista marxista Lula, que acaba de anunciar  una reforma laboral de reducción de sobrecostos para hacer más competitiva la  producción brasileña en la globalización capitalista. O a los socialistas  Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, o a Tabaré Vásquez en Uruguay, o a Rodríguez  Zapatero o, aunque sea a Deng Xiaoping y sucesores en China. ¡Miren más allá de  su bolsillo, por favor!





¿Un narco Estado nace en  Venezuela?

Aún no se  ha hecho público. Pero un informe del Congreso de EE.UU. advierte de ?una fuerte  penetración del narcotráfico en Venezuela?, con aumentos notables del  tráfico de drogas y ?la complicidad de altos funcionarios civiles y militares?  del gobierno de Hugo Chávez,  ?que colaboran y protegen a la guerrilla y las organizaciones criminales de  Colombia?.

El  influyente diario británico Financial Times, que tuvo acceso al reporte, publicó  ayer detalles reveladores del documento elaborado por pedido del Comité de  Relaciones Exteriores del Congreso estadounidense.

El texto,  que será dado a conocer a finales de mes, fue encargado a la Oficina de Control  al Gobierno del Congreso (GAO, Government Accountability Office, por sus siglas  en inglés) por Richard Lugar. Este es el representante republicano de más rango  en el Comité. El objetivo era confirmar los datos del Departamento de Estado  sobre el aumento del narcotráfico en Venezuela.

El  documento revela que ?el contrabando de cocaína a través de Venezuela se cuadruplicó entre 2004 y  2007 y que la Guardia Nacional venezolana coopera con los traficantes de  estupefacientes colombianos?. En sustancia, el informe describe el nacimiento de  un narco Estado en Venezuela,  según publicó ayer el influyente diario español El País .

Uno de los  detalles que se incluyen en el informe señala que ?un alto nivel de corrupción  dentro del Gobierno venezolano, del Ejército y de otras fuerzas de orden  contribuye a la creación de este clima de permisividad?.

La  investigación, además, destaca que Venezuela se ha convertido en el  principal centro de distribución de la cocaína producida en Colombia y en el  mayor puerto de embarque de ese producto con destino, en especial, a mercados de  EE.UU. y España.

¿Cuál ha  sido la respuesta de Venezuela?  El Régimen venezolano, a través del ministro del Interior, Tareck el Aissami,  rechazó ayer el informe del Congreso de EE.UU., en el enésimo intercambio de  acusaciones y réplicas entre Washington y Caracas. El Aissami replicó: ?Hemos  demostrado con resultados cuáles son las políticas implementadas por el gobierno  del presidente Hugo Chávez y que  hoy nos colocan como unos de los principales países en materia de incautación de  drogas? .



THE ECONOMIST INTELLIGENCE  UNIT
Venezuela: Finance  outlook

Oil prices slid in the first half of July, after a  strong run-up in the second quarter, raising renewed worries about the economy.  While the government claims that GDP expanded modestly in the first half, and  growth is to continue, standards of living keep falling.
* Even as oil prices moderated, the IBC index of the  Caracas stockmarket rebounded to nearly 45,500 by mid-July, once more  trading at a 2009 high.
* The bolívar remains pegged to the dollar at the  official rate of Bs2.15:US$1. This has no relevance to the parallel rate at  which most importers buy hard currency and which inched toward Bs7:US$1 in the  first half of July.
* After a June easing, rates remain negative in  inflation-adjusted terms, even though the year-on-year rate of growth in the CPI  moderated to 27.4%.
A spike in world oil prices in the second quarter, which  pushed benchmark West Texas light crude toward US$80/b at one point in mid-June,  gave a respite to the economically challenged Caracas government, raising  hopes that inflows of petrodollars would resume, despite lower domestic  production and still-sluggish demand for petroleum around the world. Oil prices  tumbled in the first half of July, however, as investors realised that commodity  prices, as well as world stock prices, have been getting out of kilter based on  economic fundamentals and were driven higher by excess liquidity in the global  financial system. Oil dropped below US$60/b at one point, but with central banks  still flooding their domestic banking systems with cheap funds, another upward  spiral in financial markets cannot be ruled out.
Despite a mini-bubble in oil prices in recent months,  the outlook for the world oil market is negative over the medium and long term.  Demand has already been depressed by contracting economic activity in key  developed economies. Artificially high market prices will create further  imbalances between supply and demand, prompting producers to keep pumping and  curbing demand further. Some analysts believe that the equilibrium price today  has moved toward US$30/b and may fall further. There should also be room for the  usual overshooting once the bubble is pricked.
The government has been fairly optimistic. In part, this  has been reflected in the Caracas stockmarket, even though local stock prices do  not generally correlate with the economic outlook. The IBC index rose in recent  weeks and traded once more at 2009 highs in mid-July. President Hugo Chávez has  asserted that the economy posted modest growth in the first half, and government  officials also express confidence that growth will endure in the second half of  the year. This follows a 4.2% pace of expansion reported for 2008 as a whole.  However, as far as domestic consumers are concerned, growth has been negated by  rising inflation, especially in the imported goods sector.
The weakness of the bolívar in the parallel market,  where most importers obtain their hard currency, has only been exacerbated by  recent developments. The currency traded close to Bs7:US$1 in the first half of  July, following a disappointing dollar-denominated bond sale by Petróleos de  Venezuela (PDVSA), the oil monopoly. The central bank has reported that  purchasing power of the country's salaries was eroded by 4.8% during 2008. Motor  vehicles sales were halved in June on a year-on-year basis.



Zelaya heads for Honduras again,  says Chávez
Benedict Mander

Caracas leader steps up anti-US  rhetoric

Manuel Zelaya, the president of Honduras  deposed by a military coup three weeks ago, made a second attempt to return home  yesterday, according to Hugo Chávez,  Venezuela's leader.

"Zelaya said that in the coming hours he'll  enter Honduras. We're behind him, we have to support him," Mr Chávez said in Bolivia yesterday.  There has been no confirmation from Mr Zelaya, who is in  Nicaragua.

Venezuela's president, who had already assumed a leading role in  condemning the coup, has ramped up his rhetoric against the de facto government  in Honduras, accusing it of being backed by the US  government

"The Honduran army wouldn't have gone forward  without the approval of the state department. I don't think they told [US  president Barack] Obama, but there's an empire behind Obama," Mr Chávez said on Thursday. Like Venezuela and every other country in  the region, the US government has openly criticised Mr Zelaya's  overthrow.

The de facto government in Honduras has  responded to Mr Chávez's  "threats, provocations and violation of [its] sovereignty" by formally  complaining to the United Nations Security Council. But according to the  Honduran ambassador to the UN, who remains loyal to Mr Zelaya, the complaint  will be ignored as it does not formally recognise the new  administration.

Once the leader of an unsuccessful military  coup in 1992 and himself briefly overthrown in 2002, Mr Chávez threatened military  intervention shortly after the coup took place, and also provided an aircraft  for Mr Zelaya's botched effort to return two weeks ago.

Telesur, the Venezuela-based regional channel, has  reported events in Honduras from a pro-Zelaya perspective, and Roberto  Mich-eletti, the de facto president of Honduras, accuses Mr Chávez of sending agitators to stir up  unrest.

Mr Chávez argues that if Mr Zelaya is not  returned to power, a dangerous precedent will be set - most of all for leftwing  governments.




Town restores order day after  street fights; Public outrage appears to have abated in a small Venezuelan town  that erupted in violence after the national guard took over a police  station.
PHIL GUNSON

National and local authorities on Thursday  blamed each other for street battles that erupted the the previous day in the  small town of Curiepe as the national guard evicted the opposition-led state  police.

The troop takeover prompted a clash between  hundreds of residents who threw rocks, bottles and molotov cocktails at troops,  who responded with tear gas and rubber bullets. At least eight people were  injured.

Curiepe, 50 miles east of Caracas, was calmer  Thursday as residents celebrated the feast day of the Virgen del Carmen, the  patron saint of the town of about 3,500 residents. But the streets were still  occupied by guardsmen in riot gear, according to local media  reports.

Some Venezuela observers predict further  trouble, suggesting that the government is seeking to provoke the opposition  into retaliating with violence, in order to justify a  crackdown.

Mayor Liliana González, who took responsibility  for ordering the dawn eviction of the state police station, said opposition  governor Henrique Capriles was behind the disturbances, along with ''opposition  elements'' from out of town.

''The Miranda [state] police have to be  evicted,'' González told a government-controlled television station, ''because  that's municipal land.'' The mayor said a formal request for them to move had  been submitted to the state.

Capriles, who attended the religious  festivities, said the mayor ''needs to see a psychiatrist.'' He told reporters  Wednesday's events were, ''shameful'' and involved a ''disproportionate use of  force'' by the national guard.

Local residents, Capriles said, were not  defending the governor but rather their own right to be protected from  crime.

''Unfortunately,'' he added, ``there are some  mayors in this state whose only job is to prevent the governor from carrying out  the mandate of the people.''

Interior minister Tareck el Aissami also  criticized the governor.

In statements to the media he said Capriles was  acting, ''like a barrio thug'' by ``grabbing properties that don't belong to  him.''

Political commentator Eduardo Semtei, a former  member of the country's electoral authority, said the government was laying  traps for the opposition.

''If the Miranda police had opened fire  yesterday,'' Semtei said, ``they would have taken over the police, jailed  [Police Chief] Elisio Guzmán and taken legal steps to have the governor barred  from office.''

At the root of the problem, Semtei argues, is  the government's declining popularity as it heads for parliamentary elections  next year.

''They're looking for a way to provoke a  conflict,'' he said.



Folha  de São Paulo
Zelaya ameaça com nova  tentativa de volta

Sob a  ameaça de que Manuel Zelaya tentará novamente voltar a Honduras "nas próximas  horas", as comissões do presidente deposto e do governo interino de Roberto  Micheletti retomam hoje as negociações na Costa Rica para buscar uma solução à  crise política.

Até ontem,  a principal proposta sobre a mesa havia sido apresentada pelo presidente da  Costa Rica e Prêmio Nobel da Paz de 1987, Óscar Arias, mediador das negociações.  Ele sugeriu um governo de transição encabeçado por Zelaya, mas com a presença de  ministros ligados a Micheletti, para cumprir o resto do mandato até janeiro do  ano que vem.

Ambos  pertencem ao mesmo partido, o Liberal (centro-direita), mas o presidente deposto  ficou isolado da cúpula da sigla, que apoiou a sua  deposição.

Por outro  lado, Arias também propôs que Zelaya abandone sua campanha para convocar um  referendo sobre uma Assembleia Constituinte em paralelo às eleições gerais de 29  de novembro.

A  insistência de Zelaya em levar adiante uma votação sobre o tema apesar da  proibição da Justiça e do Congresso foi a principal justificativa para a sua  deposição, em 28 de junho.

Segundo um  assessor de Zelaya que participa das negociações, o presidente deposto aceita a  proposta de Arias, desde que os eventuais ministros ligados ao governo  Micheletti sejam escolhidos por ele.

Zelaya  também abriria mão da consulta sobre a Constituinte, mas não impediria que "o  povo" a convocasse.

Micheletti, porém, não tem  dado sinais de que concordaria com a volta de Zelaya sob nenhuma circunstância.  Nesta semana, afirmou que poderia renunciar desde que o seu ex-aliado não  regressasse ao poder, mas a proposta já foi descartada como solução para a crise  pelo presidente deposto e por Arias.

O  principal trunfo de Micheletti é o apoio interno de todas as instituições, entre  as quais o Congresso e as Forças Armadas, a Igreja Católica e a elite econômica.  Já Zelaya aposta na condenação internacional contra o golpe e em sua  popularidade nas camadas mais pobres hondurenhas, que vêm realizando protestos  quase diariamente desde a deposição, há três semanas.

O aumento  da tensão às vésperas da reunião de hoje levou Micheletti a declarar anteontem  toque de recolher durante a noite -a medida havia sido suspensa na  segunda-feira.



Chávez

As  negociações de hoje ocorrem sob uma intensa pressão de Zelaya, que tem prometido  abandonar as negociações na Costa Rica caso não haja um acordo nesta semana e  promete voltar a Honduras "a qualquer momento".

Ontem, foi  a vez de Hugo Chávez, que na  semana passada qualificou de "grave erro" a tentativa de diálogo, afirmar que  Zelaya voltará a Honduras "nas próximas horas". "Nós estamos com Zelaya, é  preciso apoiá-lo", disse o presidente venezuelano, que mantém uma equipe  permanente de diplomatas acompanhando o aliado (leia texto nesta  página).

As  declarações de Chávez foram  criticadas pelo Departamento de Estado dos EUA, patrocinadores da iniciativa do  diálogo mediado por Arias. "Nenhum país da região deve alentar nenhuma ação que  possa aumentar potencialmente o risco de violência em Honduras nem nos países  vizinhos", disse o porta-voz P.J. Crowley, ao ser questionado sobre o anúncio do  mandatário venezuelano.

Um dos  assessores que acompanham Zelaya na Nicarágua, onde ele passou os últimos dias,  afirmou que ele tentará o seu retorno ao país entre amanhã e segunda-feira -com  ou sem acordo-, mas não nas próximas horas.

Há duas  semanas, Zelaya tentou voltar a Tegucigalpa a bordo de um avião venezuelano, mas  a aeronave foi impedida de pousar por militares, que bloquearam a pista do  aeroporto com caminhões. Confrontos entre manifestantes e forças de segurança  neste dia causaram a morte de dois manifestantes, as únicas vítimas nos  conflitos pós-golpe até aqui. As autoridades golpistas dizem que Zelaya tenta  provocar um "massacre" em eventual confronto entre seus partidários e forças de  segurança hondurenhas para aumentar a comoção popular e internacional por seu  retorno.


Monomotor que caiu na  Venezuela é encontrado
IVANA MOREIRA

Os  destroços do monomotor Beechcraft, que estava desaparecido há uma semana, foram  localizados na quinta-feira pelas autoridades que trabalham nas buscas, no sul  da Venezuela. A chuva, porém,  impediu o resgate dos destroços e dos corpos dos dois homens que estavam a  bordo, os mineiros Maurício Lustosa de Castro e Alessandro Ninder  Morais.

Castro,  que era diretor financeiro da empresa mineira Magnesita, voltava de Miami para  Belo Horizonte. Morais era o piloto do avião. Os dois estavam nos EUA para  buscar o monomotor que havia sido adquirido pelo executivo da Magnesita. O  aparelho foi fabricado em 2004.

O último  contato da aeronave foi feito às 18h do sábado passado, com um centro de  controle na Venezuela. As  buscas, iniciadas na segunda-feira, foram dificultadas pelas condições de relevo  e vegetação de floresta. Segundo informações da Aeronáutica, o transmissor de  localização de emergência foi acionado automaticamente quando o motor parou,  indicando que ele caiu dentro do Parque Nacional Canaima, na Venezuela.




Micheletti bindet seinen Rücktritt  an Bedingungen
Hildegard Stausberg

"Zelaya nicht nach Honduras" - Schwere Vorwürfe der  Kirche gegen Einfluss von Chávez
Berlin - Im Honduraskonflikt will Costa Ricas Präsident  Oscar Arias eine neue Gesprächrunde einleiten mit der Delegation des abgesetzten  Präsidenten Manuel Zelaya und der des de-facto Präsidenten Roberto Micheletti.  Dieser hat bekräftigt, zum Rücktritt bereit zu sein, "wenn dies Ruhe und Frieden  nach Honduras bringt", allerdings dürfe Zelaya "auf keinen Fall" zurückkehren.  Micheletti zeigte sich "besorgt" über dessen Drohungen, durch "bewaffneten  Widerstand und Aktionen im In- und Ausland" seine Rückkehr erzwingen zu wollen.  Chiles Präsidentin Michelle Bachelet rief ihn auf, die Verhandlungen nicht  abzubrechen.
Der Vorsitzende der honduranischen Bischofskonferenz,  Kardinal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, sprach Zelaya das Recht ab,  zurückzukehren: "Dieser Mann hat sich als unehrlich und unfähig erwiesen, im  Rahmen der Verfassung zu regieren", sagte er der Frankfurter Allgemeinen  Zeitung. Er warf Zelaya vor, systematisch mit "subversiven Elementen" auf einen  Umsturz der Verfassungsmäßigen Ordnung hingearbeitet zu haben. Das Beharren der  internationalen Gemeinschaft auf die Rückkehr Zelayas sei "eine irrationale  Forderung". Die Organisation Amerikanischer Staaten (OAS) habe sich dadurch  "völlig diskreditiert".
Es gebe zwei Formen der Autorität, eine rechtliche und  eine moralische: "Beide besitzt Zelaya nicht mehr", so der Kardinal. Er  behauptete, Agenten des venezolanischen Geheimdienstes seien im Lande aktiv und  organisierten die "angeblichen Volksproteste" gegen die Absetzung Zelayas. Die  Kirche setze sich gegen die "Bolivarisierung" des Landes zur Wehr: "Gegen die  Kirche arbeiten die Agenten schon jetzt mit denselben Methoden, wie wir sie aus Venezuela kennen". Zelaya hatte  dem Parlament für dieses Jahr keinen Budgetentwurf präsentiert. Die für November  vorgesehenen Wahlen hätten deshalb nicht stattfinden können. Nun hat das  Parlament die verbleibenden Haushaltsmittel dafür freigegeben. Damit könnte der  Wahlkampf, wie in der Verfassung vorgesehen, am 27. Juli beginnen. In  Tegucigalpa stellte Finanzministerin Gabriela Núnez das Budget für 2009 vor, das  8,2 Prozent niedriger liegt als 2008, wofür die die internationale  Wirtschaftskrise aber auch das Missmanagement Zelayas verantwortlich sei. Er  habe 300 Millionen Dollar ohne Haushaltsabsicherung ausgegeben und außerdem fast  200 Millionen Dollar gar nicht bezahlt.
Das venezolanische "Zentrum für wirtschaftliche  Untersuchungen" (Centro de Investigaciones Económicas, CIECA) hat eine  Aufstellung der von Venezuela im  Jahre 2008 bis April 2009 an Honduras geleisteten "Hilfszahlungen"  veröffentlicht. Die Studie kam auf 624 Millionen Dollar, was gut zehn Prozent  des honduranischen Staatshaushaltes von 2008 entsprach.





blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com