De la universidad vandalizada
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 31 de Mayo de 2021 00:00

altInimaginable un lustro atrás, la universidad venezolana se encuentra literalmente pulverizada.

Atónitos, observamos el cadáver deambulando por las redes digitales que, en momento alguno, apunta a la fundamental responsabilidad del régimen que encendió el crematorio.

Por supuesto, hay una responsabilidad que anotar en torno al liderazgo del sector, sobre todo la de gremios con figuras antes bulliciosas y descollantes, ahora, temerosas y silentes. Demasiadas veces, la gravedad del asunto fue suficientemente advertida, incluso, desde la tribuna parlamentaria que nos honramos en ocupar, promoviendo importantes iniciativas desoídas con criminal indiferencia por sectores de la oposición ensimismados en las habituales y artificiosas maniobras de ampliación.

En efecto, no olvidemos que la propia consideración del asunto provocó la incorporación de la dirigencia del sector universitario al llamado frente amplio, partidizando un problema que requería – ante todo – del peso y tratamiento institucional de la legítima Asamblea Nacional. Hubo esfuerzos que fueron obviados, como el de legislar inmediatamente para responder a la amarga coyuntura que aún no concluye, promovidos por individualidades y organizaciones de la sociedad civil que hasta se dirigieron a la UNESCO, con nombres y apellidos constantes y sonantes.

Se dirá, siendo los medios los que justifican un fin tan perverso, el régimen alentó´y permitió el asalto de las sedes universitarias, permitiendo la indecible y consabida vandalización que bien la sintetiza  y  emblematiza la quema de la biblioteca central de la UDO, en Cumaná. Una modalidad de la agresión urdida por la usurpación, evadiendo sus responsabilidades, está en los actos consecutivos de vandalismo, hurto, robo a mano armada y, en definitiva, los destrozos que, en la casa de estudios del oriente, permitió intervenirla y nombrarle eso que llaman “protector”, con toda la carga de una burla desvergozada.

Faltando poco, el Sistema Patria se ha encargado del resto y, valga acotar, consejos universitarios que desaprobaron el envío de la data, pronto la constataron en las nóminas del ministerio del ramo, porque alguien hizo la remisión para demostrar el quiebre de la autoridad y del liderazgo en el sector. Otra modo de vandalizarla, frecuentemente hay queja de la negación o tardanza de los pagos, mas no de la flagrante violación de la autonomía universitaria  través del sistema.

alt

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com