Con OEA
Escrito por Pompeyo Márquez | @fundapompeyo   
Viernes, 10 de Julio de 2009 06:12

altCON OEA O SIN OEA GANAREMOS LA PELEA era el grito de Cuba en los años sesenta. El grito era proferido a raíz de las sanciones de la Organización como consecuencia de su injerencia en los asuntos internos de Venezuela, al igual que en otros países latinoamericanos. El triunfo de la revolución cubana estremeció al continente, surgió como una esperanza. El año 1956 había sido nefasto para el “socialismo real”.

En febrero se realizó el XX Congreso del partido comunista de la URSS y su secretario general, Nikita Jruchov, presentó un Informe sobre el culto de la personalidad de Stalin y sus numerosos crímenes y atropellos así como los profundos errores cometidos a lo largo de la construcción de ese país. Años después otro secretario general, Gorbachov -en sus Memorias reconoce, setenta años después que en  la URSS nunca había existido socialismo sino que a nombre de la “dictadura del proletariado” se había instalado una camarilla burocrática-policial-militar- que mantenía un régimen totalitario que llevó al colapso a esa dictadura.

Situación que se repite en Cuba donde después de 50 años de “socialismo” no se demuestra tampoco ninguna superioridad de éste sobre los desarrollos del capitalismo.


Esta experiencia fracasada se trata de imponer por una camarilla militar-civil a nuestro pueblo. Y lo hacen sin titulo de inventario. La actuación de Chávez reproduce casi al carbón aquellos procederes. Estatizaciones forzadas, violación de la Constitución, desprecio hacia la soberanía popular cuando desconoce los resultados electorales obtenidos a pesar de la utilización de todos los recursos del Estado para poner de bulto su ventajismo. Como decían los grafitos en las instalaciones de la Alcaldía Metropolitana ganada a pulso por  Ledezma que defiende con coraje y dignidad su victoria: “somos malos perdedores”.


Pero donde los reflejos de quienes hemos vivido esas épocas y, además, hemos tratado de extraer las lecciones correspondientes, nos alertan  sobre el “hiper-líder” y hasta dónde puede llegar el delirio de alguien acompañado por un grupo de militares y civiles  Cuando leemos: no asistí, dice el autócrata, a la sesión conmemorativa de una fiesta eminentemente civil como el 5 de julio porque “estaba preparando la operación para reponer a un títere, contra viento y marea, en la presidencia de Honduras.

Cuando observamos que se “decreta” un bloqueo, peor que el que se hiciera contra Cuba y la actitud de Insulza,  lanzo la mirada hacia el pasado y oigo el grito: Con OEA o sin OEA ganaremos la pelea. Así será en Honduras. El nuevo presidente de Panamá retomó la clave: nada de imposiciones, de intervenciones, la salida es el diálogo, es política, es de paz.




blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com