La Alemania de Angela Merkel
Escrito por Abraham Clavero Toro | @Abrasof2320   
Miércoles, 29 de Septiembre de 2021 00:00

altCuando Angela Merkel anunció (2018) que no se presentaría a la reelección en los comicios de este mes de septiembre, dio pie para generar una significativa

matriz de opinión en relación con su desempeño al frente de la Cancillería alemana por más de diez y seis años. 

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, el país teutón se ha caracterizado por ser dirigido por grandes líderes entre los que destacan Konrad Adenauer (1949-1961), Willy Brandt (1969-1972), Helmut Schmidt (1974-1980) y Helmut Kohl (1982-1984). Cada uno de ellos dejaron importantes legados que van desde la anexión a la OTAN, la reconciliación con Francia e Israel, pasando por el mejoramiento de las relaciones con la Unión Soviética hasta la reunificación alemana y la integración a la Unión Europea con todas las consecuencias que se derivan de ello. 

El ascenso al poder de Angela Merkel se debió en parte por ser ella una de las más relevantes colaboradoras en las administraciones de Helmut Kohl. No obstante, encabezó un movimiento que terminó por despojarlo de la jefatura de Unión Demócrata Cristiana (UDC) cuando se vio envuelto en una trama de corruptela en el partido (1999). En 2005 fue electa Canciller siendo la primera persona procedente de Alemania del Este y la primera mujer en ocupar dicho cargo.   

Durante cuatro periodos consecutivos llevó las riendas del poder encabezando una coalición presidida por la UDC conjuntamente con la Unión Social Cristiana de Baviera y otros partidos. Con su estilo característico de despolitizar los temas sirvieron para que la Canciller realizara un proceso de modernización de su organización política de tendencia conservadora, logrando ubicarla en una posición centrista.

Aun antes de conocerse los resultados definitivos de estas recientes elecciones comenzaron a surgir ciertas sombras que podrían desvirtuar esa trayectoria que se labró durante sus años de gobernanza. 

Indiscutiblemente que la estrecha derrota de la UDC el pasado domingo 26 de septiembre fue una muestra clara que no obstante la popularidad de la señora Merkel no influyó para que Armin Laschet consiguiere un resultado positivo que sirviera de despedida a su gran líder. Cabe acotar que el candidato del partido de gobierno había sufrió una serie de derrotas significativas en elecciones regionales, desde marzo pasado, lo que no auguraba un resultado favorable en estas elecciones legislativas.   

Al respecto, es interesante traer a colación el señalamiento realizado por la Deutsche Welle a dos días de las elecciones, al expresar que “Ángela Merkel que no fue una política de grandes decisiones para Alemania sino más bien una política reactiva que tuvo que reaccionar a todo tipo de crisis: la crisis financiera, la crisis de la zona euro, la crisis de los refugiados, la crisis del Brexit y ahora por supuesto todo el tema de la pandemia. Así que, por lo menos desde el punto de vista aleman tuvo bastantes luces, pero también algunas sombras cuando se mira su legado”.    

No hay duda que diez y seis años en el poder contribuyeron a erosionarse su figura.  En este sentido, la Fundación Bertelsmann publicó, en fecha reciente, una encuesta que indicaba que “dos tercios de los votantes deseaba un cambio político significativo y casi la misma cantidad deseaba un nuevo gobierno”. Esto quedó reflejado en los resultados de este domingo. 

Una de las decisiones más trascendentales durante su gobierno fue la de no cerrar las fronteras de Alemania a más de un millón de solicitantes de asilo y refugiados en 2015-16. Ello sirvió para incentivar a los movimientos etnos nacionalistas en diversas partes de Europa. A nivel nacional, contribuyó a transformar a la agrupación Alternativa para Alemania de un pequeño partido euroescéptico en una fuerza xenófoba de extrema derecha, transformándose en líder de la oposición en apenas cuatro años. Esta decisión complicó el debate sobre la emigración, dificultando la liberalización de leyes laborales. Aun en la actualidad la UE no ha podido reformar sus normas de asilo dejándola expuesta a otra crisis.

Algunos acontecimientos recientes de igual manera han podido influir en la inclinación de los electores alemanes. Por una parte, la gestión caótica de la segunda ola de covid-19, que contribuyó a empañar el éxito conseguido de la primera (2020). Luego vinieron las catastróficas inundaciones en el oeste de Alemania en julio pasado, en las cuales hubo cierta negligencia de algunos políticos locales lo que contribuyó a que el número de desaparecidos fuese relativamente alto. Y, a todo esto, hay que añadir la debacle en Afganistán, donde 150 mil soldados habían servido desde 2002, también fue difícil de asimilar. 

Sin embargo, será necesario dejar que el paso del tiempo permita un mejor análisis sobre su desempeño para que su legado sea finalmente reconocido entre los grandes Cancilleres que han conducido a una Alemania, ya unificada, que se ha convertido en piedra angular de la política europea en todos sus ámbitos.     

Según un artículo de la revista Foreign Affairs, el legado de la actual Canciller se puede resumir en que “transformó la política alemana posterior a la Guerra Fría, liberalizó su partido, presidió una expansión extraordinaria del poder económico y político alemán en Europa e hizo mucho por defender el proyecto político europeo”.  

Por ahora, se abre un compás de espera para que el candidato triunfador, Olaf Scholz del Partido Socialdemócrata (SPD), inicie las complicadas negociaciones que le permitirán conformar una mayoría sólida en el Bundestag, quien intentará incluir dentro de la coalición gobernante a los Verdes y al FDP, pero estas negociaciones pueden durar meses. Scholz es calificado como un político pragmático, con la capacidad de tomar grandes responsabilidades y una posición menos izquierdista dentro de su partido. Su estilo político, señalan diversos analistas de la política interna alemana no difiere sustancialmente de la de Merkel: ambos se parecen en muchos aspectos, a pesar de pertenecer a partidos rivales.

alt     


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com