Tecnología
Hombres ricos y hombres pobres, en datos
Escrito por Daniel Innerarity
Domingo, 10 de Abril de 2016 08:21

altLa Red es un espacio abierto y descentralizado, que horizontaliza la sociedad. Al igual que el mercado tiene una estructura igualitaria, pero muestra las limitaciones

Última actualización el Domingo, 10 de Abril de 2016 09:01
 
De una amenaza superada (Ley de Comercio Electrónico, táctica y estrategia parlamentaria)
Escrito por Luis Barragán (diputado por Aragua) | @luisbarraganj
Jueves, 31 de Marzo de 2016 06:16

altA mediados de 2015, la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, por entonces, bajo dominio del oficialismo, planteó un Proyecto de Ley de Comercio Electrónico que nos inquietó.

Última actualización el Jueves, 31 de Marzo de 2016 06:27
 
Parque industrial tecnológico
Escrito por Boris Gómez U. | @BorisSGomezU
Lunes, 28 de Marzo de 2016 00:46

altLas ciudades están obligadas, prácticamente, a contar con “parques” industriales y distritos para la tecnología.

Última actualización el Lunes, 28 de Marzo de 2016 06:44
 
Acerca de la Reforma a la Ley Orgánica de Telecomunicaciones
Escrito por Leandro Rodríguez Linárez | @leandrotango
Jueves, 17 de Marzo de 2016 07:01

Acerca de la Reforma a la Ley Orgánica de Telecomunicaciones
Hemos señalado en otras ocasiones que nuestra democracia está herida gravemente, pues constitucionalmente el equilibrio entre los poderes públicos es una falacia, el Ejecutivo Nacional es un súper poder, somos una democracia en extremo presidencialista y ello en lo más mínimo resulta positivo. Sí analizamos las naciones que hoy presentan alta calidad de vida nos encontramos con una realidad transversal entre ellas, un correcto y compensado equilibrio de las funciones vertebrales del Estado entre sus poderes públicos.
En consecuencia, el estamento jurídico en Venezuela no escapa de esta rezagada forma de Estado, leyes como la que rige las telecomunicaciones en el país es una oda al personalismo, al centralismo, al presidencialismo, lo cual es profundamente dañino al correcto desenvolvimiento de las telecomunicaciones, del flujo informativo, a la salud democrática.
En la actualidad esta Ley establece un “Órgano Rector” de las telecomunicaciones, siendo de adscripción al Ejecutivo Nacional. Así mismo, plantea la “Tutela Administrativa” de la Presidencia de la República hacia la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), es decir, CONATEL es de hecho un apéndice del Ejecutivo Nacional, mal pudiéramos entonces hablar de idoneidad e imparcialidad en el tratamiento a la vital función de las telecomunicaciones, sobre todo de la información, exhibiendo hoy un imprudente sesgo y control gubernamental.
Por sí fuera poco, el Director General y el Consejo Directivo de CONATEL son de libre nombramiento por parte del Presidente de la Nación, lo que consolida el influjo presidencial en todas las actuaciones de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones.
Toda reforma que se realice a la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, para que sea provechosa y funcional, debe, entre otras, corregir estas malformaciones orgánicas, debe: En primer lugar, asegurar que CONATEL sea un instituto autónomo, dotado de personalidad  jurídica y patrimonio propio, con autonomía técnica, financiera, organizativa, administrativa y de funcionamiento, que rinda cuenta de su gestión y administración ante la Asamblea Nacional y la Contraloría General de la República.
En segundo lugar, sería en extremo beneficioso eliminar la figura del Director General, plasmar en la reforma decisiones y actuaciones colegiadas ¡Eso sí! por un Consejo Directivo constituido democráticamente, por ejemplo un representante por cada uno de los siguientes actores: Televisión de señal abierta, por suscripción, radiodifusores, cinematógrafos, medios alternativos y comunitarios, telefónicas, organizaciones de usuarios, medios electrónicos, así como un representante del Ejecutivo y otro por la Asamblea Nacional.
En tercer lugar, es necesario colocar un piso mínimo al tiempo de las concesiones, de por lo menos 5 años, así evitar presiones políticas a cambio de concesiones “momentáneas”. Todo ello obsequiaría a nuestra democracia un ente imparcial y una actividad de telecomunicaciones acorde con los fines del Estado. @leandrotango

altHemos señalado en otras ocasiones que nuestra democracia está herida gravemente, pues constitucionalmente el equilibrio entre los poderes públicos

 
Adicciones tecnológicas
Escrito por Guillermo Córdoba Santos
Viernes, 11 de Marzo de 2016 15:08

Adicciones tecnológicas
“La adicción a las nuevas tecnologías resta importancia al ocio, charlar o salir con los amigos”. Obesidad, disminución del rendimiento académico, aumento de los conflictos sociales y familiares o abandono de las responsabilidades. Estas son algunas de las consecuencias que tienen el uso incontrolado de las nuevas tecnologías, a las que puede sumarse el insomnio, la tristeza o la irritabilidad, que en los casos más extremos ponen en riesgo la salud de una persona y sus relaciones.
Abusar del teléfono móvil, de internet, de los videojuegos e incluso de las redes sociales puede diagnosticarse como adicción si se cumplen cuatro importantes factores: la necesidad de utilizar cada vez más los dispositivos tecnológicos; el síndrome de abstinencia (que cuando se prohíbe el uso se produzca una relación psicológica contraria); una pérdida de control elevado, intentando reducir el tiempo en el que se está conectado y que no se pueda; y, por último, la pérdida de interés por realizar otras actividades de ocio.
El psicólogo José Álvarez explica: “Si no hay tolerancia ni síndrome de abstinencia no sería adicción sino un uso abusivo, un paso previo. Si al levantarse lo primero que hace es conectarse a su teléfono móvil o a internet, si tiene muchos cambios de humor o genera conflictos la regulación del tiempo que puede estar conectado a internet”, son algunas de las señales que nos advierten de que algo está pasando. En los casos más extremos, hay personas para las que el “resto de cosas deja de tener importancia. Prefieren las nuevas tecnologías a salir al parque o quedar con los amigos. Normalmente la adicción escode algún tipo de carencia, que fomenta el momento en el que nos encontramos, con tanto desarrollo tecnológico”, explica.
Abrir los ojos y mirar el móvil es el despertar de millones de personas, especialmente los más jóvenes. La utilización de distintas tecnologías a la vez hace que la atención se disperse y disminuya el rendimiento. Según la encuesta de Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación en los hogares de 2015, el 66,7 % de los adolescentes entre 10 y 15 años tienen su teléfono móvil propio, y una de las cosas más preocupantes es que esta cifra no deja de aumentar.
Guillermo Córdoba Santos
Periodista

alt“La adicción a las nuevas tecnologías resta importancia al ocio, charlar o salir con los amigos”. Obesidad, disminución del rendimiento académico, aumento de los conflictos sociales

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 7 de 160
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com