Apple vs FBI
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 18 de Febrero de 2020 06:25

altUna vez más la empresa de la manzanita (Apple) entabla una querella contra el gobierno de los Estados Unidos.

A tal efecto, el Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, ha solicitado a la empresa Apple que colabore con el Federal Bureau of Investigation (FBI) para lograr el desbloqueo de unos teléfonos celulares de su afamada marca, que presuntamente pertenecían a un militar saudí de la Fuerza Aérea (El Diario.es. traducido por Alberto Arce) acusado de participar en un ataque calificado por el gobierno norteamericano como “terrorista”, y que causó la muerte de tres (3) personas en una base naval en el estado de Florida el pasado mes de diciembre. 

Apple se ha negado a acceder a dicha solicitud, a pesar de haber sido acompañada de la orden judicial correspondiente. Ya que, acceder a tal medida, es vulnerar la seguridad de los datos almacenados por los clientes que usan iPhones. 

Esta disputa rememora, otra sucedida en el año 2016, por causas parecidas, que eran objeto de investigación por el FBI, calificadas con la misma etiqueta; (actos terroristas que amenazan la seguridad nacional). En aquel entonces, igual que ahora, Apple argumenta, que no puede facilitar la información almacenada en el teléfono, ya que, para ello, requiere la clave de acceso, la cual es solo de uso personal. Al final, el FBI, pudo des encriptar el teléfono, sin la colaboración de Apple, recurriendo a una empresa especializada en tecnología celular.

El gobierno federal ha planteado la posibilidad de crear una “vía expedita”, mediante orden judicial de un tribunal, se pueda activar dicha colaboración, para poder acceder a la información almacenada en los teléfonos. Ante tal propuesta, la empresa y algunos actores que defienden la confidencialidad y los derechos civiles, argumentan que tal vía, se puede prestar a violentar los derechos de las personas. 

Este fin demostró que la encriptación celular de la marca Apple, si bien es cierto, es la más segura del mercado, también es cierto, que puede ser vulnerable por científicos especialistas y por empresas tecnológicas que “colaboran” (cobran) con los organismos de seguridad de cualquier estado.

La disputa reciente entre Apple/FBI ha colocado sobre la mesa una discusión, que hasta el momento no ha sido abordada en profundidad, y que gira sobre los derechos civiles de los ciudadanos, los cuales no pueden ser vulnerados por ninguna autoridad, por el contrario, es obligación de los gobiernos protegerlos y defenderlos (por lo menos en los Estados Unidos). En la discusión ya ha intervenido, el propio presidente de los Estados Unidos (Donald Trump), criticando a Apple por su negativa a colaborar con el gobierno, organizaciones que defienden a los derechos civiles, personalidades y políticos conservadores, obviamente, el propio Tim Cook, ha declarado y fundamenta su argumentación en razones técnicas y de derechos de sus clientes iPhones. 

La empresa Apple con una rapidez corporativa y comunicacional, propia de una empresa de tecnología, ha tomado la iniciativa en el mercado y tiene varias semanas emitiendo mensajes a través de las redes sociales (Twitter), explicando las bondades de la tecnología Apple para sus usuarios: su seguridad de comunicación “end to end”, basada en la seguridad de la información transmitida desde su origen hasta su destino, cifrada en su totalidad, bien sea su destino la nube o cualquier otro. Otra de sus razones dirigidas a sus clientes, es la “confidencialidad” como un atributo de la marca, la cual, en toda la argumentación, prácticamente la posicionan como un valor, el cual ofrecen a sus clientes. De ello se desprende, un comportamiento de la empresa expresado en un respeto a la seguridad de datos y confidencialidad hacia sus clientes. 

Hasta ahora hemos presenciado disputas y controversias entre empresas como Apple, Facebook, Huawei, Google, versus el gobierno de los Estados Unidos, pero una iniciativa de abordar el tema de fondo, el cual no es otro, que el desarrollo tecnológico, el marco normativo que debe existir en una sociedad compleja, los intereses de muchos actores, entre los cuales podemos nombrar; empresas, gobiernos, ciudadanos, organizaciones no gubernamentales, derechos civiles, derechos a la privacidad, eso se tratado con timidez y de ahí las confrontaciones que estamos presenciando.  

Todo lo anterior es una agenda inmensa a discutir, la cual, sumada a la globalización del crimen organizado, lavado de dinero, terrorismo y proyectos de desestabilización de la cultura occidental, nos obliga a gobiernos, empresas, academia y pensadores, a plantear la discusión, que ya hoy día, va más allá de un problema tecnológico, des encriptar unos teléfonos o de transgredir unos derechos con una óptica absolutista. 

El problema se origina en la velocidad del desarrollo tecnológico, el volumen y rapidez de la información, que está impactando la cultura, procesos y formas de actuar en sociedad, y, por otro lado, la lentitud para analizar, interpretar los cambios y legislar de los líderes de la sociedad actual.  

Pareciera que en el planeta tenemos dos grandes bloques: uno representado por empresas y centros de investigación que se caracterizan por su velocidad, innovación y desarrollo y otro, con el sello de la superestructura jurídica, gobiernos y academias, que se caracterizan por ser muy racionales, epistemológicos y de decisiones muy lentas. Hay unas brechas que debemos reducir para poder vivir y desarrollarnos en una sociedad más colaborativa.  

alt 

 

 

 

 

 

 

 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Martes, 18 de Febrero de 2020 07:34
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com