El Big Bang celebrado por el Vaticano
Escrito por José Rafael Revenga | @revengajr   
Lunes, 15 de Mayo de 2017 00:00

altUn “gran estruendo” ocasionó la semana pasado el taller internacional sobre cosmología promovido por el  Papa Francisco señalando que el “Big Bang”

era un hecho real en absoluto reñido con el contenido de la Fe.

La reunión tuvo lugar en Castelgandolfo, al sur de Roma, y homenajeó el legado científico del poco conocido monseñor Georges Lemaître (1894-1966), sacerdote jesuita belga y cosmólogo autor de la teoría del “Big Bang” la cual afirma que el origen del universo se dio en la forma de una gigantesca explosión.

El científico llamó a su teoría “la hipótesis del átomo primitivo”.

Con dicho acto, la Iglesia fija posición definitiva en el sentido que no hay conflicto entre ambas verdades: las que va descubriendo la Ciencia y las que son propias de la Fe.

El co-creador del “Big Bang”: Georges Lemaître

Francisco dirigió un mensaje a los participantes el viernes 12.05. Entre sus pronunciamientos destaco un par de ellos:

«La existencia y la inteligibilidad del universo no son fruto del caos y de la casualidad, sino de la Sapiencia divina, presente “como primicia de sus caminos, antes de sus obras, desde siempre”

“Tanto como sacerdote Católico como cosmólogo, Monseñor Georges Lemaître conocía bien la tensión creativa entre la fe y la ciencia, y siempre defendió la clara distinción metodológica entre los campos de la ciencia y la teología. Al integrarlas en su propia vida, él las consideraba como áreas de competencia distintas. Esa distinción, ya presente en Tomas de Aquino, evita un cortocircuito que es tan dañino para la ciencia como lo es para la fe”.

“Frente a la inmensidad del espacio-tiempo, nosotros los humanos podemos experimentar asombro y un sentido de nuestra propia insignificancia… Como le gustaba decir a Albert Einstein: “Uno puede decir  que el eterno misterio del mundo es su comprensibilidad”.

La Cosmología entra al Vaticano

En efecto, desde el martes 09.05 hasta el viernes 12.05 el Observatorio Vaticano –fundado por el papa León XIII en 1891 y desde 2015 dirigido por el hermano jesuita Guy Consolmagno quien recibió la Medalla Carl Sagan de la American Astronomical Association en 2014-  organizó un encuentro sobre “Huecos negros, ondas gravitacionales y singularidades espacio-temporales” con la participación de los mas destacados físicos y cosmólogos a nivel mundial.

Sus dos temas principales:

“Cuales son los actuales límites de la moderna cosmología científica?”

 “Cuales son reales desafíos científicos que pueden ser explorados en el futuro a corto  plazo?

Cómo nace el “Big Bang”

Georges Lemaître, sacerdote belga (S.J.) es el autor de un  artículo destinado a especialistas en 1927  en la publicación periódica Annales de la Societé scientifique de Bruxelles. Su titulo:

 “Un universo homogéneo de masa constante y de un radio creciente”.

El “paper” fue traducido parcialmente al inglés por Arthur Eddington en 1931. Eddington ya había escrito en 1930 un extenso comentario sobre el artículo de Lemaitre en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

En términos mas descriptivos, Lemaitre postulaba que el Universo   se encontraba sometido a un proceso de expansión continua.

Adicionalmente, el cosmólogo belga es el primero en fijar la relación constante entre distancia de la galaxia y su velocidad de distanciamiento al tener en cuenta que las galaxias se alejan las unas de las otras de manera permanente.

Más tarde, a partir de 1929, esta relación fue conocida como la “constante de Hubble” de acuerdo  a  la estimación de su valor –más precisa que la suministrada por Lemaître- por los cálculos del astrofísico estadounidense Edwin Hubble (1889-1953)

Ver:

https://goo.gl/nUQMQZ

Ya en 1933 el prestigio científico de Lemaitre es reconocido internacionalmente y publica su trabajo “Evolution of the Expanding Universe” en la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU.

Ver:

https://goo.gl/UzyF2w

 

En 1922 Lemaître redacta un breve trabajo sobre la física de Einstein lo cual le permite obtener una beca de estudios y se inscribe en la Universidad de Cambridge, Gran Bretaña como estudiante y investigador en los cursos dados por el astrónomo Arthur Eddington.

El año próximo es admitido en el Massachusetts Institute of Technology. En 1926 regresa a la Université Catholique de Louvain y en 1927 tiene su primer encuentro con Albert Einstein en el históricamente famoso congreso científico Solvay  que tuvo lugar en 1927 en la Universidad Libre de Bruselas.

Si bien Lemaître fue un co-creador de la “teoría del átomo primitivo” como la llamó,  el ruso Alexander Friedmann (1888 – 1925) fue el primero en publicar una teoría de la expansión del Universo en una revista alemana en 1922.

En verdad, un astrónomo estadounidense, Vesto Slipher (1875-1969), postuló en 1917 que por lo menos un cierto tipo de “nebulosas” (hoy en día se las llama “galaxias”) presentaban una tendencia sistemática a alejarse de nosotros. Slipher fue director del Observatorio Lowell en Arizona desde 1916 a 1952.

Dos eminencias corregidas por Lemaître

El cosmólogo belga tuvo la oportunidad de  ”corregir” a dos eminencias. La primera fue Albert Einstein.

Einstein fue el autor del primer modelo cosmológico (1915-1917) con su teoría general de la relatividad pero la fundamenta en un universo estático o en contracción y, por lo tanto, excluía la expansión. Años mas tarde, lo consideró como “el mayor error de mi vida”.

Lemaître le porfió a Einstein durante años que las soluciones cosmológicas a la teoría general no podían ser estáticas ya que las velocidades de distanciamiento eran proporcionales a su distancia de nosotros.

Einstein se dirige a  Lemaître en 1927 diciéndole:

 "Vos calculs sont corrects, mais votre physique est abominable".

[“Sus cálculos son correctos, pero vuestra física es abominable”]

Mas tarde, a principios de 1931, se encuentran en Pasadena, California y Einstein admite su equivocación. El último encuentro de los dos genios tuvo lugar en Princeton en 1935.

En 1958  Lemaître escribe un artículo con el título “Rencontres avec Einstein” en el cual reseña los diferentes encuentros entre dos genios. Transcribo una selección traducida al inglés.

“I saw Einstein again four years later in California at the university in Pasadena. Speaking to me about the doubts that arose in his mind about the inevitability, under certain conditions, of the zeroing of the radius of the universe, Einstein proposed a very simplified model of the universe to me, for which I had not the slightest difficulty to calculate the tensor energy. This occasion taught me a lot about his way of thinking and his way to truncate indecision by making a decision based on a good selection of examples. He concluded that the loophole he had thought of did not work.”

“I had many conversations with Einstein in that period, generally during walks, and almost always, then as afterwards, on the theme of the cosmological constant “lambda”, that he had cleverly introduced in his equations, but with which he was never satisfied and was trying to retract.”

El segundo “corregido” fue el Papa Pío XII quien impulsó las actividades de la Pontifícia Academia de las Ciencias animado por la posibilidad que las ciencias, en particular la astronomía, pudieran brindar una “evidencia científica” de la existencia de Dios.

En una reunión sostenida   en 1952, Lemaître tuvo la oportunidad de argumentarle al Pontífice que no existía concordancia entre las dos verdades sino dos verdades autónomas cada una en su propio campo.

Con la ayuda del entonces director del Observatorio Vaticano, Daniel O Connell,  Lemaître logra persuadir al Papa de no servirse de verdades científicas para justifican el contenido del libro de Génesis.

El Papa hizo suyas algunas de las consideraciones de Lemaître en su discurso en la ocasión de la conferencia de la Asociación Astronómica Internacional que tuvo lugar en Roma en septiembre 1952.

Una ironía de la historia

 Lemaître no inventó el término “Big Bang”. La etiqueta la utiliza por primera vez el astrónomo Fred Hoyle (1915 - 2001) en un programa de radio transmitido por la BBC el 28.03.1949 y lo hace en un sentido despectivo para refutar la expansión acelerada del Universo ya que fue un ardiente defensor hasta su muerte  de la teoría del “steady state”  o condición estática.

Por una ironía más, a las cuales nos tiene acostumbrada la historia, el uso de “Big Bang”  se universalizó en sentido positivo.

De regreso al pasado: la cosmovisión de Edgar Allan Poe

Una visión más expansiva nos remonta sorpresivamente a Edgar Allan Poe (1809-1849), celebre inventor del cuento breve, del relato detectivesco, autor de obras de ciencia ficción y mas conocido por sus cuentos de terror.

Tuvo gran influencia en Europa. Son sus

deudores directos Charles Baudelaire, Fedor

Dostoyevski, Franz Kafka, Thomas Mann,

Arthur Conan Doyle y, mas cerca de

nosotros, Jorge Luis Borges y Julio Cortazar

insigne traductor de la obra de Poe.

 

No es aventurado pensar que la obra de

ciencia-ficción de Poe y en especial el

extenso ensayo cosmogónico  Eureka (1848),

dedicado “con profundo respeto” al gran

científico Alejando von Humboldt,

explorador de nuestras regiones equinocciales

y autor del tratado Kosmos (1845 - 1847),

hayan sido frecuentadas por Lemaître y los

mas distinguidos astrónomos europeos.

 

Poe era entusiasta lector de los trabajos de

Newton, Laplace, Kepler y otros físicos.

 

Eureka presenta una visión dinámica de un

Universo que cobra su existencia en un

instante:

 

“Me propongo hablar del Universo físico,

metafísico y matemático; material y

espiritual; de su esencia, origen, creación; de

su condición presente y de su destino”.

 

Cortazar traduce  a Eureka y es responsable

del prólogo a la edición en castellano.

 Escojo un párrafo del prólogo:

 

“Cuando Poe, en el paisaje quizás mas

hermoso de Eureka, nos coloca dentro de la

inmensa Y mayúscula de la Vía Láctea, y nos

muestra que el cielo que vemos mas o menos

estrellado depende solamente de que en un

caso estamos  mirando a lo largo de la Y, y

en el otro miramos a través de ella, se tiene

por un instante un vértigo de la infinitud…”.

 

O sea, detrás del genio de Lemaître se encuentran tanto Poe como von Humboldt.

 

NOTAS

1)          Para una nota mas extensa sobre Lemaître ver mi escrito de mayo 2010:

El co-creador del Big Bang   https://goo.gl/qCCd8V

2)          Para el trabajo original de Lemaitre (traducción al inglés autorizada por el autor)

A Homogeneous Universe…

 https://goo.gl/oteCbS

 

3)          Para un debate cosmológico actual ver:

A Cosmic Controversy            https://goo.gl/E2Aklm

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com