El Mundo de Isabella
Escrito por Belkis Lovera | @mundodeisabella   
Miércoles, 18 de Abril de 2018 00:00

altEn el Capítulo IV de la Ley de Discapacidad en Venezuela  que se refiere a  la Accesibilidad y Vivienda,

específicamente en el Artículo 35 dice lo siguiente: Los órganos y entes de la Administración Pública Nacional, Estadal y Municipal, y todas las personas naturales y jurídicas de derecho privado, están obligados a garantizar el pleno acceso, brindar atención preferencial y crear mecanismos adecuados y efectivos para facilitar información, trámites y demás servicios que prestan a las personas con discapacidad.  Esto en cuanto la atención preferencial a la que las personas con discapacidad tienen derecho, aunque en la práctica no se cumpla a pesar de que en la ley está perfectamente descrito. Este artículo hace referencia y describe perfectamente a la atención preferencial que por derecho tienen las personas con discapacidad pero que tristemente en la práctica pocas veces se cumple.

Hoy fue uno de esos días maravillosos donde no tuve que apelar a ningún carnet de discapacidad , ni darme media vuelta porque no me gusta someter a mi hija a colas interminables, ni tampoco tuve que explicar que las personas que tienen el trastorno del espectro autista les puede causar mucha ansiedad los largos períodos de espera, simplemente una vigilante (quizá madre) miró a mi hija a quien conocía pues vamos frecuentemente a ese abasto (queda cerca de mi casa) y nos dijo que pasáramos adelante.

Lo que estaban vendiendo era harina pan, algo así como oro en polvo, por lo escaso del producto en los anaqueles y la alta demanda del mismo. La larguísima cola estaba armada cuando llegamos, pero iba a intentar pasar a comprar algo que necesitaba para la cena y obviar que estaban vendiendo la harina con que le puedo hacer arepitas a  mi hija (a pesar que desde algunos años y a raíz de las mezclas de harina de maíz con cereales como la avena o el arroz, dice en el paquete que puede contener trazas de gluten).

Estaba tranquila esperando poder pasar a comprar otro producto, cuando como les dije me dejaron entrar, hice una pequeña cola dentro del supermercado y me entregaron 3 paquetes. Contenta fui a pagar, olvidando lo que en principio fui a comprar y para mi sorpresa la chica de la caja registradora regañó al muchacho que entregaba las harina reclamándole los 3 paquetes de harina  que le correspondían a mi hija. Se lo agradecí , pues nos hemos acostumbrado a pasar de largo con nuestros hijos menores de edad quienes también tienen derecho a comprar, ella me devolvió una amplia sonrisa, de solidaridad, de bondad, de ayuda y sobretodo de honestidad.

Siempre hemos tenido buena actitud ante las circunstancias y en general tengo que decir que he tenido un trato  bueno de parte de los prestadores de servicio, creo que se debe a la sonrisa que tiene dibujada constantemente  en el rostro, mi hija Isabella, pero también tengo mis cuentos desagradables y he visto cosas que no deberías pasar, ni con las personas con discapacidad, ni con las mujeres embarazadas y mucho menos con las personas de la tercera edad.

Con educación y mucha paciencia deberíamos luchar día a día por nuestros derechos, el mal trato puede ser ignorancia, entonces hay que educar , o también el mal trato puede ser la circunstancia de la persona que te atiende, entonces hay que ser pacientes, pero por sobre todas las cosas “Haz valer tus derechos”

(*): Comunicadora y mamá de Isabella

Programa radial El mundo de isabella por radiocomunidad.com | IG: @elmundodeisabella | TW: @mundodeisabella

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com