De la identidad simbólica del Estado
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 15 de Febrero de 2021 00:00

altHay poderes simbólicos que también monopoliza y hacen al Estado, en cualesquiera latitudes.

A veces, resultan más eficaces y contundentes frente a los recursos materiales de los cuales dispone.

Existen procedimientos protocolares que, inequívocamente, nos imponen de la necesaria realidad estatal, como síntesis de nuestra histórica vida societaria. Frecuentemente, se expresa en la entidad castrense, cuyos modos tan marciales alimentan ese imaginario colectivo del Estado, dándole una prestancia que obviamente no logra transmitir sus servicios tributarios, por ejemplo.

Ocurre algo semejante con las transmisiones radiales y televisivas de todo gobierno que hace uso de los símbolos patrios, dejando por sentado que no se trata de un evento circunstancial. Las famosas cadenas se hacen de ese ceremonial introductorio, añadido el trato formal hacia los protagonistas del acto.

Desde Chávez Frías en adelante, se ha hecho un uso desmedido de todo ceremonial para dejar por sentado la supremacía irrefutable del poder que habla y actúa. Sin embargo, el abuso ha derivado en una banalización de los símbolos y, aunque mantienen su eficacia, igualmente le ha restado toda auctoritas, legitimidad y respeto hacia las instituciones y los titulares que se asumen dueños de un botín al que cual dicen aportar la novedad de sus espontaneidades, por risueñas, dicharacheras o graciosas que se digan.

Quizá acá, en un terreno pocas veces meditados, la forma también es el fondo. Y la reconstrucción del país ha de pasar por la actualización y trascendencia de los poderes simbólicos y ceremoniales del Estado que ha de buscar – urgido – su identidad. 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com