Finta, pandemia y revocatorio
Escrito por Dr. José Alberto Olivar | @JAOlivarp   
Jueves, 03 de Diciembre de 2020 00:00

altAnte la pregunta, ¿y después del 6D qué? La incesante búsqueda de respuestas da para todo, desde el cinismo más pérfido hasta el interesado pronóstico apaciguador.

Entre tanto, la pandemia, tomada con dejadez por un segmento numeroso de la población, poco o nada a costumbrada a cumplir las normas, continua su silencioso asecho mortífero, aunado al conveniente uso político por parte de un régimen, que llama al distanciamiento social preventivo, pero en cadena de radio y televisión transmite una pachanga con torta y mariachis incluido. ¿Como se llama la obra? Venezuela, país de locos.

Resulta fácil cuando se tiene la certeza de tener todo bien atado, declarar con desparpajo y luego posicionar el hashtag (#) correspondiente acerca del presunto efecto político que traería un hipotético triunfo de la oposición (¿¿??) en la Asamblea Nacional el próximo 6D. A estas alturas, las mentes prepagadas del aparato oficial no hacen más que reciclar las fintas empleadas a lo largo de estos malogrados veinte años. ¡A otro perro con ese hueso!

Al régimen hay que descodificar sus falaces mensajes en sentido contrario. Cuando dice que va a renunciar, es porque la única verdad de fondo, es su manifiesta burla a lo que nos resta de sindéresis.

No hace falta ser muy perspicaz para otear el horizonte y constatar cómo se frotan las manos los que apuestan al manido truco del diálogo. Esta vez el cebo será la oferta de activar un brumoso referéndum revocatorio, en torno al cual nos llegaran noticias del ir y venir de las mismas caras de siempre, para después enterarnos que el verdadero diálogo hace rato se hizo en tras bastidores. 

Así, entre la activación de pseudo cuarentenas radicales como secuela del bochinche inducido este mes de diciembre, semanas de 7+7 y anuncios de mega jornadas de vacunación vía carnet de la patria, pasará al menos el primer semestre del 2021. Mientras una generación de venezolanos en edad escolar, verán pasar atónitos, como la educación impartida en escuelas, liceos y universidades públicas, más que un fraude, tal como lo calificó alguna vez un ministro de educación, será un desastre, cuya fea mácula arrastraremos por décadas.

No se trata de hacer vaticinios catastróficos per se, sino un elemental ejercicio de raciocinio que pinta bien para los que usufructúan a espaldas de los que buscan resolver su cotidiana sobrevivencia.

  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com