De Tyson a Trump
Escrito por José D. Solórzano | @jdionisioss   
Lunes, 30 de Noviembre de 2020 12:13

altA sus 54 años de edad el polémico, letal y maravilloso boxeador, Mike Tyson, se montó nuevamente en el cuadrilátero y a pesar que los analistas,

comentaristas y apostadores daban muy poco por esta leyenda del «box», éste no solo demostró de lo que estaba hecho, sino que los jueces volvieron a evidenciar su repudio contra el «tipo malo del boxeo».

Mike pulverizó sobre el ring al también experimentado excampeón Roy Jones Jr.; el Staples Center de Los Ángeles (EEUU) fue protagonista de la superioridad de «Iron Mike», sin embargo los jueces vieron una pelea muy distinta.

Durante los 8 asaltos que duró el enfrentamiento, Tyson evidenció un buen estado físico y que la fuerza de sus guantazos sigue tan «mortales» como siempre; mientras que su oponente boqueaba y cada vez lucía más agotado con el paso de los minutos de la refriega.

Luego del resultado, un injusto «empate», hasta quienes no creían en Mike protestaron por un resultado plenamente inmerecido y viciado.

Ahora bien, ¿por qué este artículo se llama «De Tyson a Trump»? Pues, lo que sucedió en el mencionado pugilato es muy parecido a lo que viene pasando en las elecciones de los Estados Unidos de Norteamérica, ya que Trump se montó en el ring con las apuestas en contra y sabiendo que quien contaba los «puntos» y/o «votos» le era totalmente adverso.

Y, al mejor estilo de Mike, Donald dejó boquiabiertos a más de uno. Contra todo pronóstico el presidente Trump sumó mucho más votos populares que su primera elección, abriéndose paso por encima de la matriz de opinión negativa creada por los medios de comunicación para obstaculizar su reelección.

Aunque, para decir la verdad, los jueces en el Staples Center fueron más honestos que los demócratas que estuvieron al frente del conteo y reconteo de los votos en estados como Pensilvania, Nevada, Michigan, Minessota y Arizona, pues en las tarjetas en Los Ángeles éstos sólo se atrevieron a cuadrar un empate y no llegaron al punto de colocar a Roy Jones Jr. por encima en los números, como sí lo hicieron los cómplices de Joe Biden a través de Dominion (fachada de Smarmatic).

Y, la diferencia entre el caso de Mike y el de Trump, es que el peleador ha recibido el apoyo de periodistas, analistas y opinadores de oficio (dentro del mundo del boxeo) mientras que el Presidente tiene a todo el Mass Media en su contra, aunque es justo reconocer que cuenta con el aval monolítico de todo el Partido Republicano.

Mike Tyson y Donald Trump son dos fajadores hasta el final, uno en el ring y con guantes, el otro en la política y en los negocios. Los dos son campeones en sus dimensiones y niveles y los dos son insaciables, son dos huesos duros de roer, por eso estoy seguro que veremos más de «Iron Mike» y veremos a Donald Trump pelear su reelección hasta el último campanazo.

Aquí vale repetir la frase que el mismo presidente de EEUU dijo hace unos días: «si yo fuera ustedes, no apostaría en mi contra».

¡Comunícate y hazlo bien!

  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com