Cupo lleno
Escrito por Juan Pablo García | @juanpablogve   
Viernes, 13 de Noviembre de 2020 06:22

altA principios del presente año, murió Héctor Malavé Mata. Reconocido economista venezolano,

toda su vida profesó una profunda convicción marxista. Incluso, fue premio Casa de las Américas, concedido por la dictadura cubana, décadas atrás, al versar sobre el antidesarrollo en Venezuela y su formación histórica. E, incluso, ganó en dos ocasiones el respetado concurso de cuentos del diario El Nacional.

Esa convicción de toda una vida, por ejemplo, no impidió que fuese parte de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, en el país plural que fuimos. Por mucha que fuese la discrepancia ideológica con él, gozaba del aprecio de sus colegas y del público en general. Algo parecido ocurrió con otro economista de orientación marxista, como D.F. Maza Zavala.

El caso está en que un pensador tan crítico, como el Dr. Malavé Mata, por muy de izquierda que fuere, no cabía en el régimen de Chávez Frías y, menos, en el de su sucesor. Por inteligente y crítico. Prefería la usurpación echar mano de un Jesús Farías o de Ramón Lobo, dándole grandes responsabilidades porque son los fanáticos pro-cubanos de siempre y por mucho que demostraran un atraso en el propio pensamiento económico y, lo peor, que cohonestaran una situación que nos trajo a la catástrofe humanitaria.

El sólo título de un libro que llamo de responsabilidad (y de responsabilidad histórica), revela la conclusión a la que llegó el Dr. Malavé Mata: “La trama estéril del petróleo. Petróleo y economía en el septenio perdido de Hugo Chávez” (Rayuela, Caracas, 2006). Esto es, tempranamente, supo de qué se trataba el asunto.  Advirtió con tiempo de la “persistente incongruencia entre el discurso oficial del petróleo y la realidad concerniente” (pág. 194).

Vale decir, realizando un examen exhaustivo de la industria y de la manipulación que de ella hizo el régimen,  tuvo el coraje de denunciar la gran estafa. Y nadie puede alegar que el notable comunista fuese integrante de la derecha escabrosa que suelen pintar los burócratas de esta hora. Semejante situación vivió otro marxista, como el Dr. Elio Gómez Grillo, experto penalista, criminólogo y penitenciarista: simplemente, no cabía en la usurpación de un cupo ya lleno por sus bandidos.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com