La libertad de Leopoldo López
Escrito por William Anseume | @WilliamAnseumeB   
Jueves, 29 de Octubre de 2020 11:40

alt¿Leopoldo merece ser plenamente libre? Desde luego que sí. Celebro su libertad.

Libertad casi plena, ciertamente, porque no incluye poder volver al país, ahora, sin exponerse. Todo lo que gire en torno a esa libertad resulta baladí. Incluso este texto. ¿Negoció a lo interno? ¿Negoció con España? ¿Por qué decidió irse? Nada. Consiguió su libertad después de tantos años de prisionero y luego de "fugarse", resguardarse y volverse a fugar. ¿Que hay militares involucrados? No lo dudo. ¿Que existen otros presos? No es exacta ni deliberadamente un asunto que deba achacársele. Está libre y seguirá, no me cabe duda, pendiente, diariamente de Venezuela. 

Cometió errores, como de humanos errar es, según el poeta de fama. El principal de ellos mantener su creencia más actual, compartida por otras personas y grupos, de que en la negociación estaba, y, tal vez, estará la salida política y de todos los inmensos problemas del país. Es su idea. Repito, no sólo suya. Respetable, como son todas las ideas, aunque pienso ahora, como antes, que ha sido extraviada de la realidad un buen tiempo, demasiado tiempo para lo soportable. Tanto que nos tiene sumidos a todos en la más absurda, terrible y vergonzosa calamidad. Ese desvío de la intención política de sacar de cuajo a la tiranía, en aras de la protección de algunos personeros o en la evitación prolongada de una violencia mayor, nos tiene envueltos en una violencia diaria más compleja, más difícil de trasponer. ¿Es ello óbice para que disfrute su libertad? No. 

Esos errores de cálculo y previsión política se pagan, y se cobran, políticamente. No con prisión. Admiro en él su lucha decidida por sus ideales, que incluyen, obviamente, el arribo al poder. Que no haya sido positiva la resultante es otra cosa. "La salida" trocó su rumbo en el diálogo y la concertación, como si con demócratas se tratara, como si de respetuosos de los Derechos Humanos se tratara. El cambio de perspectiva afectó a toda la nación y se ha extendido a la región latinoamericana. Falta de visión. Pero nadie puede señalarle que no intentó varias vías, consuetudinariamente, para conseguir el logro de la libertad y la transformación del país. 

En su andar errático nos trajo a este llegadero, conjuntamente con otros líderes, igualmente extraviados acerca del camino a seguir. No dudo que será capaz de rectificar, de salirse de ese hundimiento y de compartir visiones más extremas para ponerle coto a cercén a la espantosa situación venezolana. Leopoldo López es un luchador por la libertad de Venezuela y bien merece estar libre. Las cuentas políticas pendientes las saldará política e históricamente. Celebro con estas palabras su libertad. Desgraciadamente, la libertad de los otros presos politicos, incluidos quienes tienen casa por cárcel, o regímenes de presentación, que no son pocos, depende de la liberación del país. En eso todos, inclusive Leopoldo, debemos seguir hora tras hora bregando, hasta conseguir el objetivo anhelado, desde adentro, con la indispensable ayuda foránea, como ya vemos que ocurrió con el gran líder caraqueño. Tal vez esa liberación definitiva sea la muestra simbólica de la que habrá de venir. Leopoldo tiene y merece su lugar en Venezuela. Otros no. 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com