¿Régimen chavo-madurista es fallido y forajido?
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 19 de Septiembre de 2020 08:17

altEl nuevo informe de la Comisión de la Derechos Humanos de la ONU dado a conocer el 16 de septiembre 2020,

donde relatan los atropellos cometidos durante mas de 20 años por el régimen chavo-madurista y que pueden ser considerados como crímenes de lesa humanidad, es como una luz que nuevamente se le presenta a los sectores opositores democráticos venezolanos para que abran los ojos, despejen las mentes y pongan el cerebro a funcionar para elaborar una estrategia unitaria sin exclusiones, sin  codazos entre sí ni proyectos personales que permita terminar de una vez y para siempre con la peste roja que azota a los venezolanos desde hace mas de 20 años.

En ese informe redactado con recopilación de testimonios realizados por la Comisión Derechos Humanos ONU a personas que estuvieron secuestradas y torturadas en mazmorras venezolanas utilizadas por el régimen como cárceles para depositar a las personas que se atreven a contradecir y pensar distinto a los lineamientos establecidos y decretados por parte de la mal llamada revolución chavo-madurista por instrucciones emanadas directamente desde la isla roja del caribe por órdenes, primero del asesino Fidel Castro, y ahora por su hermano Raúl Castro. Los “delitos” cometidos por los venezolanos secuestrados por el régimen son la de pedir libertad y democracia, o protestar para no morir de hambre y falta de medicamentos.

En ese rosario de testimonios recabados por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, aparecen relatos de jóvenes, hembras y varones, que narran como fueron golpeados y torturados con la aplicación de electricidad en los genitales y también como fueron violados sexualmente por parte de los carceleros que estaban encargados custodiarlos en las celdas de tres por tres metros cuadrados, sin ventilación natural ni mecánica, con paredes pintadas de blanco y un bombillo blanco destellando una claridad perenne sin ubicación del tiempo, donde no se sabe  cuándo es de noche ni cuando es de dia. Con ese libreto dictado desde Cuba, si no los matan con las torturas, los matan de tristeza y soledad.

Cuando hablamos de que el informe ONU debe ser una nueva oportunidad para que la oposición venezolana, responsable y democrática, recapacite, nos referimos que nuevamente llegó la hora de actuar, pero sin tapujos ni medias tintas, sino con responsabilidad y coherencia, con una estrategia unitaria cuyo único objetivo sea terminar con la usurpación. Hay que desechar los planteamientos de algunos colaboracionistas con el régimen madurista, tanto locales como extranjeros, especialmente los planteamientos electorales aplicados como caramelitos para niños que vienen desde algunos países europeos gobernados por políticos socialistas, que son una especie de primos o medios hermanos de los chavo-maduristas venezolanos.

Es necesario que ese informe de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, donde acusan directamente a Nicolás Maduro, y a los generales Vladimir Padrino López y Néstor Reverol como responsables directos de los crímenes y atropellos cometidos contra venezolanos, especialmente jóvenes, sea oportuno para que desde la Asamblea Nacional encabezada por Juan Guaidó, se active el articulo 187#11 de nuestra Constitución Nacional para ponerlo en sintonía con el artículo 8 del TIAR y con la Responsabilidad de Proteger del ONU, R2P, que permita conformar una Fuerza de Paz para un rescate humanitario de los venezolanos que están secuestrados por una corporación criminal.

Es necesario que el diputado Juan Guaidó y el resto de la Asamblea Nacional legítima, designen a un diplomático de carrera con experiencia en el manejo de las relaciones diplomáticas internacionales -hay bastantes- que nos represente en la Organización de Naciones Unidas, para que conjuntamente con nuestro embajador en la OEA, Tarre Briceño, hagan una llave con capacidad de articular acciones con el resto de la Comunidad Internacional para que con el informe Derechos Humanos ONU que responsabiliza a Maduro, Padrino López y Reverol, el régimen chavo-madurista sea declarado fallido y forajido al mismo tiempo. Igualmente es necesario que la Asamblea Nacional legitima y nuestros representantes en la ONU y en la OEA, trabajen codo a codo con el Tribunal Supremo de Justicia legitimo en el exilio. 

En ese sentido, debe haber mucha claridad que la terrible crisis humanitaria venezolana no se resuelve con pañitos calientes disfrazados de elecciones parlamentarias fraudulentas, sino que hay que terminar de una vez y para siempre con la usurpación de los poderes venezolanos que está secuestrados por una corporación criminal internacional. Hay que hablar con la Comunidad Internacional y decirles seriamente que los venezolanos con pitos, cacerolas y pancartas, no pueden luchar solos. Igualmente, es necesario que Juan Guaidó se ponga en contacto con los militares venezolanos en el exilio que en los últimos años han desconocido al régimen chavo-madurista. Ojo, estos militares son los que no se vendieron nunca al régimen y no son responsables de la tragedia de 21 años.

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla    

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com