El largo brazo de la justicia estadounidense
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 04 de Abril de 2020 09:13

altEl funcionamiento del poder judicial en los Estados Unidos está claramente establecido en la Constitución Nacional de ese país aprobada hace mas de 200 años por los padres fundadores.

Jueces y fiscales no actúan a la ligera para tomar decisiones, sino que se basan en las pruebas que aparezcan en los expedientes elaborados por los cuerpos de seguridad de acuerdo a las normas de procedimiento. El comportamiento de los fiscales es muy discreto y no imputan formalmente a los indiciados hasta no estar seguros que las pruebas que presentarán al juez son contundentes para dictar sentencias, y cuando los imputados no están presentes o viven en otros países, libran una orden de captura y según sea el caso, ofrecen recompensas para quien ayude a capturarlos.

Para que se produzca la orden captura con pago de recompensas, el imputado debe estar considerado como peligroso para la sociedad. En ese sentido hay ejemplos muy recientes como fue el caso del terrorista internacional Osama bin Laden, por quien ofrecieron una recompensa muy atractiva, por estar imputado como autor intelectual del crimen cometido el 11 de septiembre de 2001 cuando terroristas integrantes de Al Qaeda secuestraron aviones comerciales y los convirtieron en misiles de guerras al estrellarlos contra las Torres Gemelas en Nueva York, contra el Pentágono y un tercero que hicieron explotar en el aire. También está Sadam Husseim y el narcotraficante mexicano chapo Guzmán, por quien pagaron una recompensa de cinco millones de dólares, entre otros.

En ese sentido, después que el Departamento de Justicia de EEUU imputa oficialmente por crímenes de narcotráfico y terrorismo ofreciendo recompensa a quienes ayuden a facilitar la captura de los imputados, inmediatamente entran en acción las 49 Agencias que forman parte del aparato de Seguridad de EEUU donde destacan la DEA, la CIA y el FBI  para ejecutar la orden dada por la Fiscalía General de ese país como lo crean y consideren conveniente porque ya no necesitan recibir la orden de ningún funcionario sino con el respaldo del texto la ley de Seguridad Nacional y la Constitución Nacional.

Sin embargo, cuando los imputados están fuera de EEUU por la forma de activarse la persecución por parte de la justicia estadounidense en otros países contra los que ellos consideran criminales para su seguridad interna, hace que los imputados entren en estados de angustias con paranoias extremas que los hace permanecer con los ojos abiertos y estar cambiando de sitio donde duermen por temor a que en cualquier momento lo puedan agarrar las agencias de seguridad de EEUU. También los hace entrar en desconfianza con el entorno que lo rodea por temor a que lo puedan traicionar y entregar por lo tentador que resulta el pago de la recompensa.   

También pudiera presentarse que Agencias de seguridad como el Mossad israelí, que fue creada y entrenada para cazar en otros países donde se ocultaron criminales de guerra nazis que torturaron y asesinaron a judíos en los campos de concentración durante la segunda guerra mundial. Igualmente hay dentro y fuera de EEUU organizaciones de mercenarios integradas por excombatientes del ejército de EEUU y otros países que se encargan de cazar a criminales buscados por la justicia estadounidense para cobrar las recompensas. Estos mercenarios manejan muchos recursos financieros y logísticos que les permite entrar a los países disfrazados de cualquier cosa.

Hay que recordar que no es lo mismo los enfrentamientos verbales en los medios de comunicación que puedan presentarse entre políticos y diplomáticos de algunos países con EEUU cuando entran en disputa por algo, diciéndose muchas cosas en lo que llaman la diplomacia de micrófonos y donde algunos que se creen omnipotentes llegan al extremo de vomitar muchas ofensas sin medir consecuencias, a cuando entra en el escenario el Poder Judicial del país mas poderoso en lo militar y lo económico del planeta para aplicar lo que ellos consideran su justicia. Son dos escenarios totalmente diferente. 

Todos los imputados por narcotráfico y terrorismo dentro y fuera de EEUU son buscados hasta debajo de las piedras. Algunos mueren al momento de la cacería porque se resisten al arresto como fue el caso de Osama Bin Laden. Otros mueren al ser declarados objetivos militares como los dos generales iraníes. Igualmente, muchísimos han viajado gratis en el avión identificado con tres letras (DEA) como fueron los casos del general panameño Manuel Noriega, el narco mexicano chapo Guzmán, los sobrinos presidenciales  y ahora mas reciente el general venezolano Cliver Alcalá Cordones, solo por nombrar algunos de los tantos que han terminado muertos o con una braga naranja en un calabozo en una cárcel de EEUU.

Al momento de cerrar este articulo el presidente Donald Trump acompañado por el alto mando militar de EEUU, anunció un gran despliegue naval y aéreo en el océano Atlántico por los lados del mar Caribe donde según ellos hay fuerte trafico de drogas. Trump y los militares al momento de declarar insistieron mucho diciendo que están en guerra contra el narcotráfico y el terrorismo   

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla           

alt

  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com