PDVSA (el fracaso)
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 25 de Febrero de 2020 00:00

altLa industria petrolera venezolana tuvo un mes de enero del 2020, con uno de los peores resultados en toda su historia,

excepción hecha en el lapso del paro petrolero. A falta de información oficial, cuya fuente debería ser la propia PDVSA, se recurre a la fuente de la Organización Exportadora de Petróleos (OPEP). La producción de crudos para el mes de enero 2020 se redujo a 730 mil barriles diarios, cuando para el mismo mes del año 2019 estaba cerca de los 2 millones diarios.

Esto sumado a una crisis de liquidez por la cual atraviesa el gobierno central y a la decisión tomada por el gobierno norteamericano contra la empresa Rosneft, quien fungìa como el aliado exportador de crudo venezolano, coloca al gobierno en un trance económico financiero difícil de superar, por el contrario, la situación económica del país se agravará y aumentarán las penurias para el venezolano común. En teoría de juegos, esto se llama un "juego de suma cero", porque tampoco creemos, que ésto derrumba al gobierno.

Ante tal coyuntura el régimen toma la decisión de intervenir" PDVSA, para lo cual nombra a Tarek El Aissami, como presidente de la junta interventora.

En las ciencias administrativas y en especial en la toma de decisiones gerenciales, cuando decides hacer una intervención de una organización, usualmente las causas que la originan obedecen a:

  • Una situación económica comprometida.

  • Problemas administrativos.

  • Razones políticas

  • Razones estratégica y de seguridad para el estado (en países como los nuestros).

PDVSA cumple con las dos primeras, porque las dos restantes son obvias: es una empresa politizada y está en manos del gobierno, por aquel argumento agotado y que servía para todo; razones de estado y tratarse de una empresa estratégica.

La intervención normalmente se hace con personas que tengan las siguientes características:

  • Profesionales con experiencia y experticia en el área objeto de la intervención. Idóneas, éticas y responsables.

  • Personas ajenas a la administración que han causado la decisión.

  • Expertos y con conocimientos especializados en áreas complejas como finanzas, tecnología, legales y procesos de producción, distribución, mercado, comercialización y contrataciones o procura.

Visto este preámbulo, el miércoles pasado el presidente de la república toma la decisión de declarar la emergencia energética, y creó la Comisión Presidencial para la Defensa, Reestructuración y Reorganización de la Industria petrolera nacional. La Comisión la forman 18 personas, de los cuales siete (7) son "trabajadores",  cuatro (4) son militares y además ministros, hay otros cuatro (4) ministros del ejecutivo nacional y dos (2) rectores de unas "universidades" y Asdrúbal Chávez como vicepresidente de la Comisión.

Por cierto, el actual presidente de PDVSA, forma parte de la comisión interventora. Uno se pregunta: ¿Cómo estos ministros en ejercicio de sus cargos, se van a ocupar de una intervención tan compleja, para “recuperar la industria petrolera”?

¿Qué saben estos señores, excepción hecha de Asdrúbal Chávez y el actual presidente (algo deben haber aprendido) de una industria tan compleja como la petrolera.?

¿Por qué el gobierno se interviene a sí mismo?

No se requiere ser pitoniso para predecir que esa Comisión, como tantas otras, no producirá resultado positivo alguno. Por el contrario, pareciera que fuera un reparto, entre grupos de poder; lo militar, el sindicalista, trabajadores y los políticos propiamente dicho.

En conclusión: PDVSA es un cascarón vacío. No llega ni a empresa quebrada, porque una empresa en esta situación podría recuperarse, si se hace lo correcto. La industria petrolera venezolana, no tiene los recursos financieros, en situación de mora financiera, ni tiene el conocimiento, lo poco que produce no puede venderlo en los mercados, sin organización, con exceso de personal, cargada de funciones ajenas al negocio petrolero, con un personal desmotivado y en estampida por los bajos salarios, y como todo sabemos; el socialismo del siglo XXI destruyó todo el tejido organizacional de la empresa.

Como colofón de estas líneas, nombran una Comisión Interventora, la cual, es ignara en el negocio petrolero. Mayor desacierto es difícil superar. PDVSA es una empresa, que si quisiéramos venderla, tendríamos que pagar para que la compren.

alt

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com