Jo Jo Rabitt: siempre puede pasar
Escrito por Luis Marcano Salazar | @LuisMan69753125   
Miércoles, 26 de Febrero de 2020 00:00

altTodo es incómodo cuando la verdad se cuenta a risas. La nueva película del director Taika Waititi [Jo Jo Rabitt]

que narra la trágica historia de un niño adoctrinado en el nacional socialismo durante la dictadura de Adolfo Hitler que masacró al 87% de la población alemana, nos resulta un lugar común, cuando pensamos, en el adoctrinamiento de niños que son llevados a los campos de batalla para defender las mas crueles injusticias. Lamentablemente la Hitlerjugend, o juventudes hitlerianas, fueron un modelo no perecedero para que dictaduras y tirarías usaran a jóvenes infantes como carne de cañón para la preservación de sus poderes hegemónicos.  

El fanatismo del niño Johannes "Jojo" Betzler, atrapado por un imaginario Adolf Hitler, es una simbología incómoda de cómo los procesos de adoctrinamiento político, secuestran la infancia de los niños hasta niveles terminales. Eso no concluyó con el abominable nacionalsocialismo. Se repitió en Vietnam durante los años 50s y 60s, en Camboya durante el régimen del Pol Pot y los Jemeres rojos, durante la guerra civil en Centro América, en Colombia, Burundi, Malí, Nigeria, República Centro Africana, Sudan, Somalia y acontece actualmente en Venezuela.

El uso de los niños con fines políticos fue una tenebrosa costumbre del régimen chavista. No lejos están los recuerdos de muchos infantes cantándole a Chávez o jurando fiel lealtad en un acto cargado de euforia infantil y el demencial acompañamiento de hombres y mujeres sirviendo de coro pendenciero a una idolatría peligrosa y dañina.

De los cantos y loas, la diabólica tiranía pasó a permitir y facilitar el reclutamiento de niños venezolanos con fines bélicos por parte del ELN que ha invadido territorio venezolano, aprovechándose de una niñez empobrecida y sembrando la violencia en vidas interrumpidas. Es una de las atrocidades más emblemáticas y terribles que coloca a todo funcionario venezolano de alto nivel, en la mira de una justicia venidera. Este caso fue denunciado en Naciones Unidas por el presidente de Colombia Iván Duque en un extenso informe en el cual se identifican con precisión las coordenadas en donde la guerrilla colombiana ha reclutado niños venezolanos, con anuencia de militares chavistas para entrenarlos con fines bélicos, e inclusive han llegado a construirles un “parque infantil”.

Así como en los juicios de Nüremberg, fueron llevados a la justicia a jerarcas y muchos funcionarios entre médicos y abogados, Venezuela no podrá hacer silencio en el cercano futuro cuando, derrocada la tiranía, se tenga que enjuiciar no sólo a los Jerarcas que promovieron desde su esfera de poder, la violación de la inocencia infantil con aberraciones como el reclutamiento y otras que aún no han salido a la luz pública. Seguramente caerá la justicia sobre funcionarios de cancillería, oficiales de las fuerzas armadas, y miembros del sistema de justicia que permitieron el secuestro, no sólo del presente de los venezolanos, sino de su futuro representado en la inocencia de nuestros niños. La lista será larga y la justicia llegará a cada uno de ellos. 

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com