Liderazgos y aprendizaje
Escrito por Alirio Pérez Lo Presti | TW: @perezlopresti   
Martes, 07 de Enero de 2020 07:29

altCon eso de la gerencia y las mil y una recomendaciones para ejercerla, abordarla o lidiar con ella, se hace casi inevitable establecer la distinción entre Jefes y líderes.

Hay jefes y hay líderes y si bien excepcionalmente existen jefaturas que ejercen notables liderazgos, podríamos decir que la mayoría de las veces no es de esa forma. Los jefes pueden incluso ser impuestos y obedecen a un tipo de vinculación e interacción con las personas que hacen que la vida laboral en conjunto, se encuentre marcada de manera impersonal e incluso distante o ajena a la capacidad de ponerse en lugar del otro. Los liderazgos son un muy interesante tema de estudio y obedecen a toda una tipología de ser humano y los hay tanto positivos como negativos.

Liderazgo animal

Los seres humanos somos complejos desde el punto de vista emocional, de la manera como nos comportamos y la forma como razonamos o argumentamos las cosas que creemos. De ahí que somos racional, afectiva y conductualmente una maraña de callejones sin salida y tendencia a ahogarnos en vasos de agua. Pareciera que la necesidad de hacer enredada la vida fuese una de las partes más determinantes del hecho de ser una persona. 

El hombre es por naturaleza gregario, necesita intervincularse con otras personas y la necesidad de tener ciertas certezas lo induce a establecer vínculos de admiración por figuras a quienes se le atribuyen dotes especiales, que en definitiva son los líderes naturales de cualquier sociedad. Estos líderes naturales son los prohombres, a quienes se les da la infinita responsabilidad de ser mentores y guías de montones de personas que depositan su confianza en ellos. Un prohombre suele ser un vitalista en el sentido de que como individuo se va a interesar en generar cambios que favorezcan al colectivo y va a tratar de que sus proyectos los absorban otros. El problema es que no todo líder tiene la actitud sana del prohombre. 

De mesianismos

Esa tendencia a idealizar al borde de la idolatría a líderes carismáticos, ha sido un recurrente dolor de cabeza para la raza humana, porque si bien es cierto que los hay que son cumplidores con las normas y conducen a las masas a beneficios comunes, no menos cierto es que por más que queramos verlos con otros ojos solo son seres que se equivocan y están cundidos de pasiones que hace inevitable que cometan errores. 

El mesianismo, el caudillismo y la idealización al individuo son pilares que finalmente crean las bases para los populismos y las más chocantes expresiones de demagogia. La idolatría potencialmente es el caldo de cultivo de esa gente que termina por destruir sociedades completas, de los cuales pareciera nunca nos vamos a librar.

Una de las cosas con las cuales no concuerdo es con quienes solo ven el fenómeno de los populismos como un asunto que únicamente tuvieses cabida en regiones como las nuestras y relacionan al populismo con el subdesarrollo o el atraso. Nada más falso si a los ejemplos vamos, cuando hacemos el ejercicio de rigor y repasamos quiénes son los líderes más relevantes de nuestro tiempo y el tipo de personalidad que tienen y de cómo hechizan a grandes multitudes. Lo que no dudo es en afirmar que cada país tiene el gobierno que se merece y que los liderazgos son la representación más visible del tipo de personas que conforman el grueso de cualquier sociedad. Dime quién es tu líder y te diré quién eres, porque no es casual que esa persona esté en ese lugar: O lo pusieron ahí o dejaron que lo pusieran ahí, lo cual en términos pragmáticos es la misma cosa. 

No es fácil para quien escribe estas líneas reconocer que no hay casualidades sino claras causalidades que determinan quién y de qué manera conduce a su pueblo. 

Líderes buenos y líderes malos

En aras de simplificar las cosas y tratando de llevar el concepto de liderazgo positivo y el liderazgo negativo al mayor reduccionismo que los pudiese definir, un buen líder es el que tiende a unir a las personas y un mal líder es quien tiende a dividirlas.

Particulares estructuras de personalidad generadores de importantes cambios a lo largo de la historia de la civilización tienen más que sobradas condiciones atinentes a las personalidades psicopáticas. Liderazgo y psicopatía muchas veces van de la mano, lo cual nos hace pensar a quienes creemos que la prevalencia de determinadas conductas en ciertos individuos obedece a una necesidad de la condición humana. Hay una preconfiguración de cuáles tipos de personalidad se requieren para dominar o conducir por los caminos a las sociedades. 

Por algo han existido tatos psicópatas marcadamente importantes en la vida de las naciones y tal vez esta inferencia, como lo han señalado algunos autores, sea un elemento que le dé a ciertas formas de psicopatía una utilidad real para la especie. De no ser por esas particulares personalidades, probablemente no se hubiesen realizado grandes y asombrosos cambios que requieren de arrojo, temple y más que simple valor. 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com