Nadie da lo que no tiene
Escrito por Paciano Padrón | @padronpaciano   
Viernes, 13 de Diciembre de 2019 06:29

altSe ha dicho, con toda razón, que no puede haber democracia sin partidos políticos.

Luego fortalecerlos y robustecer simultáneamente el resto de la sociedad civil constituye una tarea fundamental.

Esta verdad de Perogrullo viene a propósito de los partidos políticos, que son herramienta  fundamental de la democracia. Si nuestros partidos no son democráticos, ¿cómo pueden sembrar democracia? Está escrito, nadie da lo que no tiene.

Se ha dicho, con toda razón, que no puede haber democracia sin partidos políticos. Luego fortalecerlos y robustecer simultáneamente el resto de la sociedad civil constituye una tarea fundamental y apremiante en esta hora de Venezuela.

Hace ya dos años, en noviembre de 2017, VenAmérica celebró el Coloquio “Partidos políticos y sociedad civil”, acá en el sur de Florida, donde en diálogo franco, abierto y respetuoso coincidimos en brindar nuestros aportes para mejorar el marco de gestión y actuación de los partidos políticos y de las otras organizaciones de la sociedad civil, lo que entendíamos y entendemos indispensable en el camino de la salida del régimen “que tiraniza hoy al pueblo venezolano”.

Se lee en las conclusiones del citado Coloquio, que hoy los partidos políticos venezolanos, en general, “no son organizaciones manejadas con valores y procedimientos democráticos. El artículo 67 de la Constitución reconoce a los ciudadanos el derecho a asociarse con fines políticos ‘mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección’, igualmente establece este artículo –mil veces violentados por los partidos y así aceptado por el CNE y demás autoridades– que las organizaciones políticas seleccionarán su organismo de dirección y candidatos a cargos de elección popular, en elecciones de base ‘con la participación de sus integrantes’. Es un deber constitucional que los partidos se manejen democráticamente”.

Este artículo 67 lo considero mi aporte a la Constitución vigente, porque di dura batalla para que fuese incluido en la Constitución, los partidos deben ser sembradores de democracia. Por eso veo con dolor las respuestas a las siguientes preguntas: ¿desde cuándo los partidos no eligen sus directivas?, ¿desde cuándo no seleccionan sus candidatos?, ¿desde cuándo no participan los militantes en la adopción de las líneas políticas de su organización?

Hace dos años dijimos desde VenAmérica, y hoy reiteramos desde aquí, que la alternativa democrática debe dejar de dilucidar divergencias con micrófono en mano o a través de las redes sociales. Debemos dejar de lado las posiciones adelantadas y el juego en solitario, es imperativo alcanzar la unidad de propósito y acción, y tener un proyecto de país que enfrente el castro-comunismo imperante. Necesitamos una visión común del país que queremos.

Es tarea de hoy la reconstrucción de la unidad de la alternativa democrática sobre bases más sólidas y efectivas, donde se encuentren por igual las organizaciones políticas y la sociedad civil organizada. La transparencia debe ser factor aglutinante y definidor de la opción democrática para el cambio en Venezuela. Debe haber obsesión de transparencia.

Este año 2019, que ahora concluye, ha sido de esperanza y frustraciones. Debemos volver a reencontrarnos con el futuro sobre bases más sólidas. La Asamblea Nacional sigue siendo, a pesar de todo, el escenario de reencuentro del país, y de representación de los venezolanos. Es hora de que ella se levante sobre sus errores y omisiones, y vuelva a convertirse en esperanza. Nos espera 2020, tiempo de cambio, hora de la Venezuela que queremos.

www.venamerica.org


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com