#SoyVenezuela debe organizar la resistencia de calle
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 07 de Diciembre de 2019 00:00

altLas cosas por su nombre. Cuando un político ofrece algo a un pueblo que está sufriendo de una terrible crisis humanitaria como fue el caso del 23 de enero de 2019

con el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, y no cumple sin dar ninguna explicación el por qué, si no que se dedica a cambiar el discurso creyendo que el pueblo es pendejo para morder el anzuelo, esa vaina se llama jugar con el dolor ajeno y una enorme estafa contra un pueblo que creyó firmemente que a partir de ese momento comenzaba a correr la hora cero para que terminaran sus males.

Reza la vieja teoría, que por ser vieja no sea válida, que el verdadero estadista es aquel que piensa en las nuevas generaciones y no en las próximas elecciones. No debe quedar ninguna duda que el imperio norteamericano, especialmente si el gobierno es republicano, no está dispuesto a que en Latinoamérica se consolide otro régimen comunista como el cubano. Y ese fue el mensaje que envió en 2017 el presidente Donald Trump cuando dijo que para resolver el problema en Venezuela “no descartaba la opción militar”. Eso provocó que factores internos y externos, comeflores y colaboracionistas del régimen madurista emprendieran una campaña para contrarrestar lo expresado por Trump.  

La cloaca putrefacta que acaba de explotar en la Asamblea Nacional no se puede decir que era un secreto a voces bajas y mucho menos que agarró a propios y extraños desprevenidos, ya que durante mucho tiempo se habló en las redes sociales sobre ese cáncer que se estaba formando pero no quisieron detenerlo. Era imposible creer que por un lado nos dijeran que los diputados no cobraban sueldo porque eran victima del autoritarismo de Maduro que les quitó la partida salarial del presupuesto nacional, y por la otra ver a ciertos diputados, no todos, circulando en camionetas últimos modelos, vistiendo ropa de marca fina y comiendo en restaurantes lujosos. 

Hay que recordar que hasta 23 de febrero 2019, cuando debía entrar la ayuda humanitaria SI o SI, pero no fue así, porque al parecer los guardias que custodiaban las fronteras y que supuestamente ya estaban comprometidos para dejarla pasar, al final tampoco fue así. Esto hizo que el gobierno de Trump diera un paso atrás por considerar que le habían mentido. Ese paso atrás continuo cuando estalló el cucutazo donde aparecieron involucrados dos funcionarios de confianza del presidente interino que al parecer se cogieron los reales con los que debían cancelar el hotel donde estaban alojados militares venezolanos que cruzaron la frontera apoyando a Juan Guaidó, y nada hicieron para investigar ni sancionar a los culpables.

Luego aparecen diputados militantes de Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, denunciados en un trabajo de investigación realizado por periodistas del portal web Armando.info, acusados de querer lavarle la cara desde la Comisión de Contralaría a dos empresarios presuntamente ligados a la corrupción en el negociado de las cajas clap, y el dia siguiente de la explosión de esa cloaca es cuando el Secretario de Estado Mike Pompeo dijo que una operación militar en Venezuela sería riesgosa, pero al mismo tiempo afirmó que, “En Julio de 1989 el Tirano Ceaucescu dijo: “Capitalismo llegará a Rumania cuando crezcan manzanas en Alamos y en Diciembre estaba colgando de una soga”.

Lo dicho por Pompeo, mas que un mensaje diciendo que EEUU abandona al pueblo venezolano, pudiera interpretarse como un mensaje contra la corrupción. Es no aceptar la tesis de quítate tu para ponerme yo.  Dicen que las estrategias en la guerra las cosas que se dicen son las que no se hacen, precisamente para evitar que se filtren a través de la inteligencia y contrainteligencia que utilizan ambos bandos como infiltrados. En el beisbol se dice que el juego termina cuando se hace el ultimo out, y según esa coletilla en las declaraciones de Pompeo pudiera interpretarse que el juego no ha terminado.

En ese sentido es importante que María Corina Coraje, Diego Arria y Antonio Ledezma, como cabezas visibles del liderazgo de la plataforma #SoyVenezuela den un paso al frente y llamen a la UNIDAD del pueblo por la base, de abajo hacia arriba, sin que eso signifique buscar alianza con la sopa de letra de los partidos políticos integrantes de la MUD y Frente Amplio porque representan el fracaso preñado de errores repetidos. Mas bien hay que organizar la resistencia en la calle contra la usurpación y elaborar un mensaje dirigido al pueblo venezolano, incluyendo a la militancia de base de esos partidos porque forman parte de ese pueblo que dia a dia sufre las calamidades de la crisis humanitaria.      

 

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com