Se llama Guaidó
Escrito por Paciano Padrón | @padronpaciano   
Miércoles, 06 de Noviembre de 2019 06:38

altLa actitud, nuestra actitud frente a la dictadura, es vital para el desenlace, lo hemos dicho muchas veces, lo repetimos hoy.

Cuando la esperanza está de nuestro lado, se le pone oscuro el panorama a Maduro; cuando la desesperanza se adueña de nosotros, cuando de nosotros salen frases como no se puede, esto será para siempre, Maduro se pone a ganar. Sembrar la desesperanza es el objetivo estratégico número uno de la dictadura. No contribuyamos al desaliento con nuestros mensajes o con el reenvío de mensajes ajenos, muchas veces elaborados en la mesa situacional de La Habana. No pongamos nuestras redes al servicio del crimen organizado.

Es Nicolás Maduro la cabeza visible del régimen criminal que azota y liquida lo que queda de Venezuela; cabeza visible, digo, porque él es quien usurpa la Presidencia de la República, si bien el control lo tiene el crimen organizado internacional. Es a Maduro, a los jefes de él y a los cómplices de él a quienes debemos dirigir nuestros ataques en procura de democracia y libertad. Desgraciadamente no es eso lo que hacen todos los dirigentes o líderes de la oposición, algunos habiendo extraviado la brújula, apuntan sus cañones a quien se llama Guaidó, al joven Presidente de la Asamblea Nacional y Presidente Interino de la República, responsabilizándolo de no haber puesto cese a la usurpación, como si dependiera de su exclusiva voluntad. Desvían la mira del objetivo. Una cosa es alertar y criticar, otra distinta perder el objetivo de ataque.

No es hora de disparar de lado ni hacia adentro. Todos los cañones tienen que estar dirigidos contra los criminales que usan y abusan de Venezuela. No debemos caer en la estrategia de desinformación y confusión que certeramente maneja el adversario. Hacer críticas sanas es conveniente, sembrar pesimismo y frustración es hacerle el juego a Maduro.

¿Cómo que Maduro no va a ser derrotado? Su régimen está agónico, la economía ya no da más, el bolívar no vale nada, la presión internacional es fuerte, el TIAR avanza, las sanciones contra Maduro y sus delincuentes se extiende por el mundo y el pueblo hace rato le dio la espalda.  Es hora de arremeter, de volver a tomar la calle y sembrar aliento. Si lo creemos fuerte, lo hacemos fuerte. Si nos visualizamos débiles, a partir de creernos débiles, nos debilitamos. No estoy diciendo nada original, eso lo sabemos, sin embargo hay quienes se empeñan en sembrar el desaliento. Algunos dirigentes que han copado la escena durante los ya casi últimos 21 años, le reclaman a Guaidó no haberle puesto punto final a la usurpación, le reclaman no haber logrado en 10 meses lo que ellos no pudieron durante más de 20 años. Yo no quiero que ahora nos metamos en esas cuentas que restan, porque es hora de sumar voluntades y volver a confiar en el pueblo organizado y en la calle,  para hacer más osado y efectivo el respaldo internacional.

Por supuesto que ha habido errores en la gestión de Guaidó, pero también aciertos, coraje y logros. Nada fácil esa presidencia transitoria e interina que opera con un estatuto de voluntad colegiada, con una Asamblea muy plural dentro del sector democrático, con diputados de todos los partidos que obliga a conciliar para avanzar. Algunos de los que le reclaman a Guaidó más resultados, se cuentan entre quienes más piedras ponen en el camino de la salida del usurpador.

Todas las miradas deben apuntar hacia el fin de la usurpación, ese es el alfa del proceso de cambio; las elecciones libres vendrán luego para reconstruir la plena institucionalidad. Es nuevamente hora de calle. La convocatoria hecha para el 16 de noviembre debe ser respondida en Caracas y en toda Venezuela, así como por la diáspora donde quiera se encuentre. Una vez más renovemos la confianza, reforcemos la esperanza.  


Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com