Los cuatro jinetes apocalípticos de Maduro
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 21 de Septiembre de 2019 06:18

altNo debe quedar ninguna duda que la tan cacareada mesa de dialogo montada por el regimen de Nicolás Maduro con los partidos Avanzada Progresista de Henri Falcón,

Soluciones de Claudio Fermín, el MAS de Felipe Mujica y Cambiemos de Timoteo Zambrano, quienes estarían actuando como jinetes apocalípticos, es una copia de mala calidad del fraude montado en las mal llamadas elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, que en esa oportunidad fueron convocadas por la psuvista asamblea constituyente de Diosdado Cabello, que por su naturaleza fraudulenta fueron desconocidas por EEUU, Canadá, la Unión Europea y 14 Países latinoamericanos asociados en el llamado Grupo de Lima.

El lunes 16 de septiembre 2019 el cuerpo diplomático acreditado en el país fue convocado por el canciller Jorge Arreaza a la Casa Amarilla bajo el engaño de que celebraría un acto protocolar de estado, sin embargo, era para anunciar otro dialogo pero esta vez con partidos minoritarios con poca o ninguna representación, tanto en el pueblo, como en la Asamblea Nacional. A la cita acudieron los embajadores de Alemania, Francia, Inglaterra, España y el del Vaticano del Papa Francisco, pero cuando los embajadores europeos se dieron cuenta que Arreaza les había tendido una trampa abandonaron el recinto en señal de protesta, con la excepción del representante del Papa Francisco que se quedó avalando el acto. 

Esta burda maniobra tuvo respuesta inmediatamente por parte de la Unión Europea que además del abandono del recinto que hicieron los embajadores de Alemania, Francia, Inglaterra y España, el organismo que representa a los 28 países emitió un comunicado muy corto y preciso donde sostuvo que cualquier acuerdo valido para ellos debía tener el visto bueno de la Asamblea Nacional como único organismo legitimo reconocido por la comunidad internacional. En ese mismo orden el gobierno de Donal Trump anunció inmediatamente como respuesta que aceleraría en la OEA la implementación del TIAR contra el régimen de Nicolás Maduro y sanciones contra los firmantes de la mesa de dialogo.  

Según Timoteo Zambrano quien sirvió de vocero de los que se autoproclamaron como opositores, en la agenda de dialogo estaba la libertad de algunos presos políticos, no todos, el regreso de los 54 diputados madurista a la Asamblea Nacional pero sin decir nada de los diputados de Amazonas que están en juicio desde hace cuatro años en la Sala Electoral del TSJ oficialista. Igualmente anunció la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral pero no habló del cese de la usurpación, gobierno de transición y un cronograma de elecciones libres. Por cierto, en el circo montado en la casa Amarilla el lunes 16 de septiembre 2019 solo faltaron Eduardo Fernández y su hijito, quienes piensan infiltrarse en el de Barbados.

Sin embargo, hasta el momento de cerrar esta columna solo había sido excarcelado con medidas de presentación cada treinta días y prohibición de salida del país, el diputado y primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, quien estuvo secuestrado en Fuerte Tiuna 136 dias sin que pudiera ser visitado por su familia y sus abogados defensores. Con el diputado Zambrano se violó la Constitución Nacional en todos los artículos del capítulo que defienden los Derechos Humanos al mantenerlo en un calabozo de 3X3 y los del fuero parlamentario al no realizarle un juicio justo con el debido proceso.

Ahora bien. Quien puede creer en alguien como Maduro que un dia grita a todo pulmón que no regresaría a la mesa de diálogo hasta que Guaidó no se retractara de entregar el Esequibo, como si entregar ese territorio fuese tan fácil, al otro dia con unas fotos que en nada comprometen acusa a Guaidó de tener vínculos con paramilitares colombianos y posteriormente después que EEUU dice que aligerará la implementación del TIAR y la Unión Europea sentencia que para ellos cualquier acuerdo debe estar avalado por la Asamblea Nacional como único poder legítimo, inmediatamente cambia de chaqueta y en cadena acompañado de pocas focas dice estar listo para regresar a dialogar con Guaidó cuando Noruega se lo solicite.

Pero la verdad verdadera es que mientras Claudio Fermín, Henri Falcón, Timoteo Zambrano y Felipe Mujica, actúan como los cuatro jinetes del apocalipsis de Nicolás Maduro, mas del 90% de los venezolanos mueren de hambre y por enfermedades porque los precios de los alimentos y las medicinas fueron dolarizados por orden del régimen, mientras que el salario mínimo de los venezolanos, especialmente los tres millones de empleados de la administración pública, es de 40 mil bolívares mensuales que al cambio son menos de dólares que solo alcanza para comprar medio cartón de huevos. Por eso Venezuela no necesita de mas diálogos falsos sino de una verdadera intervención humanitaria.

 

UNETE A: @lodicetodo

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla          

    


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com