De la tal gratuidad socialista
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 16 de Septiembre de 2019 00:00

altEscuchamos recientemente, en un programa tempranero de televisión,  a un tal constituyente que versó sobre las bondades del socialismo

e, infaltable, las de Maduro Moros. Sorprendió, incluso, al entrevistador, asegurando  la prestación gratuita de los servicios, al igual que el acceso a la vivienda y otros bienes,  en una Venezuela que, faltando poco, es la víctima privilegiada del morbo imperialista.

La celebración del anónimo entrevistado, obviamente, desafía cualesquiera consideraciones de naturaleza económica. Es evidente, fue uno de los ejemplos que citó, el ridículo precio de la gasolina en medio de la estridencia hiperinflacionaria que no cesará mientras haya dictadura, pero olvidó no sólo que la usurpación se reservó el derecho a aumentarla cuando le interese y como le dé la real gana, sino el altísimo costo que varias generaciones pagarán por la quiebra de una industria otrora pujante y ahora paradójicamente importadora del combustible. 
 
La gratuidad es un término engañoso y también peligroso, a pesar de su utilidad como comodín político. A mi modo de ilustración,  decimos de la educación pública gratuita para referirnos a sus beneficiarios, añadida toda una conquista histórica - mal que bien - centenaria que, en nada, está asociada a Chávez Frías y a su sucesor.  No obstante, por gratuita que se diga, absolutamente todos la sufragamos de un modo u otro.
 
Son muchas las falacias que prosperan o prosperarán, gracias a la temeridad de los voceros oficiales y oficiosos que, aún involuntariamente, contribuirán al  futuro discurso de victimización, cuando todo esto pase.  La versión que habrá será la del socialismo frustrado por terribles conspiraciones, que le garantizaba una extraordinaria calidad de vida a los venezolanos, en libertad y democracia, redentor de los pobres, pretendiendo confundir el testimonio de quienes literalmente lo hemos sufrido: hay que vivir y vivirlo para contarlo. 
 
La versión idílica, apuntará a una nostalgia de laboratorio políticamente rentable. La gratuidad será una leyenda de las tantas que abundarán, sólo para incautos.

blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com