De la marxo-tribalidad
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 05 de Agosto de 2019 06:00

altEl marxismo invocado y aplicado por todos estos años, en cualesquiera lugares del mundo, cuenta con una extraordinaria ventaja: suele evadírsele,

huérfano de todo cuestionamiento. Ha ocurrido y ocurre en Venezuela, por débil y parapetado que se exhiba, a favor de otros formidables recursos de distracción del esperpento político e ideológico que, por comodidad, llamamos chavismo.

Que sepamos, angulares de la escuela son nociones como las de la teoría del valor, la lucha de clases, la dictadura del proletariado y el partido que la conduce. No obstante, los consabidos marxólogos, marxistosos y marxianos del patio, evitan la discusión.   
 
De algo ha servido la constante campaña electoral del accidentado proceso político español, pues, en un esfuerzo que, significativa y paradójicamente, no le ha reportado dividendos inmediatos en las urnas, PODEMOS ha intentado actualizar el marxismo, haciendo caso de César Ruendeles que considera un reduccionismo la lucha de clases y recomienda a los autores liberales para meterle el diente a la teoría de valor, o de Carlos Fernández que reivindica al mismísimo Kant para dar cuenta de un renovado proyecto.
 
Extremando ad infinitum a Franz Fanon, lumpemproletarizando al país, surge en el XXI una boliburguesía y un pranato que claman por su supervivencia aún después de Maduro, con las diligencias del caso. La propia noción de clase social, en los términos de Marx, se ha ido al traste, con la generación de numerosas tribus sociales de la Venezuela post-rentista en feroz pugna por los despojos.
 
La violencia tribal, prefabricada por los órganos de (contra) inteligencia cubanos, añadido el obsceno eufemismo de las zonas de paz, constituye todo un monumento de ese marxismo modulado que, para salvarse como escuela, paradójicamente degeneró al degenerar la República misma. Por cierto, apela al falso supuesto de una polarización política, anunciando una guerra civil que no se dará, apostando, algo más que una amenaza,  por la definitiva y resignada somalización de lo que va quedando.

blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com