El crimen es salsa del régimen de Maduro
Escrito por Paciano Padrón | @padronpaciano   
Miércoles, 03 de Julio de 2019 01:51

altNo obstante que la muerte está pintada en el rostro del régimen opresor, que ha asesinado en estos 20 años a un número de los nuestros semejante o superior al que deja una guerra,

hay homicidios que marcan la perversidad del usurpador, como la masacre de Oscar Pérez y los asesinatos por torturade Fernando Albán y Rafael Acosta Arévalo, quienes estaban bajo custodia y responsabilidad del Estado. Este último encierra y lleva implícito un mensaje a los oficiales y soldados de nuestra Fuerza Armada Nacional, con el objetivo de reforzar el sometimiento a la dictadura: “Si te resbalas, pierdes”.

El mundo pudo ver, paso a paso, el asesinato de Oscar Pérez, la masacre brutal de este joven y sus compañeros de lucha que pretendían sembrar libertad. Luego, con horror, supimos del asesinato por tortura inclemente aplicada al Concejal Fernando Albán, quien luego de muerto fue lanzado desde el piso 10 del SEBIN, para simular suicidio. Ahora es la noticia del brutal asesinato por torturas del joven Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, apresado por la DGCIM tres días antes de su muerte. “El régimen de Maduro me lo mató y dejó huérfanos a sus hijos”, escuchamos decir con profundo dolor a Waleswka Pérez, viuda del brutalmente asesinado Capitán de Corbeta.

“Le dieron tantos golpes en la cabeza y en distintas partes del cuerpo, que no pudo resistir la tortura y perdió la vida”, confiesa también Waleswka Pérez, quien con el dolor que consume su alma, dijo: “Yo sabía que lo estaban torturando, y el juez lo vio en estado crítico”. 

Ante crímenes como los perpetrados contra Rafael Acosta Arévalo, Fernando Albán y Oscar Pérez no hay lugar para el silencio y la indiferencia; nadie puede hacerse el loco. Pronunciarnos y exigir justicia es lo mínimo que podemos hacer, todos debemos hacer por lo menos el mínimo. La inacción ante los crímenes de Maduro, de una u otra forma, nos hace cómplices. Que los venezolanoslevantemos la voz de protesta e indignación, yque los organismos internacionales pasen de la declaración formal a la acción, ya quede lo que se trata es de echar del país a los invasores que han tomado a Venezuela con la anuencia de Maduro, sacar a la guerrilla colombiana, al narcotráfico internacional, al Hezbolá y a otras manifestaciones del terrorismo mundial. Saquemos a los miles de soldados cubanos y de policías del G2 de los Castro que controlan odescontrolan el país.

La Sra. Bachelet, Alta Comisionada para los DD.HH. de Naciones Unidas, debe abocarse a investigar el asesinato deAcosta Arévalo; que determine quiénes con sus manos lo asesinaron, y que señale la responsabilidad mayor deMaduro, quien ha estimulado, permitido y amparado el crimen organizado desde el Estado, quien ha hecho de los organismos militares y policiales cuerpos de represión, tortura y asesinatos,y ha  organizado, armado y financiado a los colectivos de la violencia y la muerte, a los llamados colectivos armados, paramilitares al servicio del régimen, que persiguen y atacan a los opositores sin uniforme, para hacer ver que no son la FANB ni la policía las que atacan a los manifestantes opositores al régimen, sino que es el pueblo airado que reacciona contra los enemigos de la revolución. Los colectivos armados tienen licencia para matar y robar.

Más allá de esos tres nombres emblemáticos, Oscar Pérez, Fernando Albán y Rafael Acosta Arévalo, están los de los miles de asesinados en las calles, víctimas de la represión del régimen; están los de los centenares de miles asesinados por el sistema de impunidad reinante; están los de los millones que mueren de hambre, de desnutrición y de enfermedades curables, entre ellos los muchos que se suicidan al no encontrar camino. Salgamos del crimen, salgamos de Maduro. El crimen es salsa del régimen. 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com