Gran pacto de impunidad
Escrito por Pablo Aure | @pabloaure   
Lunes, 10 de Junio de 2019 00:16

altSi alguien me pregunta ¿cómo llegamos a este punto del desastre? La respuesta es sencilla dentro del complejo panorama: llegamos a esto por culpa de las mentiras y más mentiras.

Uno espera que el sistema comunista se base en mentiras porque así lo enseña la historia, pero la mayor tragedia es que en nuestro país, aquellos que dicen y juran que se “oponen” al régimen y dominan la Asamblea Nacional han copiado esa práctica a la perfección, son unos grandes mentirosos.

Maduró quizá salga por las “negociaciones” en Noruega, pero el régimen tratará de mantenerse, pues quizá lo que allí pudiera estarse negociando es el cese de la usurpación pero no el cambio del sistema. Todo lo contrario, estarían dándole nueva legitimidad a una serie de costumbres podridas que todos conocemos muy bien, y para eso, con toda seguridad estarán afinando un gran pacto de impunidad.

Desgraciadamente es un enigma la agenda de las conversaciones entre la vocería dominante en la Asamblea Nacional y la tiranía, por eso, la especulación es la que pulula en el ambiente.

Pensamos que parte de los acuerdos previos para viajar a Oslo es evitar hablar del R2P, del 187.11 o de la aprobación definitiva del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Lo aprobaron en primera discusión para disminuir el descredito del Frente Amplio al ser develada la tramoya de Noruega.

Oscuros intereses de la  AN

No somos ingenuos, simplemente hemos tratado de remar con lo que tenemos para alcanzar una solución, por desgracia, el pasar de los años desde aquel diciembre de 2015 donde pensamos que habíamos “ganado” la Asamblea Nacional, nos hemos dado cuenta que la misma obedece a interés oscuros. Ejemplo perfecto es aquella sesión donde inicialmente se contemplaba discutir la reincorporación de Venezuela al TIAR. Fue una coartada perfecta. Colocaron dos puntos 1.-El TIAR y 2.- El pago de los intereses de los bonos PDVSA 2020. Al TIAR, sin abrir la discusión, lo despacharon  a la Comisión de Política Exterior para que elaborara un informe. Mientras que el pago de los intereses de los bonos PDVSA, (más de 70 millones de dólares) y también sin abrir el debate,  acordaron cancelarlo inmediatamente, a pesar de que esa misma Asamblea Nacional en su momento, había declarado nula la reestructuración de la deuda en la que se emitieron los referidos bonos. 

Por cierto, nadie conoce el nombre de los tenedores de los bonos. Resulta que los promotores del pago alegaron que estaba en peligro la pérdida de CITGO. Vaya argumento. Al parecer olvidan que CITGO también ha sido dada como garantía por Rusia y ahora nos enteramos que con Noruega existe cierta relación. ¿Coincidencias? Solo el tiempo se encargará de aclarar lo que hubo detrás del pago de los intereses de los bonos 2020.

Siguiendo con la agenda legislativa, ya nadie puede dudar que las urgencias de los que fijan el orden del día, no van de la mano con las necesidades del común de la gente. Y eso que los diputados se hacen llamar representantes del pueblo. Pregunto: ¿era más urgente pagar los intereses de los bonos, que discutir la inclusión de Venezuela al TIAR? ¿Era más importante para esos diputados pagar 70 millones de dólares que invocar el R2P (Responsabilidad de Proteger a los Pueblos)? Insisto ¿esos tenedores de bonos cuyos intereses la AN acordó pagarles son más importantes que lograr la liberación de Venezuela? Las respuestas pueden tenerlas cada quien en su imaginación. Por eso diré, seguramente el eslogan ¡Vamos bien! Le cala perfectamente a los que se lucran y disfrutan de las mieles del poder, mientras que al común de los ciudadanos los problemas se le agigantan y cientos de miles siguen pensando huir de la tiranía y de sus cómplices.

Pescando desde los cuarteles

Hay un dicho común en Venezuela que reza “en río revuelto ganancia de pescadores”.

Eso mismo puede estar pasando ahorita sin que muchos se den cuenta y ante la gravedad de la situación, algunas caras no tan conocidas para la opinión pública pero si en el mundo militar, probablemente estén planificando pescar en rio revuelto.  

Así, mientras el presidente (en el papel) Juan Guaidó sigue sus recorridos, a todas luces preelectorales para sus cálculos, siguen moviéndose los muñecos. 

La agrupación que apoya a Guaidó tiene recursos suficientes para costear cualquier tipo de campaña. Pagar influencers que intenten descalificar a quien denuncie algunas prácticas no cónsonas con el clamor popular, que no es otro que salir de la tiranía. Es decir de este sistema de oprobio. Recordemos que manejan CITGO tan igual como la tiranía la manejaba. Sin ningún tipo de control.

Mientras cada quien está distraído en su quimera, es posible que se produzca un “cese de la usurpación” pero promovida por los mismos militares que han acompañado, antes al chavismo y ahora al madurismo, o sea, al raterismo. Y en definitiva lo más seguro es que sean ellos quienes negocien directamente con los americanos la entrega del poder.

Esperemos que en ese momento surjan interlocutores válidos para entenderse con los gringos, porque para reconstruir a Venezuela hará falta instaurar en el país un verdadero Plan Venezuela con la presencia de fuerzas militares que garanticen la estabilidad. Desde luego, nada de eso será gratis, algo se tendrá que sacrificar.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com