El alma socialista
Escrito por Nicomedes Febres Luces   
Viernes, 24 de Mayo de 2019 06:09

altEsta discusión sobre si esta tragedia es provocada ex profeso por los socialistas o comunistas, que para mí son lo mismo, o si es obra de su despampanante incompetencia,

la he meditado porque los libros que he leído no lo dicen.

Me jacto de haberlos conocido toda la vida, desde la primera juventud y haberlos combatido a niveles que no debo contar y sin jamás haber tenido ni un instante de debilidad en esa lucha por la democracia y la libertad. Además he leído cualquier cantidad de libros sobre el tema y el haber meditado sobre lo mismo me ha permitido entender que todo es más complejo que esa simple dicotomía entre maldad e incompetencia innatas.

Cuando jóvenes, mis amigos comunistas, casi todos muertos tempranamente, eran hombres que creían en la justicia social y la igualdad entre los hombres, pero la experiencia, la realidad y la vida se encargaron de demostrar que eso era solo una utopía, pero ellos siempre se sintieron moralmente superiores al resto de los mortales, por aquello de los valores humanos socialistas que creían defender. Hoy puedo decirles que la inmensa mayoría de ellos, que no murieron entonces, jamás, pero jamás han sido chavistas, al revés, se sienten avergonzados de haber sido alguna vez socialistas y perder parte de su vida.

La caída del Muro de Berlín fue la más palpable demostración científica que esa visión del mundo era errada y por eso nunca fueron chavistas. El hecho que la fortaleza militar soviética fuese nuclear les hizo creer antes de la caída del Muro de Berlín que había algún grado de desarrollo social en las sociedades socialistas, pero no, al caer la Cortina de Hierro supieron que ese desarrollo militar era debido al hecho que los rusos se llevaron para su país, en calidad de esclavos, a casi todo el personal científico alemán que trabajaba en el desarrollo militar y energético teutón en una ciudad subterránea llamada Leuna, que consumía más combustibles que la propia Berlín y quedaba también en Prusia, que en la división de Alemania de post guerra quedó en la zona soviética bajo control ruso. Con esos científicos armaron hasta su campaña espacial.

Del resto de las actividades humanas, la sociedad soviética fue prácticamente medieval y por eso cayó el comunismo. Los más pícaros obviaron esa verdad y decidieron acompañar a la logia militar del 4 de febrero porque ya no tenían opción política real de poder fuera de esta aventura militar. Luego los militares les dieron una patada por el rabo o los terminaron de corromper. Por su parte, los militares solo son militares y valen solo por las armas que portan, pero dudo que alguno de ellos haya leído ni siquiera el Manifiesto Comunista, que vino a ser como el catecismo de Ripalda para los católicos y no la Biblia. Tanto el Manifiesto como Ripalda son pura paja y que me perdone el señor Ripalda por ofenderlo con la comparación. El otro escenario es el espiritual, donde dentro del chavismo reina el resentimiento, porque allí son amargados por feos, por infames, por flojos y fracasados, por tener una infancia de maltratos, de violaciones, por estar repletos de envidia y mediocridad. Y así se sumaron todos los delincuentes y resentidos de este país a ese movimiento, y si algún ignorante los sigue es porque pesa más en su alma la conveniencia de robar del tesoro público , o haber sido un simple truhán socialista sin valores morales. Del resto, es un lumpen que se suman a quienes les dé una caja de clap, eso es todo el chavismo.

Por supuesto, hay un plan de toma del poder venido desde los tiempos de Lenin y Stalin a través de una institución que se llamó en la era soviética el Comintern, y en esa toma del poder el resultado económico, social y cultural fue siempre el mismo: miseria, represión, censura, racionamiento, ignorancia y el cartón completo que ahora estamos viviendo. Aspirar al éxito de una sociedad socialista, es como creer que con ciruelas pasas usted va a crear un batido de lechosa. Falta en la ecuación los ignorantes que por creer que no había nada peor que Irene y Alfaro Ucero, votaron por estos forajidos, y lo peor es que no se arrepienten y creer que tienen derecho a seguir teniendo opiniones propias, en vez de acatar a los que les dijimos que con la arrechera no se va a ningún lado. Lo peor de los brutos o los imbéciles es que nunca se dan cuenta que lo son. ¿Hablé claro o no?

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com