Sin gasolina
Escrito por Williams Caballero | @wcaballerolopez   
Viernes, 17 de Mayo de 2019 05:54

altIba a tratar otro tema en esta columna de opinión, sin embargo antes de venir a escribir tuve que hacer un periplo

y  una larguísima cola para poder abastecer de gasolina a mi vehículo. 

Nuevamente se aprieta la escasez de combustible en el estado, como en varios puntos del país, lo que dibuja trágicamente la realidad del fracaso del régimen actual venezolano y del fiasco que ha significado una supuesta revolución que empeoró la vida de más de 30 millones de venezolanos, mientras enriquecía a unos pocos privilegiados. 

La crisis venezolana  se mide justamente en un país rico en tierras, pero que se muere de hambre; en un país rico en petróleo, pero donde no hay gasolina. Un país rico en agua dulce subterránea, pero donde miles de poblaciones se mueren de la sed. 

Este es el mayor fracaso de un modelo que tomó un país rico y lo pulverizó en todos los sentidos. Qué vació los anaqueles de los supermercados, que dejó desolación en los campos que antes estaban cosechados, que vació las arcas de la república y cerró el chorro de petróleo que antes oxigenaba toda la economía nacional. 

Este sistema sólo avanzó en la fabricación de pobreza, de hambre, de miseria, y sólo resaltó por cercenar derechos, intimidar a los opositores, y por engañar a millones de personas dentro y fuera del país, y sobre todo por violar los Derechos Humanos de millones de venezolanos.

La destrucción de Pdvsa, que era una de las principales empresas petroleras del mundo, ha dejado como resultado que en el país no tengamos gasolina, ni demás derivados del petróleo. 

¡Caos total! Y es que a Nicolás Maduro le quedó grande el país, y su sistema de gobierno quedó sin gasolina, sin oxígeno, y sin capacidad de respuesta. En otras palabras él no puede gobernar, porque no tiene ni la capacidad, ni el ambiente que le permita hacerlo, él representa la ingobernabilidad, no puede hacer nada, solo terminar de irse del poder y permitir que Venezuela se levante con un sistema de gobierno diferente y alejado a lo que éste y su gente representan.

La solución en el país es que se consuma el cese de la usurpación y que se instale, con todo el poder que implica, el Gobierno de Transición, que será llamado a iniciar el proceso de rescate nacional. 

Maduro haga lo que haga no podrá solventar la crisis venezolana, el agua le llegó al cuello. Solo el liderazgo y la fuerza de la institucionalidad y constitucionalidad que soporta a Juan Guaidó es el camino para que Venezuela venza los problemas actuales.

Guaidó es la esperanza para una Venezuela libre, de progreso y desarrollo. Guaidó en Miraflores será como la gasolina que ponga a  mover toda la economía nacional, que permita arrancar la productividad venezolana, que le regrese las ganas de vivir, de luchar y de soñar a todos los venezolanos de este país. 

Y esa gasolina también la representan todos los venezolanos que seguimos aquí, haciendo, luchando y esforzándonos para un mañana mejor. ¡Sí se puede!

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com