Del parlamento y la desautorización moral de la dictadura
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 13 de Mayo de 2019 00:00

altHerencia cultivada, los actuales elencos del poder establecido suelen recordar los antiguos allanamientos a la inmunidad parlamentaria realizados en los tiempos iniciales

de la democracia representativa.  

Tergiversando los hechos y su debida contextualización, obviando hábil y convenientemente el caso de Salóm Meza Espinoza, quizá por originarse en el secuestro de William F.  Niehous o por los textos que produjo Luis Beltrán Prieto Figueroa, quizá algún día se atrevan a invocar el de dos parlamentarios afectados por la comisión de delitos comunes (uno, por tráfico de drogas y, otro, si mal no recordamos, por asuntos bancarios, entre los ’80 y ’90 del ‘XX), pues, se atreven a reivindicar a Ilich Ramírez.

alt

El revanchismo político, hoy dice legitimarlos. Y, sin contemplación alguna, también pasan la factura a los diputados de la actual oposición que, sencillamente, no existían o comenzaban la escolaridad en los años ’60.

Nadie, en su sano juicio, se atreve a asegurar una versión idílica del segundo gobierno de Betancourt que, además, enfrentó toda una insurrección evidentemente armada que tuvo sus expresiones en el seno mismo del entonces Congreso Nacional. Puede decirse que tardó pacientemente en allanar la inmunidad de senadores y diputados comprometidos con la subversión y, a la vez, la conspiración sistemática en las Fuerzas Armadas, pues, el caso de Eloy Torres fue harto evidente o la tragedia de El Encanto, imposible de ocultar.

Hubo errores, ciertamente, pero la detención y remisión de los parlamentarios del PCV y del MIR al Cuartel San Carlos, no significaba el aislamiento, la incomunicación con sus abogados o los propios parlamentarios que quisieran visitarlos y constatar las condiciones de reclusión en las que se encontraban.

Huelga comentar las condiciones actuales de literal secuestro de los diputados Juan Requesens, Gilber Caro o Edgar Zambrano, faltando poco, allanados por un órgano espurio y distinto al parlamento.  Por consiguiente, versamos sobre una dictadura sin autoridad moral alguna.

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com