El punto insostenible
Escrito por Nicomedes Febres Luces   
Lunes, 22 de Abril de 2019 06:44

altEsta semana he estado un poco aislado del problema del país y es comprensible por la severidad de la pésima calidad de vida cotidiana dada por este desgobierno de maduro

que quiere que actuemos como perros de Pavlov cuando llega el agua o la luz, además de ser la Semana Santa, pero eso me da ratón moral pues lo más importante siempre es la patria.

Y ayer leyendo un libro editado por El Nacional y coordinado por mi querido amigo Elías Pino titulado Juan Vicente Gómez y su Época encuentro una explicación en un artículo de mi querido Diego Urbaneja sobre el apoyo del gobierno norteamericano a Juan Vicente Gómez en 1908 cuando éste desbanca del poder a Cipriano Castro y la razón fue la loqueadera de Castro con la deuda externa y su enfrentamiento a los países europeos y traté de buscar alguna similitud con la situación actual en nuestro país.

Por supuesto el Cabito trató de ser un líder del tercer mundo en aquella época y retó a los poderes mundiales democráticos y si hubiese sucedido unos años después creo que el Cabito se hubiese declarado socialista marxista leninista para justificar su existencia. En este ajedrez político maduro trató de involucrar a Rusia, Irán o China y con eso hizo del mal gobierno de Venezuela un problema del mundo global. Fue así que Gómez comenzó a representar la sumatoria de los enemigos que fue creando torpemente el cabito Castro y llegado el momento todo fue júbilo cuando fue desplazado del poder unos días después de salir de viaje para operarse de la próstata en Alemania, lo cual era un contrasentido con un país invasor del nuestro.

Esa sensación de júbilo es lo que sucederá cuando maduro abandone el poder. Haber metido maduro a los enemigos de la democracia (Cuba, Rusia, China) en Venezuela para tratar de consolidar su gobierno llevó la situación nacional a un punto de no retorno en la necesidad de la intervención norteamericana. Y es posible que vengan grandes cambios políticos irreversibles en todo el continente, incluso con la salida de los comunistas del poder en Cuba y Nicaragua. De no hacerlo, el continente se le transformará a los norteamericanos en su mayor dolor de cabeza y si ellos ganaron la guerra contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría contra los comunistas, no pueden venir a perder la paz como unos pendejos. Por supuesto, dado que pienso, siento y actúo como cirujano, siempre preferiré la cirugía radical para solucionar los problemas y sin dejar célula maligna sin extirpar, o sin oportunidad de dar de baja a ninguna célula maligna como diría un militar, y por eso no perdí a ninguna paciente gracias a Dios, que son como las naciones. Desde luego, los tiempos han cambiado tanto que si alguien es diferente a Gómez es el joven Guaidó, pero si los ados de la libertad y la democracia lo eligieron por razones que ignoro, para qué carajo me voy a poner a pensar en pajaritos preñados y hacer objeciones. Simplemente Viva Guaidó y adelante, como decían con Gómez: Viva Gómez y adelante con su lema: Orden, Paz y Trabajo. Sí Señor, Anjá. Vean pues.

alt

Fuente: FB del autor 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com