Los retrocesos políticos y humanos en esta Venezuela siglo XXI
Escrito por William Anseume | @WilliamAnseumeB   
Sábado, 16 de Marzo de 2019 07:18

altEl titulo da para un tratado. Resumiré consideraciones, basado en un texto de Pedro Grases que compendia documentos fundamentales de nuestra historia política fundacional:

Pensamiento político de la emancipación venezolana. Son documentos, como todo el libro, de sumo valor, que no dejan de maravillarme, de sorprenderme. Me concentraré en los iniciales, aquellos atribuidos a Pedro Gual, José María España y a Juan Bautista Picornell, para apreciar la magnitud de nuestro retroceso, mejor, la nada grata parálisis política y del pensamiento general de estos últimos años aciagos en nuestro país.

La primera consideración de Grases que se percibe llamativa acerca de esos textos del siglo XVIII y esos estupendos fundadores es el reconocimiento: “sin antecedentes que permitiesen preverlo, esta porción de América, encabezada por la ciudad de Caracas, da al mundo hispánico una generación de personalidades de primer orden, cuyo conjunto es expresión de madurez evolutiva en los aspectos sociales e intelectuales…”. A continuación los nombra. Realmente impresiona la lista por la calidad de su pensamiento profundo. Concluye esa parte Grases: “… estas tierras han vivido en su transcurso histórico un proceso de perfeccionamiento y desarrollo que nos obliga a estimar las fuerzas componentes del ´habitat´ colonial como centro de valor singular para la formación de ciudadanos de altísima calidad humana”. Caben perfectas las preguntas: ¿Qué nos pasó? ¿Por qué en lugar de avanzar, de darle continuidad a esos pensamientos, nos situamos en este retroceso agónico, en este acabamiento que nos arrastra, nos jala a siglos atrás?

De 1797 son la “Proclama a los habitantes libres de la América española” y el “Discurso preliminar dirigido a los americanos”. Abre la proclama con preguntas que podríamos hacer hoy en alguna esquina venezolana: “¿Hasta cuándo vuestra paciencia aguantará el peso de la opresión que crece todos los días? Hasta cuándo besarés servilmente el látigo con que os azotan? ¿Y hasta cuándo la esclavitud en la que vivís os parecerá honor y gloria? ¿Tenéis gusto en vuestra miseria?” Otra cita evoca, desde tan lejos, nuestra realidad actual: “Los desiertos, la soledad, y el silencio son las consecuencias de la Tiranía en todo el universo”. Grave. Hay más. Los autores hablan de “…los horrores del despotismo”, y de que. “… no hay derecho alguno que no se halle atropellado, ni género de atentado, de violencia, ni de atrocidad que no se haya cometido”. Se preguntan, como hoy: “¿No gemimos todos bajo el yugo de la opresión? Y más. “El honor en los Estados despóticos, consiste en ser un ciego instrumento de la voluntad caprichosa y opresiva del tirano”. “La nación que ha perdido el derecho de elegir sus funcionarios públicos, ha sufrido ya el mayor ultraje que puede hacerse contra su dignidad”. “Contribuyamos todos, con nuestras luces, con nuestras haciendas, con nuestras vidas, al restablecimiento de la felicidad general”.

Continúa un documento cuyos artículos, al decir de Grases: “… son mucho más radicales y violentos que los que constan en la Constitución francesa de 1791”:

De esos “Derechos del Hombre y del Ciudadano” extraigo los siguientes, por su valor en cuanto a lo que ahora nos ocurre respecto de los DDHH: 

“La necesidad de dar a conocer sus derechos supone, o la presencia, o el reciente recuerdo del despotismo”.

“Todo individuo que usurpe la soberanía, sea al instante muerto por los hombres libres”. 

“La resistencia a la opresión, es la consecuencia de los otros derechos del hombre”.

“Hay opresión contra el cuerpo social, al punto que uno solo de sus miembros es oprimido, y hay opresión contra cada miembro en particular, a la hora que la sociedad es oprimida”.

“Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es para éste, y para cada uno de sus individuos, el más sagrado e indispensable de los deberes”.

¿Qué nos pasó?

Nos corresponde, indudablemente, es obligante, librarnos de la tiranía, nuevamente, refundar la república con gruesas miras en la libertad de los ciudadanos. Vueltos a situar, así, como estamos, en este recurrente comenzar. 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com