Régimen madurista se dobla para no quebrarse
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 09 de Marzo de 2019 06:46

altCumplir con lo que se promete sin importar los riesgos que se puedan correr y las consecuencias que se puedan sufrir, es demostrar valentía y coraje que fortalecen los liderazgos.

Juan Guaidó después de una gira por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador, con su arribo el lunes 4 de marzo por el aeropuerto de Maiquetía, demostró que todas sus actuaciones dejan claro que sabe lo que hace y porque lo hace, marcando siempre la ruta del fin de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres cuando estén dadas las condiciones. Es decir, un nuevo CNE, limpieza del registro electoral, sin inhabilitaciones y supervisión internacional. Sin esas condiciones las elecciones no serían creíbles.

No es ninguna pendejada estar metido en esos zapatos o mirarse en ese espejo antes del lunes 4 de marzo 2019. Con motivo del regreso de Juan Guaidó a Venezuela Nicolás Maduro tenía solo dos opciones, meterlo preso como lo anunció frente a sus seguidores en cadena de radio y televisión, o tomar en serio las palabras de los representantes del gobierno estadounidense, la Unión Europea y el presidente de Panamá quizás en nombre del Grupo de Lima, cuando advirtieron que si al presidente Juan Guaidó o a su familia le tocaban un pelo, habría consecuencias.

En ese sentido y de acuerdo con esas dos opciones que estaban sobre la mesa cuando llegara el presidente Juan Guaidó, como no lo metieron preso tal como dijo maduro en cadena nacional frente a sus seguidores y lo ratificara Diosdado en su programa con el mazo dando, precisando que García Carneiro tenía todo el operativo montado para echarle el guante cuando llegara por el aeropuerto de Maiquetía pero Guaidó entro sin problemas, muestran una una debilidad muy fuerte de Maduro frente a los pocos venezolanos que todavía le quedan y con los chulos del comunismo internacional que verían en peligro la  nómina por donde cobran.

La otra opción que significaba no meterlo preso como efectivamente ocurrió, es porque Maduro paró bolas a las amenazas de Trump, Pompeo, Bolton y Marco Rubio, quienes con mucha fuerza afirmaron que si a Guaidó y su familia les tocaban un pelo sería la ultima decisión que tomarían. En ese sentido no es fácil para un régimen por muy bocón que sea, que la nación mas poderosa del mundo en lo económico y con la tecnología militar mas avanzada te diga que si haces una vaina te van a castigar con sanciones que pudieran alcanzar una intervención militar. 

Sin embargo, posteriormente el responsable para América Latina de Rusia, declaró que habían recomendado a Maduro no detener a Guiado para evitar que EEUU iniciara una intervención militar en Venezuela. Mientras que, Maduro el 5 de marzo desde un cuartel militar donde condecoró a varios oficiales por su “triunfo” al impedir la entrada de la ayuda humanitaria, dijo que ellos no iban a caer en provocaciones. Tanto la expresión del delegado ruso y las de Maduro, dejaron bien atrás aquello de que Rusia no permitiría una intervención militar en Venezuela y aquellos gritos a todo pulmón que harían tragar tierra a quienes pusieran una bota en nuestro país    

Pero, como la mayoría de las veces el estilo diplomático habla para decir lo que no piensan hacer sino para que la gente lo crea, pudiera estar ocurriendo que hayan negociaciones por debajo de la mesa bien secretas al margen de las partes que supuestamente están enfrentadas y que solo las conocen quienes participan en ellas, tal como ocurrió con la llamada crisis de los misiles cuando la Unión Soviética dejó a Fidel Castro en 1960  como la guayabera, que solo se enteró cuando los soviéticos estaban desarmando los misiles para llevárselos. Esos escenarios son como el país de Alicia.   

En ese sentido queremos precisar que en todos los escenarios que se avizoran no aparece ninguno que pueda asomar la posibilidad de la permanencia de la usurpación. Con las palabras del presidente Guaidó afirmando claramente que el único dialogo sería para fijar fecha y condiciones para terminar con la usurpación, ha dejado mudo a los que insistentemente a cada rato decían por los medios y las redes que había que sentarse a dialogar con el régimen para obligarlo a realizar elecciones presidenciales, buscando repetir escenarios pasados que solo sirvieron para dar oxígeno al régimen y alargar su permanencia.

No hay ninguna duda que por  mucho que se doblen en cualquier momento se “quiebran”.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  

 

 

 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com